sábado, 18 de abril de 2009

Si necesitas, pide

Un hombre con fama de sabio fue a comer a casa de un maestro, pero al criado se le olvidó ponerle la cuchara.
Al cabo de un rato, el maestro, viendo que su huésped no comía, le preguntó:
-¿Por qué razón no comes?
-Es que me falta la cuchara -contestó.
-¡Idiota! -clamó el maestro-. ¿Cómo dicen que eres un sabio si no sabes ni pedir una cuchara?

No hay comentarios:

Publicar un comentario