miércoles, 20 de octubre de 2010

Ego

En una localidad de veraneo de Nueva Inglaterra había un hombre tan feo que era el blanco de todas las bromas que se les ocurrían a sus paisanos. Un cirujano plástico que visitaba la localidad en unas vacaciones se quedó tan impresionado por su fealdad que se ofreció operar a aquel hombre gratis. "De hecho –dijo- será un verdadero placer. Le haré a usted una operación en la que quedará como el hombre más guapo de Nueva Inglaterra.
Justo antes de empezar con el bisturí, el cirujano le preguntó: "¿Quiere que le cambie la cara completamente, totalmente?"
"No -respondió el hombre- no demasiado. Quiero que los del pueblo sepan quién es ése tan guapo".

--
Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Web:
http://www.psicologiagranollers.com/
Blog:
http://psicologiagranollers.blogger.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario