viernes, 29 de agosto de 2008

Treboles

En un campo como tantos otros, había un montón de tréboles, todos de tres hojas. Entre ellos había relaciones como la que tenemos los humanos entre sí: amistades, devociones, admiración, atracción… hasta que un día, dos tréboles se enamoraron por completo: sus tallos temblaban al despertar cada mañana y contemplarse el uno al otro. Los tréboles querían ser uno solo, pero sabían que no era posible: eran dos flores diferentes y no podían convertirse en una! Y además, había cosas que hacían que entre ambos hubiese roces y enfados…
Pasó el tiempo, y los tréboles estaban más y más enamorados; hasta que un día, ya llenos por completo el uno del otro, decidieron dejar morir su parte negativa, el miedo, que era lo que hacía que se separasen el uno del otro. Cuando por fin pudieron dejar que muriese esa parte, con ella murió también una de sus hojas, y entonces, por fin, se fundieron en un solo tallo, formaron un trébol de cuatro hojas.
Hay muy pocos tréboles que consigan llegar hasta los límites del Amor, pero son su máxima expresión. Desde entonces, se dice que los tréboles de cuatro hojas traen buena suerte, por que ésta no es otra cosa que el Amor puro. Y por eso, cuando encuentras uno, es que estás preparado para esta gran aventura de amar, y si alguien te lo regala… es que está invitándote a compartirla.
 Los tréboles de cuatro hojas son una mutación genética. Según los expertos, la probabilidad de encontrar un «trébol de la suerte» de forma natural entre otros tréboles normales de tres hojas es de aproximadamente una entre 10.000.


--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

jueves, 28 de agosto de 2008

Remordimiento

El remordimiento



- El remordimiento es como la mordedura de un perro en una piedra: una tontería.(Nietzche)




Hay que entender que el maestro se refería al remordimiento predicado por la moral cristiana, un remordimiento que según el era sin sentido y contra un dios que había muerto. En la genealogia de la moral el filosofo aleman describe como la moral se origina a partir de una relacion deudor- acreedor mediante la cual constantemente estamos creyendo que le debemos algo a dios y por tanto este es el origen del remordimiento y del pensar que hemos pecado gravemente. Por ello para el maestro esta relacion de sumision que ha implantado el cristianismo en la sociedad occidental ha sido la principal causa de que no se desarrolle el super hombre y de que las diferentes sociedades no puedan progresar y cambiar por que no ha permitido que los hombres desarrollen nuevas formas de pensamiento y ha hecho que la ciencia se estanque.



Aun que bueno esta frase es cuestionable en algunos puntos aun que no deja de ser bastante llamativa.



--

Jaume Guinot

Ciudadano del mundo

http://www.adaip.es

miércoles, 27 de agosto de 2008

El espejo

Clicar para ver
Merece la pena la reflexión

Espejo

martes, 19 de agosto de 2008

Carrera de sapos

Una carrera de sapos
 
Érase una vez una carrera de sapos en el país de los sapos. El objetivo consistía en llegar a lo alto de una gran torre que se encontraba en aquel lugar. Todo estaba preparado y una gran multitud se reunió para vibrar y gritar por todos los participantes. En su momento se dio la salida y todos los sapos comenzaron a saltar. Pero como la multitud no creía que nadie llegara a la cima de aquella torre pues ciertamente, era muy alta, todo lo que se escuchaba era: "no lo van a conseguir", qué lástima, está muy alto, es muy difícil, no lo van a conseguir". Así la mayoría de los sapitos empezaron a desistir. Pero había uno que persistía, pese a todo, y continuaba subiendo en busca de la cima.
La multitud continuaba gritando: "es muy difícil, no lo van a conseguir", y todos los sapitos se estaban dando por vencidos, excepto uno que seguía y seguía tranquilo cada vez con más fuerza. Finalmente fue el único que llegó a la cima con todo su esfuerzo. Cuando fue proclamado vencedor muchos fueron a hablar con él y a preguntarle como había conseguido llegar al final y alcanzar semejante proeza. Cual sería le sorpresa de todos los presentes al darse cuenta que este sapito era sordo.
Sé siempre sordo cuando alguien duda de tus sueños.


--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

martes, 5 de agosto de 2008

La table esmeralda

Verdadero, sin falsedad, cierto y muy verdadero:
lo que está de abajo es como lo que está arriba,
y lo que está arriba es como lo que está abajo,
para realizar el milagro de la Cosa Unica.
Y así como todas las cosas provinieron del Uno, por mediación del Uno,
así todas las cosas nacieron de esta Unica Cosa, por adaptación.
Su padre es el Sol, su madre la Luna,
el Viento lo llevó en su vientre,
la Tierra fué su nodriza.
El Padre de toda la Perfección de todo el Mundo está aquí.
Su fuerza permanecerá íntegra aunque fuera vertida en la tierra.
Separarás la Tierra del Fuego,
lo sutil de lo grosero,
suavemente,
con mucho ingenio.
Asciende de la Tierra al Cielo,
y de nuevo desciende a la Tierra,
y recibe la fuerza de las cosas superiores y de las inferiores.
Así lograrás la gloria del Mundo entero.
Entonces toda oscuridad huirá de ti.
Aquí está la fuerza fuerte de toda fortaleza,
porque vencerá a todo lo sutil
y en todo lo sólido penetrará.
Así fue creado el Mundo.
Habrán aquí admirables adaptaciones,
cuyo modo es el que se ha dicho.
Por ésto fui llamado Hermes Tres veces Grandísimo,
poseedor de las tres partes de la filosofía de todo el Mundo.
Se completa así lo que tenía que decir de la obra del Sol.

--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

lunes, 4 de agosto de 2008

LIMITES PERSONALES

LIMITES PERSONALES
¿Sientes que las personas abusan de ti?
¿Que no puedes decir NO cuando te piden algo?
o
 ¿qué no te hacen caso,
ni le dan importancia a tus cosas,
que no te respetan?
Todo esto sucede por que no ponemos limites en la relación con los demás. Esta relación puede ser trabajo, amorosa, amigos, hijos, etc.
Nosotros generalmente no establecemos nuestros límites de una forma entendible y conciente, sino que los vamos estableciendo dependiendo de la forma en que permitimos que nos traten.
Pero esta actitud puede causar problemas, pues hay personas a las que hay que expresarles cuales son nuestras fronteras de una forma clara e inequívoca.
La gente no adivina lo que nosotros queremos o lo que pretendemos que hagan.
Esperar que nos adivinen nos puede ocasionar problemas, es mejor hablar claro. Por ejemplo: Si no te gustan la forma de bromear de alguien contigo tienes que hacérselo saber porque sino esta persona continuara bromeando de la misma forma, aunque a ti no te guste. 
Cuando nuestros limites son violados, nos corresponde a nosotros, aclarar la situación con quien los invade.
Estos límites se ven fortalecidos, cuando aprendemos a decir si a algunas situaciones o a decir no a otras.
El poner límites no tiene que ver nada con la agresividad ni es un acto de violencia, sino que consiste en ser sinceros cuando se pide que se nos respete.
Recuerda que hay que ser diplomáticos para no herir a los demás en algunas circunstancias.
Toda relación por intima que sea tiene que tener límites o parámetros.
Para poder establecer relaciones que nos sean satisfactorias y para poder arreglar las conflictivas, es necesario examinar nuestros límites. La gente llega a abusar de nosotros hasta donde nosotros mismos les damos permiso.
Hay límites físicos y limites emocionales.
Limites físicos todos los tenemos y nos distinguen entre unos y otros. Estos son los que nos protegen de posibles invasiones o agresiones del exterior, nuestro limite mas claro es nuestra propia piel. Por ejemplo: yo se a quien permitirme que me acaricie, quien me de la mano o un beso en la mejilla, si vamos caminando por una calle y viene otra persona desconocida o no agradable nosotros nos hacemos a un lado y si es posible, que no nos toque, pero si esa persona es un amigo nos paramos saludamos y nos tocábamos. Tú decides cuando miras a los ojos a una persona, cuando y donde te dejas tocar, a quien le damos amistad a quien no, etc.
Limites emocionales
Estos por un lado nos separan de los demás y por otro nos protegen de las agresiones y también nos sirven para un intercambio con otros. Sirven de frontera donde tiene lugar nuestro encuentro.
Tu decides como deseas que los demás te traten, por ejemplo que bromas acepto y cuales no, para que pueden contar conmigo y para que no, que puedo tolerar y que no, etc.
Hay límites que fomentan el desarrollo y la madurez mientras que otros la obstaculizan.
A veces somos demasiado radicales y no comprendemos y otras veces demasiado flojos.
En nuestros limites en general podemos ser claros, flexibles, rígidos, y difusos.
Tus limites personales pueden alejarte o acercarte a las personas, mejorar o entorpecer las relaciones interpersonales.
¿Pones tus limites claros o dejas que alguien mas los ponga por ti?


--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

sábado, 2 de agosto de 2008

OSOS DE PELUCHE

OSOS DE PELUCHE
Si uno protegiera el Cañón del Colorado de las tormentas de viento, jamás podría apreciar la belleza que ellas esculpen a su paso.
                                 Elizabeth Kubler Ross
Mi hija mayor y yo estábamos lavando sus ositos de peluche, con los que solía jugar de muy pequeña. Ella acaba de separarse de su esposo, con quien estuvo casada siete años, y nosotras estamos lavando sus osos de peluche.
La semana pasada la ayudé a instalarse en su nuevo departamento. Nunca ha vivido sola, de manera que está luchando con todas sus fuerzas por adaptarse a su nueva vida, ella y sus ositos.
A propósito de los osos de peluche, mi hija acaba de contarme que ayer, en la lavandería, conoció a dos ancianas de unos ochenta años. Una de ellas, casualmente, estaba lavando sus osos de peluche y le explicó una técnica especial para su lavado.
-Tienes que colocarlos dentro de la funda de una almohada y asegurar el extremo con un alfiler de gancho. El lavado automático hará el resto, y verás qué limpio y mullido queda el peluche.
A continuación, la anciana le contó a mi hija que desde que su esposo murió, cada vez que la soledad y la ansiedad la invaden, se aferra con fuerza a sus osos de peluche, apretándolos contra el pecho y la cara, y así supera el momento de opresión. Según la anciana, sus osos de peluche siempre la comprenden.
En tanto seguían conversando, mi hija le comentó a la anciana que siempre había querido lavar sus osos de peluche pero, en realidad, temía que el lavado los estropeara. Ella estaba encantada con esa mujer y su sabia técnica acerca del cuidado de los peluches, y no perdía una sola palabra de lo que ella le comentaba. Antes de agradecer sus consejos a la sabia anciana, mi hija le confió que acababa de separarse y que estaba poniendo en condiciones su nuevo departamento.
Al escuchar esas palabras, la mujer le dijo que si ella fuera su propia hija, de ninguna manera le permitiría vivir sola, sino que se la llevaría a vivir con ella a su casa. Yo habría querido confesarle a mi hija que compartía los sentimientos de aquella mujer pero, por otro lado, sabía que era necesario que mi hija aprendiera a abrirse camino en la vida por sus propios medios. A pesar de que yo también deseaba protegerla contra la adversidad, en el fondo de mi corazón sabía que eso no era lo mejor para ella.
A veces, cuando se trata de un hijo, hacer lo correcto es lo más difícil. Cuando veo a mi hija luchando por sostenerse, económica y emocionalmente, siento que cada fibra de mi corazón se quiebra a pedazos. En esos momentos tan difíciles siento deseos de llevármela conmigo y de acompañarla a su habitación para arroparla en la cama, junto con sus queridos ositos.
Era una niña muy bonita y lo es todavía. Para mí es difícil pensar que es una mujer de veintiocho años. Ya hemos terminado de lavar sus osos de peluche, y ahora se encuentra camino a su propia casa. Todos sus peluches están relucientes, cada uno de ellos listo para comenzar una nueva vida con ella. Se que mi hija los tomara en sus brazos y los presionará con fuerza contra su rostro, durante las muchas noches y días que le esperan y que ellos le brindaran calor. Sus osos de peluche la escucharán con atención, como sólo ellos saben hacerlo, secarán cada una de las lágrimas y le devolverán cada uno de sus abrazos y cada una de sus sonrisas.
Queridos Osos de Peluche : Cuiden mucho a mi pequeña. Denle todo su amor. El mundo, a veces puede ser un lugar muy peligroso. Llévenla de la mano, abríguenla por la noche y no dejen de recordarle que sus padres y hermanas la amamos con todo el corazón. Ayúdenla a encontrar esa pequeña porción dentro de ella que le proporcione la paz que ustedes le brindan; esa porción cálida y mullida que nos hace "saber" que todo estará muy bien, que mañana será un nuevo día, y que todas las respuestas que buscamos están dentro de nosotros mismos. Háganle saber que el tiempo todo lo cura, que después del dolor viene el crecimiento personal y que el temido hombre de la bolsa ya no la acecha.
Que tengas dulces sueños, hija querida. Que la luz del sol de tus mañanas y el resplandor de la luna en tus noches sequen todas esas lágrimas y consuelen tu corazón y tu alma. Mi pequeña, deseo que cada nuevo amanecer te brinde una alegría infinita y mucha paz, como la que te dan tus pequeños osos de peluche.
                                                     Jean Bole
Del Libro Chocolate Caliente para el Alma


--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es