miércoles, 30 de junio de 2010

¿Es eso así?

Una hermosa muchacha de la aldea estaba embarazada. Sus padres enojados, exigieron saber quién era el padre. Al principio resistente a confesar, la ansiosa y desconcertada muchacha finalmente señaló a Hakuin, el maestro de Zen a quien todos antes reverenciaban por vivir una vida tan pura. Cuando los ultrajados padres enfrentaron a Hakuin con la acusación de su hija, él contestó simplemente "¿Es eso así?".

Cuando el niño nació, los padres se lo trajeron a Hakuin, quien ahora era visto como un paria por la aldea entera. Exigieron que tomara el cuidado del niño, puesto que era su responsabilidad. "¿Es eso así?", dijo Hakuin tranquilamente mientras aceptaba al niño.

Por muchos meses cuidó muy bien del niño, hasta que la hija no pudo resistir más la mentira que había dicho. Confesó que el padre verdadero era un joven de la aldea que había intentado proteger. Los padres fueron de inmediato donde Hakuin para ver si devolvería al bebé. Con abundantes disculpas explicaron lo qué había sucedido. "¿Es eso así?", dijo Hakuin mientras les entregaba al niño.

Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es/
http://www.psicologiacerdanyola.es/
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com/

martes, 29 de junio de 2010

Un hombre santo

La voz se propagó a través de la campiña, sobre el sabio hombre santo que vivía en una casa pequeña encima de la montaña. Un hombre de la aldea decidió hacer el largo y difícil viaje para visitarlo. Cuando llegó a la casa, vio a un viejo criado al interior, que lo saludó en la puerta. "Quisiera ver al sabio hombre santo", le dijo al criado. El sirviente sonrió y lo condujo adentro.

Mientras caminaban a través de la casa, el hombre de la aldea miró con impaciencia por todos lados en la casa, anticipando su encuentro con el hombre santo. Antes de saberlo, había sido conducido a la puerta trasera y escoltado afuera. Se detuvo y giró hacia el criado, "¡Pero quiero ver al hombre santo!"

"Usted ya lo ha visto", dijo el viejo. "A todos a los que usted pueda conocer en la vida, aunque parezcan simples e insignificantes... véalos a cada uno como un sabio hombre santo. Si hace esto, entonces cualquier problema que usted haya traído hoy aquí, estará resuelto".







Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es
http://www.psicologiacerdanyola.es
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com

lunes, 28 de junio de 2010

Se mueve

Dos monjes tenían una discusión a la orilla del río. El maestro, que en ese momento pasaba, se acercó a ellos y les preguntó sobre que se trataba su debate. "Estábamos mirado aquél árbol, y dije que las hojas se movían, pero mi compañero dice que es el viento el que se mueve", dijo uno de los monjes.

El maestro miró al árbol, luego a sus discípulos y les dijo, "es su mente la que se mueve".


Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es/
http://www.psicologiacerdanyola.es/
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com/

domingo, 27 de junio de 2010

No lo sé

El Emperador, que era un budista devoto, invitó a un gran maestro de Zen
al palacio para hacerle preguntas acerca del Budismo.

"¿Cuál es la verdad más alta de la santa doctrina budista?", preguntó el Emperador.

"El inmenso vacío... y ni una huella de santidad", contestó el maestro.

"Si no hay santidad", dijo el emperador, "entonces ¿quién o qué es usted?".

"No lo sé", contestó el maestro.











Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es
http://www.psicologiacerdanyola.es
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com

sábado, 26 de junio de 2010

Tips para combatir el estrés laboral

Debes seguir estos puequeños consejos para manejar mejor tu estrés mientras trabajas, haz lo siguiente:

Hacer pausas cada hora y media de actividad ayuda a liberar la mente.

No se acerque a lo que lo agobia.

Evite el sobre exceso de trabajo, organize y delegue las tareas y no dude en pedir ayuda cuando lo necesite, esto no es un signo de debilidad sino de madurez.

Planifique su tiempo, realize un cálculo de tiempo que le ocupará cada tarea a realizar.

Realice las tareas mas duras y complicadas a primera hora.

No se lleve el trabajo a casa.

Realice técnicas de relax que le permitirán controlar su respiración

Aumente el consumo de alimentos ricos en vitaminas, ácidos grasos esenciales, antioxidantes.

Reduzca el consumo de sal, azúcar, grasas y cafeína.

Si el estrés laboral le impide disfrutar de su trabajo y de su vida personal entonces puede ser un indicador donde debe replantearse su carrera profesional.

Recordemos que el estrés elevado puede desembocar en una afección cardiovascular provocada por la hipertensión. Pero la hipertensión no es una enfermedad, mas bien es una característica personal que implica que en un futuro nuestro estilo de vida desemboque en un fastidio si no se sabe controlar bien.

Aumentos de la temperatura ambiental también inciden en un mayor descenso de la presión arterial.

origen: http://reyquidemente.blogspot.com/

Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es/
http://www.psicologiacerdanyola.es/
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com/

viernes, 25 de junio de 2010

Algunos cuentos Zen para reflexionar


Sentidos
Dos monjes caminaban por un parque, cuando uno de ellos exclama, -¡Qué bello el verde de estos árboles!- el otro se lo queda mirando y le dice –¿Y qué sucedería si no tuvieses ojos?- el primer monje vuelve a exclamar -¡Que dulce el aroma de estas flores!- molesto el otro monje continúa su debate -¿Y qué sucedería si no tuvieses olfato?- con gran parcimonia el primer monje responde –¡Y qué exquisito el canto de los pájaros!- ya disgustado el otro monje le grita –¿Y qué sucedería si no tuvieses ninguno de tus sentidos?-, con un tono dulce el primer monje lo mira y le dice –Entonces, no habría mucho porqué preocuparse, ¡estaría bien muerto!-

¿Sexo o castidad?
Dos amigos que se encontraban en la plenitud de su juventud decidieron hacerse monjes. El abad del monasterio era un reconocido maestro al que muchos sabían se había iluminado. Un día el abad mandó a comprar a los dos jóvenes aprendices al mercado. Estando allí entre la multitud pasaron dos hermosas mujeres junto a ellos -¿Ya viste amigo mío, que deliciosas mujeres?- sobresaltado, el otro reclama – si las vi, pero bien sabes que nosotros los monjes tomamos votos de castidad-. Cuando volvieron al templo encontraron al maestro deleitándose entre varias mujeres muy bellas. Indignados, increpan al maestro pidiendo una explicación. -¿Pero de qué hablan?- responde el maestro, -Ustedes tuvieron su oportunidad cuando estaban en el mercado-. Silencio totalMasao, un practicante muy devoto se retiró a la montaña en búsqueda de iluminación. Pasó 20 años en soledad y la gente empezó a comentar que existía un maestro en la montaña. Kosuke, un estudiante Zen decidió visitar a este personaje tan enigmático en búsqueda de enseñanzas. Cuando logró encontrarlo en una cueva escondida se acercó piadosamente y le dijo –Soy Kosuke, por favor, dime algo que pueda practicar para alcanzar la iluminación. Lo contemplaré toda mi vida si es necesario-. El yogui se lo quedó mirando y dijo -¿Y qué quieres que te diga?, ¡Si ya eres un Buda!- Kosuke escuchó esto y con gran desilusión pensó que el tipo entre tanta soledad sencillamente se había vuelto loco. Mientras bajaba la montaña escuchó un gran trueno en el cielo, luego cuando se hizo el silencio de nuevo, se iluminó.

Nada que perder
Un abuelo que se había pasado toda su vida jugando a la lotería finalmente acertó al premio mayor, y como era su sueño desde niño todo el pueblo sabía que lo había logrado. Cuando tuvo el cheque en su mano sintió una gran desilusión. – ¿Qué le pasó abuelo, acaso no está contento de haber ganado?- aludía el notario, -el abuelo lo miró medio desconcertado mientras pensaba –y de qué me sirve el dinero ahora que soy un viejo?-. Cuando salió a la calle se encontró con su maestro de Zen. Cuando el abuelo le contó sus pesares, el maestro le dijo –No te preocupes, ahora que eres viejo no tienes nada que perder, excepto el premio de la lotería por supuesto!-.

Miedo a morir, miedo a vivir
Viajaba un piloto sobre el desierto cuando su aeronave sufre un desperfecto y cae inevitablemente en las olas de arena. Aunque logró salir ileso, al descender del avión se da cuenta que su cuerpo comienza a hundirse en arenas movedizas. – ¡Pero que mala fortuna!- pensó el hombre, -¡cómo es posible que haya sobrevivido al choque para caer en este maldito embrollo!-. A medida que su cuerpo desaparecía en la arena, una serpiente le observaba con detención. –!Por favor, sácame de aquí y juro te lo compensaré!- dijo el piloto. La serpiente pensó –pobre, ahora que esta a punto de perder la vida cree que puede hablar con serpientes-. En un acto de gran compasión la serpiente ocupó su cuerpo para sacar al piloto de su trampa mortal. –gracias! ¿Que puedo hacer para compensarte?-, la serpiente lo miraba y pensaba, -pobre, Ahora que recuperó su vida no sabe que hacer con ella-.
Tomado de Sinergia

Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es/
http://www.psicologiacerdanyola.es/
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com/

jueves, 24 de junio de 2010

El deseo del corazón




Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es/
http://www.psicologiacerdanyola.es/
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com/A un hombre enfermo le preguntaron:

-¿Qué es lo que tu corazón desea?
-¡Si tan solo pudiera desear algo! - replicó.

Cuento de los derviches persas.

miércoles, 23 de junio de 2010

El dedo de Gutei


Siempre que alguien le preguntaba acerca del Zen, el gran maestro Gutei lentamente levantaba un dedo en el aire. Un muchacho en la aldea comenzó a imitar esta conducta. Siempre que oía a la gente hablar de las enseñanzas de Gutei, interrumpía la discusión y levantaba su dedo. Gutei oyó hablar de la travesura del muchacho. Cuando lo vio en la calle, lo agarró y le cortó su dedo. El muchacho gritó y comenzó a huir, pero Gutei le llamó. Cuando el muchacho se dio vuelta para mirar, Gutei levantó su dedo en el aire. En ese momento el muchacho se iluminó.

Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es
http://www.psicologiacerdanyola.es
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com

martes, 22 de junio de 2010

Lavar los platos


Cuando un monje le pidió a Tchao Tchú que le instruyera en el Zen, esté dijo:

—¿Has tomado tu desayuno?.

—Si, maestro, lo he tomado.

—Entonces, vete a lavar los platos.

Esta respuesta abrió súbitamente los ojos del monje a la verdad del Zen.






Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es/
http://www.psicologiacerdanyola.es/
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com/

lunes, 21 de junio de 2010

Tentación

Has cogido la cartera, la has encontrado y te la has metido en el bolsillo. No disimules, a mí no puedes engañarme. Busca un rincón apartado, y aprovecha para explorar su interior. Un tipo con pasta, ¿eh? Cógela, tendrá más. Mejor quédate con la cartera entera, es de piel, tira la tuya. Mira qué traje, te sentaría como un guante. Esa debe ser su mujer, no me negarás que es mucho más guapa que la tuya. Y sin hijos, no hay fotos de niños. Mejor. ¿Por qué no vas a su casa y te lo pruebas todo? Reconoce que tu vida es una basura. Tienes razón en que no os parecéis demasiado, pero espabila, cambia de peinado. Sé espontáneo por una maldita vez.

Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es
http://www.psicologiacerdanyola.es
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com

domingo, 20 de junio de 2010

Historia de un elefante …

Cuando yo era chico me encantaban los circos y lo que mas me gustaba de los circos eran los animales. También a mí, como a otros, después me enteré que me llamaba la atención el elefante.
Durante la función la enorme bestia hacia despliegue de su peso tamaño y fuerza descomunal…pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver al escenario el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas a una pequeña estaca clavada en el suelo.
Sin embargo, la estaca era solo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en la tierra. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, podría con facilidad arrancar la estaca y huir.
El misterio es evidente : ¿ Qué lo mantiene entonces ¿Por qué no huye?

Cuando tenía cinco o seis años yo todavía confiaba en la sabiduría de los grandes. Pregunté entonces a algún maestro, a algún padre o a algún tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapaba porque estaba amaestrado. Hice entonces la pregunta obvia :
Si está amaestrado ¿Por qué lo encadenan? No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente.
Con el tiempo me olvidé del misterio del elefante y la estaca…y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho la misma pregunta.
Hace algunos años descubrí que por suerte para mí alguien había sido lo bastante sabio como para encontrar la respuesta : EL ELEFANTE DEL CIRCO NO ESCAPA PORQUE HA ESTADO ATADO A UNA ESTACA PARECIDA DESDE QUE ERA MUY, MUY PEQUEÑO.
Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca.
Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró y sudó tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo no pudo. La estaca era ciertamente muy fuerte para él. Juraría que se durmió agotado y que al día siguiente volvió a probar y también al otro y al que le seguía….Hasta
que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino. Este elefante enorme y poderoso, que vemos en el circo, no escapa porque cree – pobre – que NO PUEDE.
El tiene el registro y recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia que sintió poco después de nacer. Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese registro. Jamás…jamás….intentó poner a prueba su fuerza otra vez.
Vivimos creyendo que un montón de cosas "no podemos" simplemente porque alguna vez, antes, cuando éramos chiquitos, alguna vez probamos y no pudimos. Hicimos entonces, lo del elefante : grabamos en nuestro recuerdo: NO PUEDO….NO PUEDO Y NUNCA PODRE. Hemos crecido portando ese mensaje que nos impusimos a nosotros mismos y nunca más lo volvimos a intentar.
Cuando mucho, de vez en cuando sentimos los grilletes, hacemos sonar las cadenas o miramos de reojo la estaca y confirmamos el estigma : " NO PUEDO Y NUNCA PODRE " Vivimos condicionados por el recuerdo de otros, que ya no somos y no pudieron.
Tu única manera de saber, es intentar de nuevo poniendo en el intento todo tu corazón…..TODO TU CORAZON".
Fuente :
Jorge Bucay (Recuentos para Demián)

Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es/
http://www.psicologiacerdanyola.es/
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com/

sábado, 19 de junio de 2010

La cuchara

Un estudiante de Zen se quejaba de que no podía meditar: sus pensamientos no se lo permitían. Habló de esto con su maestro diciéndole: “Maestro, los pensamientos y las imágenes mentales no me dejan meditar; cuando se van unos segundos, luego vuelven con más fuerza. No puedo meditar. No me dejan en paz”.

El maestro le dijo que esto dependía de él mismo y que dejara de cavilar. No obstante, el estudiante seguía lamentándose de que los pensamientos no le dejaban en paz y que su mente estaba confusa. Cada vez que intentaba concentrarse, todo un tren de pensamientos y reflexiones, a menudo inútiles y triviales, irrumpían en su cabeza.

El maestro entonces le dijo: “Bien. Aferra esa cuchara y tenla en tu mano. Ahora siéntate y medita”. El discípulo obedeció. Al cabo de un rato el maestro le ordenó: “¡Deja la cuchara!”. El alumno así hizo y la cuchara cayó obviamente al suelo. Miró a su maestro con estupor y éste le preguntó: “Entonces, ahora dime quién agarraba a quién, ¿tú a la cuchara, o la cuchara a ti?.

viernes, 18 de junio de 2010

Destino y Libre Albedrio

No nacemos en nuestra familia por accidente ni  por casualidad. Elegimos las circunstancias y preparamos un plan para nuestra vida antes incluso de ser concebidos. Nos ayudan en esa preparación los seres espirituales llenos de amor que después nos guían y protegen mientras estamos en el cuerpo físico y se va desarrollando el plan de nuestra vida. Podemos llamar destino a los hechos que van desarrollándose después de que los hayamos elegido.
Existen pruebas importantes de que vemos los principales acontecimientos de la vida que tenemos por delante, los puntos de destino, en la etapa de preparación que precede a nuestro nacimiento.
Ya está programado quiénes serán las personas más importantes que conoceremos, cuáles los reencuentros con almas gemelas y compañeros del alma, incluso los lugares en los que sucederán estos hechos. Algunos casos de déjá vu, esa sensación de haber estado antes en un sitio o de haber vivido un momento, pueden explicarse como un vago recuerdo de esa anticipación de la vida que está cristalizando en la vida física que vivimos.
Lo mismo sucede en el caso de la gente. Las personas "atrapadas" en una tragedia suelen preguntarse si el plan de su vida se ha visto alterado de algún modo. La respuesta es negativa. Todo tiene su razón, y en el curso del destino no existen casualidades.
Aunque todos los seres humanos tenemos un plan vital, también tenemos libre albedrío, lo mismo que nuestros padres y todas las personas con las que nos relacionamos. Nuestras vidas y las suyas quedarán afectadas por las elecciones que hagamos mientras estemos en estado físico, pero los puntos del destino sucederán de todos modos. Conoceremos a las personas que proyectamos conocer y nos enfrentaremos a las oportunidades y los obstáculos que habíamos previsto mucho antes de nacer. Sin embargo, la forma de desenvolvernos ante estas situaciones, nuestras reacciones y decisiones subsiguientes son las expresiones de nuestro libre albedrío. El destino y el libre albedrío coexisten e interactúan constantemente. Son cosas complementarias, no contradictorias.
Brian Weiss.
Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
Blog:

jueves, 17 de junio de 2010

Cielo e infierno

Un belicoso samurai desafió en una ocasión a un maestro zen a que explicara el concepto de cielo e infierno.

Pero el maestro respondió con desdén:
—No eres más que un patán. ¡No puedo perder el tiempo con individuos como tú!

Herido en lo más profundo de su ser, el samurai se dejó llevar por la ira, desenvainó su espada y gritó:
—¡Podría matarte por tu impertinencia!
—Se acaban de abrir las puertas del infierno —repuso el maestro con calma.

Desconcertado al percibir la verdad en lo que el maestro señalaba con respecto a la furia que lo dominaba, el samurai se serenó, envainó la espada y se inclinó, agradeciendo al maestro la lección.

—Se acaban de abrir las puertas del cielo —añadió el maestro.

miércoles, 16 de junio de 2010

Cuando la fama llega aun estando de rodillas.

origen: http://vidaok.com/

Cuando llega el momento de triunfar aun estando de rodillas, este llega. Esto es lo que le ha sucedido a Freshman Isaiah Canaan, quien hizo tres puntos en un partido del basketball cuando habia caido de rodillas.

Este tiro lo hizo en una postura muy difícil y le salió a la perfección, tiros que siempre practica durante los entrenamientos, como luego del partido manifestaron sus compañeros del Murray State, equipo al cual pertenecen.

Puedes ver el video por ti mismo y darte cuenta que cuando las cosas tienen que suceder, simplemente suceden:

Esto es una muestra de que la fama o el éxito puede llegar en cualquier momento y para aprovecharla siempre se debe estar bien preparado.Isaiah Canaan siempre practica tiros en diversas posturas y situaciones del cuerpo, pero nunca habia hecho un tiro así durante un partido oficial en el que sumó 3 puntos adicionales antes de irse al descanso con ventaja para su equipo.

Isaiah Canaan es considerado por los críticos deportivos como uno de los mejores jugadores del basketball universitario.

Pero lo más interesante es que él se prepara para las probables eventualidades, para que lo imposible sea posible. Es decir, trabaja para marcar la diferencia.

En el 2009 fue elegido el mejor jugador de Mississipi en el High School. Este 18 de febrero del 2010 será de muy grato recuerdo para este jugador que sale de lo común porque propicia el salir de lo común.

No interesa en dónde estes ni como te encuentres, la fama te puede llegar en cualquier momento, pero si no te encuentras preparado para aprovechar las oportunidades no lo conseguirás.

La fama siempre toca las puertas, pero si la abres, ya sea que sepas como hacerlo o que no tengas la llave para abrir la cerradura, no lo conseguirás.

Puedes ensayar miles de veces y cuando te llega la oportunidad, bastará una soloa acción. De la misma manera se practica en las artes marciales, un golpe se practica miles de veces, pero bastará uno solo para poder defenderse o atacar con eficiencia.

Todo en la vida es así y los resultados marcan el futuro solo para aquellos que se encuentran preparados. Lo más importante es que al estar preparados, no serán 15 minutos de fama, sino que ésta continuará en el tiempo.

Si la fama llega sin estar preparados, lo más probable es que no dure mucho. Muchas personas tienen sus 15 minutos de fama y luego pasan al olvido. No permitas que ello suceda, simplemente ebe encontrarte preparado.

Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es
http://www.psicologiacerdanyola.es
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com

martes, 15 de junio de 2010

Nangaku y Ba

A la muerte de su maestro, Ba se convirtió en monje peregrino, lo cual significa que no debía pasar más de una sola noche en un mismo sitio. Así estuvo peregrinando, sin morada fija, hasta llegar al monte Heng, en la provincia de Hunan, al sur del gran río Yangtsé.

Cerca de un monasterio solitario, en una roca que le pareció muy a propósito, se hizo una cabaña de ramas y empezó a dedicarse al zazen día y noche, inmóvil como un yogui de la india.

Al otro lado de la misma montaña de Heng vivía Nangaku, discípulo de Eno, el sexto patriarca Zen, desde hacía catorce años. En sus paseos Nangaku se había fijado varias veces en aquel monje inmóvil, haciendo zazen a todas horas, y un día se paró y le dijo:
—¿Qué haces tú ahí?
—Hago zazen —contestó Ba.
—¿Qué quieres conseguir con eso? —preguntó Nangaku.
—Llegar a ser un Buda (iluminado).

Nangaku no dijo nada. Fue a recoger una teja caída del monasterio y empezó a frotarla en una piedra. Ba, viéndole así un rato, dijo:
—¿Qué haces tú ahí?
—Estoy frotando una teja en una piedra.
—¿Para qué? —preguntó Ba.
—Para convertirla en un espejo.

Ba se echó a reír. Nangaku le dijo entonces:
—Igual de poco te vas a convertir tú en un Buda por sentarte.

lunes, 14 de junio de 2010

El músico

Está cansado de que pasen por delante sin mirarlo siquiera, así que abre una maleta inmensa y guarda en ella la guitarra, la lona sobre la que se sentaba, el banquito, la farola, la acera, las papeleras, un buzón, un par de niños que jugaban cerca, un puestecito de helados, una tienda de reparaciones, un perro callejero y una peluquería de señoras.
El otro hombre, que hace unos segundos se disponía a cruzar el semáforo con total tranquilidad, se encuentra de repente sumergido en una especie de niebla gris, con la mano a medio camino de una moneda en su bolsillo para la que, sospecha, ya es demasiado tarde.

Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es
http://www.psicologiacerdanyola.es
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com

domingo, 13 de junio de 2010

Zapatillas

A un discípulo que siempre estaba quejándose de los demás, le dijo el Maestro,
”si es paz lo que buscas, trata de cambiarte a ti mismo, no a los demás. Es más fácil calzarse unas zapatillas que alfombrar toda la tierra”.

sábado, 12 de junio de 2010

Celos

Estaba tan convencida de que tarde o temprano la iba a engañar que decidió no casarse con él, no acudir a la cita, no comprarse ese vestido, no entrar a trabajar en aquella oficina, no estudiar en la Universidad, no alternar con esos chicos del instituto, no pasar los veranos con sus abuelos, no llegar a nacer siquiera.

Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es
http://www.psicologiacerdanyola.es
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com

viernes, 11 de junio de 2010

La concentración y la piedad

Un joven, preso de la amargura, acudió a un monasterio en Japón y le expuso a un anciano maestro:

—Querría alcanzar la iluminación, pero soy incapaz de soportar los años de retiro y meditación. ¿Existe un camino rápido para alguien como yo?
—¿Te has concentrado a fondo en algo durante tu vida? —preguntó el monje.
—Sólo en el ajedrez, pues mi familia es rica y nunca trabajé de verdad.

El maestro llamó entonces a otro monje. Trajeron un tablero de ajedrez y una espada afilada que brillaba al sol.

—Ahora vas a jugar una partida muy especial de ajedrez. Si pierdes, te cortaré la cabeza con esta espada; y si ganas se la cortaré a tu adversario.

Empezó la partida. El joven sentía las gotas de sudor recorrer su espalda, pues estaba jugando la partida de su vida. El tablero se convirtió en el mundo entero. Se identificó con él y formó parte de él. Empezó perdiendo, pero su adversario cometió un desliz. Aprovechó la ocasión para lanzar un fuerte ataque, que cambió su suerte. Entonces miró de reojo al monje. Vio su rostro inteligente y sincero, marcado por años de esfuerzo. Evocó su propia vida, ociosa y banal...

Y de repente se sintió tocado por la piedad. Así que cometió un error voluntario y luego otro... Iba a perder. Viéndolo, el maestro arrojó el tablero al suelo y las piezas se mezclaron.

—No hay vencedor ni vencido —dijo—, No caerá ninguna cabeza.

Se volvió hacia el joven y añadió:
—Dos cosas son necesarias: la concentración y la piedad. Hoy has aprendido las dos.

jueves, 10 de junio de 2010

Estereotipos

Siempre hay algún chaval vigilando desde el tejado más alto, para avisar si se acerca algún coche de fuera. No es algo que suceda muy a menudo, pero no quieren que nadie sospeche nada. Cuando dan la voz de alarma, todos los hombres abandonan rápidamente sus quehaceres en la cocina y agarran una manguera, un cortacésped, un martillo. Las mujeres esconden las cervezas, las fichas de dominó, el diario deportivo. Entran en sus casas y en un santiamén ponen una lavadora, sacan una aguja de ganchillo, una revista del corazón. Son minutos incómodos para todos, que suspiran inquietos por volver a la normalidad. Pero es el único modo de asegurarse de que los dejan en paz.

Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es
http://www.psicologiacerdanyola.es
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com

miércoles, 9 de junio de 2010

Noche

Un visitante refería la historia de un santo que quería ir a visitar a un amigo suyo que estaba agonizando; pero, como le daba miedo viajar de noche, le dijo al sol, “en nombre de Dios, te ordeno que permanezcas en el cielo hasta que llegue yo a la aldea donde mi amigo agoniza”. Y el sol se detuvo en el cielo hasta que el santo llegó a la aldea.

El maestro sonrió y dijo, “¿no habría sido mejor que el santo hubiera vencido su miedo a viajar de noche?”.

martes, 8 de junio de 2010

En paz

Llevaba una vida ejemplar, pero al cumplir los cincuenta se presentó en la comisaría y dijo: "Señor guardia, arrésteme, por favor. Sin preguntas."
Durante los treinta años siguientes permaneció en silencio absoluto, en una celda pequeñita pero bien ventilada.
La noche de su octogésimo cumpleaños se levantó y llamó al carcelero. "Ya puede dejarme ir. Gracias por todo."
Al día siguiente atracó cuatro bancos y un furgón blindado. Sabía que su corazón no aguantaría tantas emociones, pero murió contento. Joaquín Vélez siempre pagaba por adelantado.

Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es
http://www.psicologiacerdanyola.es
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com

lunes, 7 de junio de 2010

Conciencia plena

Después de diez años de aprendizaje, Tenno alcanzó el rango de profesor de Zen. Un día lluvioso, fue a visitar al famoso maestro Nan-in. Cuando entró, el maestro lo saludó con una pregunta, “¿Usted dejó sus zuecos de madera y paraguas en el pórtico?”. “Sí”, contestó Tenno.

“Dígame”, continuó el maestro, “¿usted colocó su paraguas a la izquierda de sus zapatos, o a la derecha?”. Tenno no supo la respuesta, y se dio cuenta que todavía no había logrado tener conciencia plena. Así que se convirtió en aprendiz de Nan-in y estudió con él por diez años más.

domingo, 6 de junio de 2010

La semilla y la flor

La semilla no puede saber lo que va a pasar; nunca ha conocido a la
flor y ni siquiera puede creer que contiene el potencial de
transformarse en algo tanto hermoso como una flor. El camino es largo
y siempre resulta mas seguro no emprenderlo porque el camino es
desconocido, nada esta garantizado. Riesgos y trampas le esperan en el
trayecto. La semilla esta segura mientras esta escondida dentro de su
dura coraza.
Pero la semilla lo intenta, hace un esfuerzo para salir de la
protectora cascara, que es su seguridad y empieza a moverse.
Inmediatamente comienza la batalla: la lucha contra el suelo, las
piedras, las rocas. La semilla era muy dura pero el brote sera muy
blando y los peligros seran muchos. Como semilla hubiera podido
sobrevivir durante milenios.
Sin embargo, como brote encontrara muchos peligros, va hacia lo
desconocido, va hacia el sol, va hacia la luz, va sin saber donde, sin
saber por que. Pero se mueve para hacer realidad su destino.
Convertirse en la flor que esta destinada a ser. Ese es el camino del
emprendedor/a. Es arduo y requerirá mucho valor. Recuerde siempre el
ejemplo de la flor. Cuando enfrente una situación difícil no trate de
encontrar alguien o a algo a quien culpar por lo que le sucede,
ENFRENTE los retos y crezca.
Esa es la leccion de la semilla. Sea valiente para crecer y
convertirse en la persona que esta destinada a ser (la flor que esta
destinada a ser).
Autor : Anonimo
Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es
http://www.psicologiacerdanyola.es
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com

sábado, 5 de junio de 2010

Mariposa

El gran maestro taoísta Chuang Tzu, una vez soñó que era una mariposa que revoloteaba por todas partes.

En el sueño no tenía conciencia de su individualidad como persona. Era sólo una mariposa.

De repente despertó, y se encontró tendido allí siendo una persona de nuevo.

Pero al instante se preguntó, “¿Hace poco era un hombre que soñó que era una mariposa, o ahora soy una mariposa que sueña que es un hombre?”.

viernes, 4 de junio de 2010

Afirmaciones

Cuando haces afirmaciones abandonas el papel de víctima. Ya no te
sientes impotente, y reconoces tu propio poder.
Una afirmación es un punto inicial, algo que abre el camino. Por medio
de ella dices a tu subconsciente: «Asumo la responsabilidad Me doy
cuenta de que puedo hacer algo para
cambiar». Si repites a menudo la afirmación, o bien estarás listo para
dejar que lo que sea suceda, y la afirmación se volverá verdad, o se
abrirá ante ti un camino nuevo. Quizá tengas una idea brillante o un
amigo te llame para decirte: « ¿No has intentado nunca hacer esto?», y
te verás guiado a dar el paso que te llevará a sanar.
Louise L. Hay

Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.es
http://www.psicologiacerdanyola.es
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com

jueves, 3 de junio de 2010

Cambio

A un discípulo que se lamentaba de sus limitaciones, le dijo el maestro, “naturalmente que eres limitado. Pero ¿no has caído en la cuenta de que hoy puedes hacer cosas que hace quince años te habrían sido imposibles? ¿Qué es lo que ha cambiado?”

“Han cambiado mis talentos”, respondió el monje.

“No, has cambiado tú”, dijo el maestro.

“¿Y no es lo mismo?”, dijo el discípulo.

“No, tú eres lo que tú piensas que eres, cuando cambia tu forma de pensar, cambias tú”

miércoles, 2 de junio de 2010

El perro y la campanilla

Hace mucho tiempo existía un perro que le encantaba morder a las personas sin motivo alguno.
Debido a su mal comportamiento , su amo preocupado de que le hiciera daño a las demás personas le puso una campanilla en su cuello.
Y el perro, sonando la campanilla, se fue a la plaza pública a presumir.
Mas una sabia perra, ya avanzada de años le dijo:
De qué presumes tanto, amigo ? Sé que no llevas esa campanilla por tus grandes
virtudes, sino por tu mal comportamiento.

Los halagos que se hacen a sí mismos los fanfarrones, sólo delatan sus mayores defectos.
Autor : Esopo

martes, 1 de junio de 2010

Paradoja

origen: http://www.reflexionesvividas.com

Hace muchos, muchos años, vivía en cierto país, un joven y famoso pintor. Una vez decidió crear un retrato realmente grandioso, un retrato en vivo lleno de la alegría de Dios, con un par de ojos que irradiasen paz eterna. Emprendió la búsqueda de una persona cuyo retrato reflejase la luz eterna, etérea.
Recorrió pueblo tras pueblo y una selva tras otra en busca de esa persona. Finalmente halló un pastor cuyos ojos brillaban, cuyo rostro y aspecto daban la vaga sensación de que provenía de una morada celestial. Bastaba echarle una mirada para convencerse de que Dios también se halla presente en el hombre.
El artista pintó un retrato de este hombre. Millones de copias del retrato se vendieron por todas partes. La gente se sentía agradecida por poder colgar el retrato en sus paredes.
Luego de un intervalo de veinte años, cuando el artista había envejecido, pensó en hacer otra obra maestra. Había experimentado que la vida no es sólo bondad; también Satanás mora en el hombre. La idea de pintar un cuadro de Satanás le perseguía, pues sólo tendría un hombre completo si tenía las dos pinturas, complementándose la una a la otra. Había realizado una pintura de la cualidad divina; ahora deseaba retratar a la encarnación del mal.
Deseaba hallar a un hombre que no fuese un hombre, sino un demonio. Recorrió templos del vicio, bares y manicomios. El sujeto debía estar lleno de los fuegos del infierno; su rostro debía mostrar todo lo que es malo, feo y sádico. Debía ser un símbolo del pecado…
Después de prolongada búsqueda, el artista encontró a un prisionero en una cárcel. El hombre había cometido siete asesinatos, y por eso se le había sentenciado a ser ahorcado en pocos días. El infierno era obvio en sus ojos; irradiaban odio. Su rostro era el más desagradable que pudieras encontrar. El artista comenzó a retratarlo.
Al terminar, trajo su pintura anterior y colocó una pintura al lado de la otra para apreciar el contraste. Desde el punto de vista artístico, era muy difícil decidir cuál era la mejor. Las dos eran maravillosas. Permaneció de pie, mirando los dos cuadros. Y entonces oyó un sollozo. Volteó la cabeza y vio al prisionero encadenado y llorando.
El pintor se quedó perplejo. Preguntó: «Amigo mío, ¿por qué lloras? ¿En qué forma te perturban estas pinturas?»
El prisionero respondió: «He intentado ocultar la verdad durante todos estos días, pero hoy me he visto vencido. Tú quizás no sabes que la primera pintura también es mi retrato. Ambos son retratos míos. Yo soy el mismo pastor que encontraste hace veinte años en las montañas. Lloro por mi caída en los últimos veinte años, del cielo al infierno, de Dios a Satanás.
Osho.