viernes, 15 de octubre de 2010

Amigos

Hace mucho tiempo un hombre llamó a la puerta de su mejor  amigo para pedirle un favor:
Necesito que me prestes cuatro mil dolares  para pagar una deuda querido amigo .  puedes ayudarme ?
El amigo le pidió a su mujer que reuniese todo lo que tenían, pero ni siquiera con esto fue suficiente.
Hubo que salir a la calle, y pedirles dinero a los vecinos, hasta alcanzar la cantidad requerida.
Cuando el hombre se marchó, la mujer se dio cuenta de que su marido estaba llorando.
Por qué estás triste querido esposo  ? , le pregunto la mujer
Porque lloras  ?,  tienes miedo de que ahora que nos hemos endeudado, no consigamos pagar lo que debemos ?
No, no es por eso mi amor.

Lloro porque el que nos acaba de visitar es un amigo al que quiero mucho, y a pesar de eso yo no sabía nada de su situación.
Sólo me acordé de él cuando se vio obligado a llamar a mi puerta para pedirme dinero prestado.

--
Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.com/
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario