jueves, 30 de abril de 2009

Paz duradera

Cuando tú odias a los que odian, te conviertes en otro odioso; cuando tú criticas a los que critican, eres otro criticador; cuando tú matas a los que matan, eres otro asesino.
Así de simple es. No importa qué tipo de creencias tengas, ya sean políticas, religiosas o sociales; si estás actuando inconscientemente y siguiendo esas creencias llenas de miedo o rencor, instantáneamente te estarás convirtiendo en un generador de odio y en un propulsor de violencia.
La paz nace en tu corazón.  No importa la edad que tú tengas, ni lo que a ti te haya sucedido. El pasado ya pasó, déjalo a un lado.  Lo importante es lo que siembres hoy en tu mente y en tu corazón porque será lo que cosecharas mañana. 
Si empezamos a unirnos mano a mano, corazón a corazón, en el amor podremos ser verdaderos sembradores de paz; no necesitamos estar en contra de ninguna creencia, porque por más esfuerzo que hagamos no podremos cambiar a quienes por estar dormidos no quieren cambiar.
Recuerda, que así intentemos mil veces, y tratemos por todos los medios de hacer cantar a un marrano éste no lo va a hacer, pero si tercamente insistimos en hacerlo cantar, el marrano se molestará y nos hará daño, por eso hoy, fluye en el amor y centra tu atención en dar lo mejor que está en tu corazón para que se comience a dar el cambio que quieres ver en el mundo.  Este cambio se dará solamente cuando despertemos de nuestra inconsciencia y elijamos pensar, hablar y actuar con amor. En ti está el poder de elegir y ser parte activa de la construcción de una paz duradera
Graciela E. Prepelitchi
Tus experiencias siempre responden a una ley cósmica que decreta: "De lo mismo que tu das, recibes".

miércoles, 29 de abril de 2009

Conoce los pasos básicos para meditar

La meditación describe la práctica de un estado de atención concentrada sobre un objeto externo, sobre un pensamiento, sobre la propia consciencia o sobre el propio estado de concentración. Meditar cada día te ayudará a reducir el estrés y además puede ampliar tu visión de la vida.
Existen muchos métodos de meditación.
Aquí tienes uno en ocho pasos muy sencillo de hacer:
Paso 1.
Busca un lugar tranquilo donde nadie te moleste al menos por 15 minutos. Apaga la televisión y cualquier otro aparato que pueda hacer ruido.
Paso 2.
Pon una luz tenue o unas velas perfumadas. Si quieres puedes encender
un incienso que sea agradable para ti. Esto si es en espacios abierto.
Paso 3.
Pon una música suave. Preferiblemente instrumental.
Paso 4.
Siéntate cómodamente en una silla con la espalda recta o en un almohadón. Coloca las manos sobre las rodillas con las palmas vueltas hacia arribao cualquier otra posición que sea cómoda para ti.
Paso 5.
Cierra los ojos y trata de concentrarse en el punto que está entre las
cejas con los ojos cerrados.
Paso 6.
Entonces respira profundamente por la nariz mientras visualizas que ese aire, esa energía entra por su nariz, llega a tu espalda y pasa hacia abajo por toda la columna vertebral hasta que llega adonde comienza la misma. Entonces retén unos segundos el aire en la base de la columna vertebral y luego ve expulsándo el aire lentamente por la boca. Todo con los ojos cerrados en calma.
**Al inhalar expander el abdomen y al exhalar contraes el abdomen.
Paso 7.
Mentalmente concéntrate en palabras que te agraden y vayan contigo.
Paso 8.
No tienes que pensar en otra cosa solamente tienes que ocuparte de respirar concentrarte en la respiración conciente. De esa manera obtienes el primer paso de la meditación que es la relajaciónla calma.


Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

martes, 28 de abril de 2009

Sonrie, la vida es bella

El dolor implacable
te llama,
pero tu eres más fuerte.

Sonríe
la vida es bella
pero tu más
cuando sonríes.

Silencio...
susurra la lágrima.

Ama la vida
pues ella te ama a ti,
a veces no lo parece,
a veces es dura y fría,
pero observa,
aprende,
te está diciendo
muchas cosas
para que sonrías.

Simplemete sonrie...
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

lunes, 27 de abril de 2009

5 principios para una vida feliz


En un artículo anterior introduje el termino Reiki y su significado. Allí se dijo "en esencia la técnica de Reiki se refiere al envío de energía vital para la curación de la mente y el cuerpo." El Reiki se basa en el conocimiento, El Reiki se basa en el conocimiento, entendimiento y práctica de cinco principios básicos que el fundador, Maestro Usui, redescubrió en antiguas escrituras y que comenzó a enseñar en su institución.

El documento original de los preceptos del Reiki fue escrito en japonés y una traducción literal del mismo sería:
Solo por hoy, daré gracias por mis muchas bendiciones.
Solo por hoy, no tendré preocupaciones.
Solo por hoy, no tendré ira.
Solo por hoy, llevaré a cabo mi tarea con honestidad.
Solo por hoy, tendré piedad ante mi prójimo y todo ser vivo .
Los 5 principios del Reiki son una guía de vida para los que quieran aprender y perfeccionarse en Reiki. Ahondemos un poco mas en el significado de cada preceptos.
Solo por hoy no te enfades. El enojo, ira, desesperación y otras sensaciones negativas que las personas experimentan todos los días producen respuestas de tipo violentas. La violencia no es buena. Genera mas violencia. Según este precepto del Reiki se debe eliminar estas sensaciones de nuestro accionar diario.
Solo por hoy no te preocupes. La palabra preocupación puede leerse como pre-ocupación. Este precepto se basa en la idea de ocuparse de las cosas día a día y de no pre-asignar, pre-asumir situaciones que todavía no han ocurrido. Ocúpese de sus cosas solo por hoy y no se pre-ocupe por lo que podría ser.
Solo por hoy da gracias (muestra gratitud por lo que te circunda). Todos y cada uno de los días se debe agradecer por lo que se tiene y por lo vivido. De esta manera la persona se sentirá bien con lo vivido y no tendrá miedos, culpas y emociones negativas a lo largo de su vida.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

sábado, 25 de abril de 2009

La primera búsqueda es la interior

Desde hace algún tiempo, he intentando centrar mis comentarios en algunas sugerencias recogidas en mi propio camino, que pudieran servir
de mapa a otros que caminan en su propia búsqueda.
A veces la realidad del mundo o del país me aleja de esa intención y me descubro hablando de todos cuando sólo quería hablar de cada uno de nosotros.
Aún a riesgo de ser acusado (una vez más) de individualista, sigo sosteniendo que al objetivo del bien común le vendría muy bien que cada uno se ocupara de su propio desarrollo, aunque más no sea para poder ayudar más apropiada, mas justa y más eficazmente al prójimo.
Le propongo durante las próximas semanas que usted y yo nos animemos a dar algunos pasos más en dirección de ese crecimiento.  Ninguno de estos puntos le será desconocido ni novedoso, solamente deseo invitarlo a que usted se ocupe de prestar más atención a algunos de los desafíos del volverse usted mismo.
Y el primer paso es ocuparse de conocerse, de descubrirse.  Descubrir es des-cubrir.  Quitar la cobertura.  Animarse a sacarse las máscaras y mostrarme ante mí y ante los demás tal y como soy.  Es asumir la responsabilidad de todo lo que hago y de todo lo que digo y dejar de pedirle a otros que sean veedores de nuestras vidas. 
Conocerse es tomarse tiempo para mirarse interiormente, conectarse con lo que creemos, con lo que sentimos y con lo que somos más allá de todo.  Es empezar por el principio.  Aquel de las tres preguntas existenciales:
Quién soy.  Dónde voy.  Con quién.
Tres preguntas que, como siempre digo, deberían ser contestadas en ese orden, para no correr el riesgo de que mi compañía decida mi camino, ni dejar que mi rumbo y mi acompañante decidan quién soy.  Un cuento algo kafkiano nos ayudará a reírnos de nosotros...
Había una vez un hombre que tenía mucho miedo a perderse.  Todo había empezado un día cuando al revisar unas fotos del curso completo de su colegio primario, fue incapaz de reconocerse.
Esto lo angustió en demasía y se quedó obsesivamente ligado a la idea de que dentro de algunos años tampoco se reconocería en alguna foto o en alguna filmación.  Si esto se agravaba, pensó, podría llegar a no reconocerse en un espejo y eso significaría perderse para siempre...
Fiel a su necesidad de reaseguramiento tomó una heroica y extraña decisión: desde ese día se vestiría siempre de marrón.
Pantalones marrones, zapatos marrones, camisas marrones y corbatas también marrones.  "¡Así - dedujo -, en cualquier lugar que me vea sabré que el de marrón soy yo!".
Alegre y sereno con su decisión pasó por una casa de ropa y compró su tranquilidad con un buen pedazo de sus ahorros.
En retribución a tan buen cliente, la empresa vendedora le obsequió un pase gratuito para el Instituto de Relajación Antiestrés.  El bono prometía masajes, ducha escocesa, saunas, baño turco y piscina, sin ningún costo para el invitado.
El hombre de marrón no dudó en aceptar el regalo y decidió hacerlo efectivo esa misma tarde.  Todo era maravilloso, pero cuando en su pequeño box terminaba de quitarse su ropa interior marrón, se le ocurrió pensar que totalmente desnudo ya no podría identificarse como el hombre de marrón; debía tomar un recaudo.  Quitó una hebra de su abrigo de lana y la ató en su dedo gordo del pie derecho.
"Si me pierdo -pensó- sabré que el que tiene el lazo en el dedo gordo, soy yo."  Con esta tranquilidad, se dedicó a disfrutar de su premio.  Tanto disfrutó y tan abstraído estaba que no notó cuando la hebra se resbaló de su pie y quedo flotando en la piscina.
Otro visitante se topó con la hebra y encantado con su color decidió pedirle a su mujer una bufanda de ese mismo tono.  Para no perder la hebra decidió llevarla... atada a su dedo gordo del pie.
Cuando terminó el paseo, nuestro héroe regresó a su cuartucho a vestirse, se secó, dejó el toallón y se miró al espejo.  Al ver su pie sin hebra marrón, exclamó: "¡Me perdí!".
Algo desesperado salió por los pasillos buscándose.  Encontró por fin el lazo marrón atado a un dedo gordo.  Levantó la vista mirando a los ojos al dueño del pie señalado y le dijo: "Señor, yo sé muy bien quién es usted; pero ¿me podría aclarar quién soy yo?".
En la hora del comienzo de nuestro verdadero camino, debemos dejar de preguntar a los demás quiénes somos y correr el riesgo de perdernos, para no dejar que nada más que lo interior nos defina.
Jorge Bucay

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

viernes, 24 de abril de 2009

Responder ante el abuso

Un hombre agasajó a un vecino que le había ayudado invitándolo a comer un magnífico guiso de gallina. Días después, se presentaron algunos familiares del vecino para probar el excelente guiso de gallina. El dueño, agradecido, invitó a todos a comer.
Pasados otros días, se presentaron unos familiares de los familiares del vecino para degustar el famoso guiso de gallina. El dueño también los atendió según las leyes de la hospitalidad.
Una semana después, aparecieron unos amigos de los familiares de los familiares del vecino que había hecho el favor al dueño de la casa. Venían a comer el buen guiso de gallina.
Esta vez, el dueño sirvió a sus huéspedes un caldo aguado y soso.
-¿Esto qué es? -preguntaron los recién llegados. Nos habían hablado de un guiso de gallina excelente.
-Pues esta es la sopa de la sopa del caldo de la gallina guisada.

jueves, 23 de abril de 2009

Un maestro contó a sus discípulos lo siguiente:

-Una gacela, según se levantaba todos los días, empezaba a correr por la selva. Un tigre, según se levantaba todos los días, también empezaba a correr por la selva.
La gacela corría para salvar su vida, ya que si el tigre la alcanzaba moriría inmediatamente. El tigre también corría para conservar su vida, ya que si no daba caza a la gacela, moriría de hambre. Ambos corrían todos los días por su vida. Vosotros, discípulos, no sabéis aún si sois gacelas o tigres, ni tampoco sabéis quién sois ni adónde vais, por eso debéis hacer como la gacela y el tigre: según os levantéis poneos a correr por vuestra vida.

miércoles, 22 de abril de 2009

La vida

La vida es una copa plena de felicidad, pero nunca se te da llena.
Te dan un sorbito de vez en cuando, un sorbito que tienes que ir llenando gota a gota todos los días, para sobrevivir.
No te la pases agitando tus desgracias, pronosticando tragedias imaginarias, asustado por posibles males que a lo mejor no llegan nunca.
Nacemos para luchar por la felicidad... casi para crearla, para hacerla a pesar de la tristeza, los desencantos, los errores, las malas jugadas y los irremediables imprevistos.
La felicidad no se va buscando en bienes y placeres.
Se actúa bien y ella sola se nos va presentando.
La felicidad no es estar añorando y extrañando todo lo que nos falta sino encajar en todo lo que tenemos.
No vendas tu felicidad...¡regálala!
No busques para ella fórmulas sencillas ni baratas... Cuesta trabajo, son caros los ingredientes:
Compartir lo que tienes
Amar sin exigencias
Perdonar sin cicatrices
Aceptar sin perfecciones
Agradecer lo que te dan
¡Y no rendirte nunca!
Todo tiene que ir armonizando...... Del panal, un poquito de miel
Del mar un poquito de sal
De la vida un toquecito de optimismo
De la imaginación, algo de sueño
Del dolor, algo de raíz
¡ Y de la fe, algo de roca!
No somos felices, porque no sabemos como llenar nuestra copa, porque no sabemos dar a la vida un máximo de calidad y rendimiento, porque miramos al mundo como un esclavo, al camino empedrado como un imposible, a la mala suerte como una sombra que nos persigue, ¡ al ideal como algo inalcanzable !
No olvides que la más linda manera de ser Feliz es ocuparse de que otros lo sean.
Da mucho de ti mismo y la felicidad llegará SOLA
Llena tu copa...! y salda tu cuenta siendo Feliz.


http://tarotclrami.blogspot.com/2009/03/la-copa-de-la-felicidad.html

martes, 21 de abril de 2009

Quienes no aprenden a la primera. . . ni a la segunda

Un hombre fue al mercado con una buena bolsa de dinero para comprar un burro. Un pillo se apercibió de que aquel hombre era tonto y confiado, por lo que le mostró un animal viejo y enfermo que, convenientemente ajaezado y disfrazado, hizo pasar por un ejemplar joven y sano que el tonto compró pensando que hacía buen negocio.
De vuelta a su casa se dio cuenta del evidente engaño y recorría el camino entre lamentos y sollozos. Un anciano que lo oyó, se interesó por sus penas y el hombre le contó cómo había sido víctima de un timo. El anciano lo animó diciéndole:
-A mí puede interesarme tu burro aunque sea viejo, pero puedo darte muy poco por él; si lo deseas, iré a mi casa a por el dinero, tú mientras tanto espérame tranquilamente debajo de esa sombra. El hombre accedió pensando que eran mejor unas
monedas que un animal que no servía para nada, así que se sentó debajo de la sombra y al rato se durmió.
Al despertar, alguien había robado el burro cortando la cuerda con la que estaba atado.
-¡Qué desgracia, no tengo ni el dinero ni el burro! ¿Qué más puede pasarme?
Continuó su camino cuando en un recodo vio cómo una mujer lloraba aliado de un pozo.
-¿Qué os pasa, buena mujer? –preguntó el hombre.
-He sido víctima de una desgracia -le dijo la mujer entre sollozos-; iba al mercado con mi bolsa llena de dinero para comprar un buen burro cuando al intentar sacar agua del pozo para beber, se me ha caído la bolsa al fondo. Pero soy torpe y débil y no pudo bajar a rescatarla, si tú lo hicieras por mí, te daría la mitad de mi dinero.
El hombre accedió encantado, pensando que al final la suerte le sonreía y podría volver a casa sin tanta pérdida, así que se quitó la ropa y sin dudar bajó al pozo. Al cabo de un rato de buscar infructuosamente subió a la superficie y vio que su ropa había desaparecido. Desnudo, sin dinero y sin burro, sus lamentos le impidieron ver cómo se alejaban de allí el pillo, su mujer y su padre, riéndose a carcajadas de aquel idiota y confiado.
R.Malak dice:
A veces acontece que la persona es desafortunada y se topa con este tipo de personas, el destino es el resultado de causas, en su mayor parte accidentales, y por lo tanto está entretejido de una manera muy suelta. Existe siempre la gran tentación de pensar de una manera condicionada y suponer que las cosas son como uno las ve, un número enorme de cosas se hacen automáticamente sin que seamos conscientes de ello. La sumisión a lo Divino significa abandonar todos los pensamientos y concentrar la mente en él, si las acciones de la mente, del lenguaje y del cuerpo se sumergen en lo Divino, todo el fardo de nuestra vida lo cargará él, y si uno tiene en cuenta el dicho árabe "confia en Dios pero ata a tu camello." Nos debería dar las mejores oportunidades de sortear esas dificultades.

Las semillas

Un empresario agricultor, de poco estudio, participaba todos los años de la principal feria de agricultura de su ciudad.
Lo más extraordinario es que él siempre ganaba, año tras año, el trofeo: MAÍZ DEL AÑO.
Entraba con su maíz en la feria y salía con la faja azul recubriendo su pecho.
Su maíz era cada vez mejor.
En una ocasión de esas, un reportero de TV abordó al agricultor después de la tradicional colocación de la faja de campeón!
Él quedó muy intrigado con la revelación del agricultor, de como acostumbraba cultivar su calificado y valioso producto.
El reportero descubrió que el agricultor compartía buena parte de las mejores semillas de su plantación de maíz con sus vecinos.
- ¿Cómo puede usted compartir sus mejores semillas con sus vecinos, cuando ellos están compitiendo directamente con usted?
El agricultor respondió:
- ¿Usted no sabe? Es simple!
El viento recoge el polen del maíz maduro y lo lleva de campo en campo.
Si mis vecinos cultivaran maíz inferior al mío, la polinización degradaría continuamente la calidad de mi maíz.
Si yo quiero cultivar maíz bueno, tengo que ayudarlos a cultivar el mejor maíz, cediendo a ellos las mejores semillas.

MORALEJA:
Aquellos que escogen estar en paz, deben hacer que sus vecinos estén en paz.
Aquellos que quieren vivir bien, tienen que ayudar a los otros para que vivan bien.
Aquellos que quieren ser felices, tienen que ayudar a los otros a encontrar la felicidad, pues el bienestar de cada uno está ligado al bienestar de todos.
¿Ahora entiendes que todos somos importantes unos para otros y que para vivir bien, dependemos unos de los otros?
Espero que también consigas ayudar a tus vecinos a cultivar cada vez más las mejores semillas, los mejores maíces y las mejores amistades.
"Para tratar contigo mismo, usa la cabeza"
"Para tratar con los otros, usa el corazón"

Anónimo

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

lunes, 20 de abril de 2009

Mi estrella eterna

Tumbado sobre la arena mojada de un acantilado, vi por primera vez una estrella fugaz. Hacía años que planeaba pedir un deseo al verla. ¿Sería verdad que cumplía deseos? No lo sabía, pero tampoco perdía nada por intentarlo. Siempre había soñado con caer tan elegantemente como una estrella fugaz. Pero, ¿cómo iba a hacerlo si no había visto una caer?

Aunque sólo fue un momento, me dio tiempo de observarla bien: volaba a una velocidad constante, como si su energía emanara serenidad, mientras se acercaba cada vez más a perderse tras la montaña. Me pareció que esa estrella no estaba muerta, sino viva, más viva que nunca, y que había salido de viaje al cielo de otros universos para que la vida pudiera asombrarse de su bella curiosidad.

Es una estrella fugaz y una estrella eterna, porque en el momento en que se observa no vuelve a pasar y se queda grabado, circulando, para la vida que nunca se va. Ni siquiera un agujero negro puede hacer que su existencia desaparezca.

De repente comprendí que era así como deseaba vivir: como una estrella de fugaz eternidad. ¿Cuántas cosas me quedan aún por expresar? Moverme con fluidez; saber que cada paso que doy deja huella. Veo un porvenir donde estoy subido a una supernova que ansía salir de su sistema. Mi imaginación se abre a medida que mi negra pupila se dilata cuanta mayor luz soy capaz de asimilar.

Cierro los ojos, miro dentro y camino despacio, con prudencia, por mi universo para no cegarme. Dar tiempo al tiempo hasta fundirme con el Kosmos1. Es entonces cuando despierto al mundo y vuelvo al acantilado, donde la brisa pasa por mi rostro como ha pasado por otros. Su leve roce hace que se disperse polvo de estrellas de mi piel.

1 Kosmos (del griego): los griegos creían que el Cosmos, escrito con /k/, tenía una conciencia propia, ordenada e inteligente.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

domingo, 19 de abril de 2009

Sobre la entrega

Rinzai fue a su Maestro y dijo:
-"¡Dame la libertad!"
El Maestro responde:
-"Tráete a ti mismo. Si existes, te haré libre. Pero si no existes, ¿cómo puedo hacerte libre? Ya eres libre, y la libertad". Y luego añadió:
-"No es tu libertad. En realidad, la libertad es librarte de "ti". Así que vete y trata de averiguar dónde está este "yo", dónde estás tú, luego ven a verme. Esto es la meditación. Ve y medita."
Y el discípulo, Rinzai, se va y medita durante días, durante semanas, durante meses. Y luego vuelve y le dice a su Maestro:
-"Maestro, no soy el cuerpo. Sólo he descubierto esto". Y el Maestro responde:
-"Pues eso es lo que te has liberado. Vete otra vez y trata de averiguar más."
Rinzai lo intenta de nuevo. Medita y descubre que no es mente, porque puede observar sus pensamientos. Y el observador es diferente de lo observado". Regresa al monasterio y le dice a su Maestro:
-"Maestro, he descubierto que tampoco soy mi mente." El Maestro dice:
-"Ahora estás tres cuartas partes liberado. Ve otra vez y averigua quién eres."
Rinzai vuelve a su meditación y reflexiona, "si no soy el cuerpo ni soy la mente, ¿entonces quién soy yo?". Había leído y estudiado mucho con su Maestro, estaba bien instruido, de manera que sus reflexiones le llevaron a pensar que si no era ni cuerpo ni mente, entonces debía de ser el alma, su atman. Meditó más profundamente sobre ello y descubrió que no hay atman, que no hay alma, porque este atman no es más que la propia información mental: doctrinas, palabras, filosofías, ideas...
Así que un día llegó corriendo y dijo:
-"Maestro, ahora ya no soy". Entonces el Maestro preguntó:
-"¿Te tengo que enseñar ahora los métodos de la libertad?". Y Rinzai responde:
-"Soy libre, porque ya no soy. No hay nadie que pueda estar en cautiverio. Sólo soy un gran vacío, una nada. No se me puede encontrar en ninguna parte. Esto es la libertad."
Y por primera vez tocó los pies de su Maestro: aunque no realmente por primera vez, pues ya los había tocado muchas veces antes. Pero el Maestro dijo:
-"Por primera vez has tocado mis pies."
Rinzai preguntó:
-"¿Por qué dices por primera vez, he tocado tus pies muchas veces antes?". El Maestro contesta:
-"Pero tú estabas ahí, así que ¿cómo ibas a poder tocar mis pies si tú ya estabas ahí?.

El "yo" nunca puede tocar los pies de nadie. Incluso si aparentemente toca los pies de alguien, está tocando sus propios pies, pero de manera indirecta. Has tocado mis pies por primera vez, porque ahora ya no eres. Y esta es, también, la última vez, dijo el Maestro: "La primera y la última."

La entrega sucede cuando no eres. De modo que "tú" no te puedes entregar. Por eso es que la entrega no puede ser nunca una técnica, sino una experiencia. Tú no te puedes entregar, tú eres el obstáculo. Cuando "tú" no estás, está la entrega. La entrega y tú no podéis cohabitar, no hay coexistencia. O estás tú, o está la entrega. Así que averigua dónde estás, quién eres. Esta indagación descubre muchísimos resultados sorprendentes.


Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

sábado, 18 de abril de 2009

Si necesitas, pide

Un hombre con fama de sabio fue a comer a casa de un maestro, pero al criado se le olvidó ponerle la cuchara.
Al cabo de un rato, el maestro, viendo que su huésped no comía, le preguntó:
-¿Por qué razón no comes?
-Es que me falta la cuchara -contestó.
-¡Idiota! -clamó el maestro-. ¿Cómo dicen que eres un sabio si no sabes ni pedir una cuchara?

viernes, 17 de abril de 2009

Atención a la atención

Un discípulo fue a visitar a su maestro y solicitó que le impartiera alguna enseñanza importante para su desarrollo. El maestro contestó irónicamente:
-Atención.
-¿Y qué más? -preguntó el discípulo.
-Atención, atención -repitió el maestro.
El discípulo insistió.
-Pero ¿qué más?
-Atención, atención, atención -dijo el maestro.
-Pero ¿qué es la atención?
El maestro contestó:
-Atención es atención.

jueves, 16 de abril de 2009

La senda del guerrero espiritual

Morir como guerrero intrépido ...
cuando llega la hora.

Amante pleno ...
a la hora de amar.

Devoto fiel ...
a la hora de la plegaria.

Gozador total ...
a la hora del disfrute.

Meditador implacable ...
a la hora de la interiorización.

Estar libre de ritos ...
la adoración más alta.

El silencio ...
el mantra más poderoso.

El control de los pensamientos ...
la meditación suprema.

El Ego ...
la verdadera renuncia.

La ausencia de deseo ...
el fruto máximo.

El cuerpo humano ...
el yantra perfecto.

Parvati ...
la mujer más exquisita.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

miércoles, 15 de abril de 2009

Del poeta Rumi 1200


"Visión, no veas nada que yo no vea.
Lengua, no digas nada.
La manera en que la noche se conoce con la luna,
sé eso conmigo.
Sé la rosa más cercana a la espina que soy .


Quiero sentirme en ti cuando pruebes la comida,
en el arco de tu mazo cuando trabajes,
cuando visites amigos,
cuando tú solo subas al techo por la noche.

Nada hay peor que caminar por la calle
sin ti.
No sé a dónde voy.
Tú eres el camino, y el conocedor de caminos,
más que mapas, más que amor."

lunes, 13 de abril de 2009

Concepto de pecado

Un hombre devoto fue a vivir a una casa en donde tenía como vecina a una prostituta. Ya al día siguiente se dio cuenta del incesante ir y venir de hombres que acudían a solicitar los servicios sexuales de la mujer. Escandalizado por la situación, se dirigió a la prostituta en estos términos:
-Mujer malvada y pecadora que corrompes a los hombres, ¡arrepiéntete de tu conducta!
Para que cada día tengas conciencia de tus terribles actos, yo colocaré una piedrecita en la puerta de la casa por cada pecado que cometas.
Y así, cada día, el devoto fue sumando piedras por cada hombre que visitaba a la ramera, formando un montón con cientos de ellas. La mujer veía crecer el cúmulo de piedras y su corazón sufría, ya que la vida y sus avatares la habían empujado a aquella situación que era la primera en lamentar.
Una noche, un terremoto destruyó aquel pueblo, muriendo en la catástrofe el devoto y la prostituta. Ambas almas fueron rápidamente conducidas ante los jueces celestes que dictaron:
-El alma de la prostituta que sea llevada al paraíso, y el alma del hombre que sea conducida a los infiernos.
-Un momento -intervino el devoto-, aquí debe de haber un error. Es ella la que ha estado pecando incesantemente todos los días en varias ocasiones, yo en cambio he respetado los dictados de la moral.
Los jueces se miraron entre sí sin dar crédito a lo que oían.
-No hay ningún error. Esta mujer tiene el alma blanca. Es posible que su cuerpo pecase, pero la vida la condujo a un destino que no pudo eludir.
Pero su mente y su corazón rogaban a cada instante el poder terminar con aquel tipo de vida que tanto la hacía padecer. Tú, en cambio, tienes el corazón negro de albergar resentimiento, culpa y juicio contra ella, eso sin contar con que con cada piedra contribuías a aumentar su humillación y vergüenza. No hay perdón para ti, ¡que se cumpla la sentencia!
Inmediatamente la mujer fue llevada a gozar de los placeres y beatitud del paraíso, y dicen que aquel hombre que se creía honorable, continúa asándose en el infierno.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

domingo, 12 de abril de 2009

EL FLUIR DE LOS DELFINES

Para aprender a pasar a través de la energía que ustedes experimentan ahora, les pedimos que reciban una información de los delfines. Véanse a sí mismos como delfines, porque ellos son realmente parte de su raza original. Poseen un diseño constitutivo tan brillante que pueden nadar por las aguas más oscuras y nada se les pega. Eso no es por accidente. Ellos han aprendido a hacer fluir la energía a través y alrededor de sí, sin apegarse a ella. Su diseño brillante es realmente el resultado de eones de tiempo de evolución. Como resultado de esta evolución, en todo momento ellos viven en la mayor abundancia. Debido a su evolución, ellos viven en un constante estado de abundancia. Ellos experimentan la abundancia a cada instante, de esa forma, no necesitan llevar nada consigo. Al adaptarse a la energía en vez de apegarse a ella, ustedes aprenden a conocer el flujo de la energía. Con la Energía Cristal infiltrándose en la Tierra en este
tiempo, muchos se están aferrando a los viejos ideales y creencias en busca de seguridad. Sean los delfines, queridos. Sepan que todo lo que necesitan se encuentra justo frente a ustedes y permítanse recibirlo a cada instante. Permítanse recibir todo lo que fluye a través de su campo, porque cuanto más se permitan ustedes recibir y dejen fluir a través de sí mismos, más habilidades tendrán como Ángeles Humanos. Cualesquiera sean las circunstancias en sus vidas, adopten el papel del delfín, solamente viajando y buscando un lugar para jugar. No dejen que nada se les pegue. En vez de eso, gocen el flujo de la energía a medida que pasan a través de ella, y sencillamente disfruten el paseo.

Ustedes decidieron venir al Planeta Tierra para colocarse estos velos y despertar gritando como niños pequeños y estar confundidos. Han tenido mucho éxito. Han creado muy bien su confusión. Les decimos que utilicen la risa, queridos. Porque cuando los encontremos demasiado serios, les haremos cosquillas en su huesito feliz para recordarles que es solo un Juego. Jueguen bien el Juego y disfruten la abundancia que es su derecho de nacimiento. Gocen el Juego y jueguen como lo hacen los delfines. Su papel como custodios del planeta Tierra ha terminado. Los delfines que escogen permanecer, están ahí para enseñarles como sostener la energía. Ellos están ahí para enseñarles cómo jugar.

No se preocupen por el próximo acto del gran juego. En este momento, ustedes están en el proceso de escribir la obra a medida que avanzan. No teman el cambio. Denle la bienvenida y sean el delfín que nada por todos lados y lo tiene todo. Permitan que la energía fluya completamente a través de ustedes sin dejar que algo se les pegue. Porque esas cosas que se les pegan en la forma de creencias, son las que les dificultan el nado hacia el siguiente nivel. Algunos han trabajado muy esforzadamente para obtener posesiones, tan solo para descubrir que cuando tienen muchas cosas, esas cosas los poseen a ellos. La verdadera abundancia no tiene que ver con las cosas, tiene que ver con tener el valor de crear un estilo de vida que los sostenga plenamente en el más alto grado. Allí es donde esta la dicha. Atrévanse a tratarse bien a sí mismos porque solamente así podrán jugar el papel de Ángeles Humanos. Atrévanse a tener todo lo que desean ahora mismo.
Atrévanse a crear todo lo que desean en su vida y más aún. Es el "y más aún" lo que les permite la oportunidad de jugar el papel de Ángel Humano, porque esa es la parte que compartirán entre ustedes. Esas son las semillas que sembrarán en las otras personas cada vez que sonrían. Esa es la dicha del siguiente acto.

Ustedes son los seres mágicos. Son los seres mágicos del tercer grado que han cambiado a toda la escuela. Caminen con orgullo queridos. Atrévanse a sostener su luz en alto y orgullosamente. Porque en ese instante, ya no habrá sombras en el Planeta Tierra. Ustedes se encuentran ahora en una coyuntura, decidiendo cuál será en el siguiente acto de la obra. No se preocupen por el final de la obra o que papel desempeña cada cual. Ese es el acto de un Ángel Humano.

Queridos, ¡Nos sentimos muy honrados de estar en su presencia! Ello solo es posible porque ustedes lo pidieron. Estamos aquí con sugerencias sencillas para que puedan ver y re-cordar su magnificencia. Porque ustedes son los ángeles que no re-cuerdan que son ángeles. Ustedes son la parte del Hogar que nosotros extrañamos. Tómense un instante y sientan el honor que sentimos todos los que estamos en este lado del velo por ustedes, los maestros del Tablero de Juego.

Queridos, ustedes no pueden ver lo que son y sin embargo están cambiando su realidad, pues han comenzado a ver a Dios en el espejo. Sepan que ustedes sostienen el poder. Gocen la travesía, queridos. Es con el más grande honor que nos presentamos ante ustedes. Re-cuerden el Hogar, re-cuerden su poder, re-cuerden tratarse unos a otros con respeto, nútranse mutuamente y jueguen bien juntos.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

sábado, 11 de abril de 2009

Ecuanimidad

La Ecuanimidad es la virtud máxima ...

Ecuánime ...
en el amor y en el desamor,
en la victoria y en la derrota,
en la fortuna y en la desgracia,
en el placer y en el dolor ...

El silencio ...
el mantra más poderoso.

El control de los pensamientos ...
la meditación suprema.

El ego ...
la verdadera renuncia.

La ausencia de deseo ...
el fruto máximo.

Éstas son las claves para no sufrir.

Y estos son los tres venenos que nos hacen sufrir ...
Ego
Apego
Ignorancia

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es/

viernes, 10 de abril de 2009

Atrapado en el engaño

Un hombre fue al mercado y llegó a una tienda donde vio un pollo colgado.
-¿Cuánto pesa? -preguntó al pollero.
-Dos quilos y medio -contestó.
-¿No tiene uno más grande? -volvió a preguntar el cliente.
-Voy a mirar -respondió el pollero.
El tendero sólo tenía aquel pollo, pero no deseaba perder la venta, así que entró en la trastienda y al minuto volvió con el mismo pollo en las manos.
-Señor, éste otro pesa tres kilos -anunció.
-Muy bien -dijo el cliente, satisfecho-. ¡Póngame los dos!
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

jueves, 9 de abril de 2009

Los gritos

Un día el Maestro preguntó a sus discípulos:
¿Por que la gente se grita cuando están enojados?
Los hombres pensaron unos momentos:
Porque perdemos la calma - dijo uno - por eso gritamos.
Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado? - preguntó nuevamente - ¿No es posible hablarle en voz baja?
¿Por qué gritas a una persona cuando estás enojado?
Los hombres dieron algunas otras respuestas pero ninguna de ellas lo satisfacía. Finalmente él explicó:
Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esa distancia deben gritar, para poder escucharse. Mientras más enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de esa gran distancia.
Luego el Maestro preguntó:
¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran?
Ellos no se gritan sino que se hablan suavemente, ¿por qué? Sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es muy pequeña. Cuando se enamoran más aún, ¿qué sucede? No hablan, sólo susurran y se vuelven aun más cerca en su amor. Finalmente no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo. Así es cuan
cerca están dos personas cuando se aman Y finalizó diciendo...
Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más, llegará un día en que la distancia sea tanta que no encontrarán más el camino de regreso


Jaume Guinot
Ciudadano del mundo
http://www.adaip.es

El violinista

Un hombre se sentó en una estación del metro en Washington y comenzó a tocar el violín, en una fría mañana de enero. Durante los siguientes 45 minutos, interpretó seis obras de Bach. Durante el mismo tiempo, se calcula que pasaron por esa estación algo más de mil personas, casi todas camino a sus trabajos.
Transcurrieron tres minutos hasta que alguien se detuvo ante el músico. Un hombre de mediana edad alteró por un segundo su paso y advirtió que había una persona tocando música. Un minuto más tarde, el violinista recibió su primera donación: una mujer arrojó un dólar en la lata y continuó su marcha. Algunos minutos más tarde, alguien se apoyó contra la pared a escuchar, pero enseguida miró su reloj y retomó su camino.
Quien más atención prestó fue un niño de 3 años. Su madre tiraba del brazo, apurada, pero el niño se plantó ante el músico. Cuando su madre logró arrancarlo del lugar, el niño continuó volteando su cabeza para mirar al artista. Esto se repitió con otros niños. Todos los padres, sin excepción, los forzaron a seguir la marcha.
En los tres cuartos de hora que el músico tocó, sólo siete personas se detuvieron y otras veinte dieron dinero, sin interrumpir su camino. El violinista recaudó 32 dólares. Cuando terminó de tocar y se hizo silencio, nadie pareció advertirlo. No hubo aplausos, ni reconocimientos.
Nadie lo sabía, pero ese violinista era Joshua Bell, uno de los mejores músicos del mundo, tocando las obras más complejas que se escribieron alguna vez, en un violín tasado en 3.5 millones de dólares. Dos días antes de su actuación en el metro, Bell colmó un teatro en Boston, con localidades que promediaban los 100 dólares.
Esta es una historia real. La actuación de Joshua Bell de incógnito en el metro fue organizada por el diario "The Washington Post" como parte de un experimento social sobre la percepción, el gusto y las prioridades de las personas.
La consigna era: en un ambiente banal y a una hora inconveniente, ¿Percibimos la belleza? ¿Nos detenemos a apreciarla? ¿Reconocemos el talento en un contexto inesperado?
Una de las conclusiones de esta experiencia, podría ser la siguiente: Si no tenemos un instante para detenernos a escuchar a uno de los mejores músicos interpretar la mejor música escrita, ¿qué otras cosas nos estaremos perdiendo?

martes, 7 de abril de 2009

Mariposa que sueña ser hombre

Aquel inimitable sabio chino de la antigüedad Lao
Tse. Cuenta cómo, después de haberse quedado dormido en su
jardín, despertó y se vio en figurillas para saber cuál era el sueño y
cuál era la verdadera
vida.
Su narración es la siguiente: "Ocurrió una vez que yo, Chuang Tz'u,
soñé que era una
mariposa que volaba de aquí para allá; una mariposa para todo fin y
propósito. Sólo
estaba consciente de seguir mi fantasía como mariposa que era, e
inconsciente de mi
individualidad como hombre. De repente desperté y me vi tendido ahí;
había vuelto a
ser yo mismo. Bien: no sé si entonces era un hombre que soñaba que era
mariposa,
o si ahora soy una mariposa que sueña que es hombre".

lunes, 6 de abril de 2009

QUIEN PUEDE MATAR AL AMOR??

Hubo una vez en la historia del mundo un dia terrible en el que el
odio, que es el rey de los malos, convoco a una reunion urgente con
todos ellos. Todos los sentimientos negros del mundo y los deseos mas
perversos del corazon humano llegaron a esta reunion con curiosidad
de saber cual era el proposito.

Cuando estuvieron todos hablo el Odio y dijo: "los he reunido aqui a
todos porque deseo con todas mis fuerzas matar a alguien". Los
asistentes no se extrañaron mucho pues era el Odio que estaba
hablando y el siempre quiere matar a alguien, sin embargo todos se
preguntaban entre si quien seria tan dificil de matar para que el
Odio los necesitara a todos.

"Quiero que maten al Amor", dijo. Muchos sonrieron malevolamente pues
mas de uno le tenia ganas.
El primer voluntario fue el Mal Caracter, quien dijo: "Yo ire, y les
aseguro que en un año el Amor habra muerto, provocare tal discordia y
rabia que no lo soportara".

Al cabo de un año se reunieron otra vez y al escuchar el reporte del
Mal Caracter quedaron tan decepcionados. "Lo siento, lo intente todo
pero cada vez que yo sembraba una discordia, el Amor la superaba y
salia adelante".

Fue entonces cuando muy diligente se ofrecio la Ambicion que,
haciendo alarde de su poder, dijo: "En vista de que El Mal Caracter
fracaso, ire yo. Desviare la atencion del Amor hacia el deseo por la
riqueza y por el poder. Eso nunca lo ignorara". Y empezo la ambicion
el ataque hacia su victima quien efectivamente cayo herida pero
despues de luchar por salir adelante renuncio a todo deseo
desbordado de poder y triunfo de nuevo.

Furioso el Odio, por el fracaso de la Ambicion envio a los Celos,
quienes burlones y perversos inventaban toda clase de artimanas y
situaciones para despistar el amor y lastimarlo con dudas y
sospechas infundadas. Pero el Amor confundido lloro, y decidio que no
queria morir, y con valentia y fortaleza se impuso sobre ellos y los
vencio.

Año tras año, el Odio siguio en su lucha enviando a sus mas hirientes
compañeros, envio a la Frialdad, al Egoismo, a la Cantaleta, La
Indiferencia, la Pobreza, La Enfermedad y a muchos otros que
fracasaron siempre porque cuando el Amor se sentia desfallecer tomaba
de nuevo fuerza y todo lo superaba. El Odio convencido de que el
Amor era invencible les dijo a los demas: "Nada que hacer. El Amor ha
soportado todo, llevamos muchos años insistiendo y no lo logramos".

De pronto de un rincon del salon se levanto un sentimiento poco
conocido y que vestia todo de negro con un sombrero gigante que caia
sobre su rostro y no lo dejaba ver, su aspecto era funebre como
el de la muerte: "Yo matare el Amor", dijo con seguridad. Todos se
preguntaron quien era ese que pretendia hacer solo, lo que ninguno
habia podido. El Odio dijo, "ve y hazlo".

Tan solo habia pasado algun tiempo cuando el Odio volvio a llamar a
todos los malos sentimientos
para comunicarles despues de mucho esperar que, por fin, ¡EL AMOR
HABIA MUERTO!. Todos estaban felices pero sorprendidos. Entonces el
sentimiento del sombrero negro hablo: "Ahi les entrego el Amor
totalmente muerto y destrozado", y sin decir mas se marcho.

"Espera", dijo el Odio, en tan poco tiempo lo eliminaste por
completo, lo desesperaste y no hizo el menor esfuerzo para vivir.
¿Quien eres?. El sentimiento levanto por primera vez su horrible
rostro
y dijo: "¡SOY LA RUTINA!".

Jaume Guinot

domingo, 5 de abril de 2009

El amor, la pasión, las percepciones.

Por Hugo Betancur.
La pasión es una emoción que experimentamos proyectada hacia otros seres
vivos o hacia las situaciones o manifestaciones que elegimos de la vida.
La pasión es exaltación, ímpetu, desbordamiento. Algo, por el momento, se
torna imperativo para nosotros y lo asumimos como objeto de busqueda o de
complementación: eso que vemos afuera nos atrae irresistiblemente y podemos
alcanzar estados de gran agitación o desenfreno en nuestro empeño por
poseerlo o por volverlo realidad.
¿Alguna cosa o algún ser vivo pueden ser poseídos siendo la vida,
esencialmente, una relación?
El amor, ¿es una meta por alcanzar o es un estado de unidad y armonía ante
lo que podemos recrear afuera?
El amor, ¿es un complemento externo o es una disposición de nuestro ser que
nos permite ver lo que otros son sin juzgarlos, sin ponerles rótulos de
jerarquía contradictorios -mejor/peor, bueno/malo, amable/odioso,
bonito/feo, sin que pretendamos apropiarnos de ellos -ni controlarlos, ni
gobernarlos, ni trazarles rutas o comportamientos/acciones que nos resulten
placenteros, útiles a nuestros propósitos y ventajosos.
Si nos sometemos a los requisitos de otros, posiblemente esa no sea una
disposición amorosa sino una dependencia, o una concesión, o un período de
transición en nuestras vidas en que cedemos nuestra autonomía y nuestra
voluntad para que los propósitos ajenos predominen.
El amor es un sentimiento de aceptación a lo que somos y a lo que es. Nos
permite relacionarnos en equilibrio, sin considerarnos más importantes, sin
pedir, sin condicionar, sin exigir. Podemos ser uno con lo que aseguramos
amar aceptando su autonomía y reconociendo la nuestra.
Si nos acogemos a los  requisitos básicos del amor -ser objetivo y ser no
egoista-, necesariamente nos mostramos alegres, pacíficos, confiados cuando
amamos.
En algún moento, la pasión parece confundirse con el placer, con el deseo,
con la satisfacción que llega a través de los sentidos.
Nuestros volatiles estados de pasión requieren demasiada energía, ¿podemos
vivirlos sin entrar en el conflicto, sin apegarnos, sin privar a otros de su
libertad y de su bienestar?
Muchas veces la vida es tempestuosa y nuestros mentes no pueden
comprenderla: somos sacudidos por la fuerza desatada de los elementos que
confunden nuestros sentidos . La calma
llega después y de lejos tendemos a ver con claridad lo que pasó: a veces la
pasión fue también obsesión que creció hasta volverse incontenible y
borrascosa; a veces fue un espejismo en el desierto de nuestras búsquedas
llenas de avidez y de sed; quizá fue una ilusión que parecía colmar nuestros
sueños y aplacar nuestras expectativas.
Siempre la pasión ha sido una expresión de los seres humanos que también
aprendemos cuando trascendemos los limites habituales de la rutina, cuando
nuestras emociones y nuestra imaginación se desbordan exuberantes sobre la
vida.

sábado, 4 de abril de 2009

El perro del maestro

Le preguntaron a Shibli (un sabio sufí):

- ¿Quién te guió en el camino?

Contestó:

- Un perro. Un día lo encontré casi muerto de sed a la orilla del río. Cada vez que veía su imagen en el agua, se asustaba y se alejaba creyendo que era otro perro.

Finalmente, fue tal su necesidad que venciendo su miedo se arrojó al agua; y, entonces, “el otro perro” se esfumó. El perro descubrió que el obstáculo era él mismo y la barrera que lo separaba de lo que buscaba había desaparecido.

De esta misma manera, mi propio obstáculo desapareció cuando comprendí que era mi propio ser.

Fue la conducta de un perro lo que me señaló por primera vez el camino.

Idries Shah, El camino del sufí