miércoles, 2 de junio de 2010

El perro y la campanilla

Hace mucho tiempo existía un perro que le encantaba morder a las personas sin motivo alguno.
Debido a su mal comportamiento , su amo preocupado de que le hiciera daño a las demás personas le puso una campanilla en su cuello.
Y el perro, sonando la campanilla, se fue a la plaza pública a presumir.
Mas una sabia perra, ya avanzada de años le dijo:
De qué presumes tanto, amigo ? Sé que no llevas esa campanilla por tus grandes
virtudes, sino por tu mal comportamiento.

Los halagos que se hacen a sí mismos los fanfarrones, sólo delatan sus mayores defectos.
Autor : Esopo

No hay comentarios:

Publicar un comentario