lunes, 31 de enero de 2011

Inyección de liquidez

Como ya nadie compraba ni vendía acciones, diseñaron un programa que diera cada día las cotizaciones de forma aleatoria. Así, a veces los valores subían o bajaban siempre de manera inexplicable, es decir, como antes. Algunos años más tarde, con el público acostumbrado al simulador, alguien se atrevió por fin a gastarse 12 euros de su propio bolsillo para comprar acciones, y tal inyección de liquidez despertó entre los especuladores una euforia incontrolable. Empezaron a emerger fortunas insospechadas desde las Islas Caimán y lugares parecidos. Y tantas acciones se compraron que pudieron desactivar el programa, aunque guardaron copia de seguridad.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

domingo, 30 de enero de 2011

Gotas de Sangre …

Un científico de Phoenix- Arizona- quería probar una teoría.
Necesitaba a un voluntario que llegase a las últimas consecuencias. Lo
consiguió en una penitenciaria. Era un condenado a muerte que sería
ejecutado en la penitenciaría de St. Louis en el estado de Missouri.
Donde existe la pena muerte ejecutada en la silla eléctrica.
Propuso lo siguiente:
El participaría en un experimento científico, en el cual sería hecho
un pequeño corte en el pulso, lo suficiente para gotear su sangre
hasta la última gota. El tenía la probabilidad de sobrevivir, en caso
que la sangre coagulase. Si éso sucediera, el sería liberado; en caso
contrario el fallecería por pérdida de sangre , o sea una muerte sin
sufrimiento ni dolor. El condenado acepto, pues era preferible éso a
morir en la silla eléctrica, además tenía un chance de sobrevivir.
El condenado fue colocado en una cama alta, de hospital, y amarraron
su cuerpo para que no pudiera moverse. Hicieron un pequeño corte en su
pulso. Debajo de su pulso, fue colocada una pequeña vasija de
aluminio. Se le dijo que oiría su sangre en la vasija. El corte fue
superficial y no alcanzó ninguna arteria o vena, pero fue lo
suficiente para que el sintiera que su pulso fue cortado.
Sin que el supiera, debajo de la cama había un frasco de suero con una
pequeña válvula. Al cortar el pulso, fue abierta la válvula del frasco
para que creyese que era su sangre la que caía de la vasija. En
verdad, era el suero en el frasco lo que goteaba. De 10 en 10 minutos,
el científico, sin que el condenado primero lo viera, cerraba un poco
la válvula y el goteo disminuía. Mientras tanto el condenado creía que
era su sangre la que estaba disminuyendo. Con el pasar del tiempo fue
perdiendo color, quedando cada vez mas pálido.
Cuando el científico cerro por completo la válvula, el condenado tuvo
un paro cardíaco y murió, sin ni siquiera haber perdido una gota de
sangre. El científico consiguió probar que la mente humana cumple, al
pie de la letra; todo lo que le es enviado, es aceptado por el
individuo, sea positivo o negativo y que tal acción envuelve todo el
organismo, sea en la parte orgánica o psíquica.
Esta historia es una alerta para que filtremos lo que nos envia
nuestra mente, pues ella no distingue lo real de lo fantástico, lo
cierto, de lo equivocado, simplemente graba y cumple lo que le es
enviado.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

sábado, 29 de enero de 2011

Simplemente Permítete (mover tu energía)

Cuando sientas ira, no hay necesidad de estar enojado con alguien,
simplemente permítete estar furioso.
Deja que eso sea una meditación.
Enciérrate solo en el cuarto, siéntate y deja que aparezca toda la ira
que puedas.
Si sientes ganas de golpear, pégale a una almohada o a un cojín.
Haz cualquier cosa que quieras hacer: la almohada nunca va a objetar.
Si quieres matar a la almohada, toma un cuchillo y mátala. Esto ayuda,
esto ayuda tremendamente.
Uno nunca puede imaginar de cuánta ayuda puede ser una almohada.
Pégale, muérdela, tírala.
Si tu ira apunta a alguien en especial, escribe sus nombres en la
almohada o pega un retrato en ella.
Te sentirás ridículo, tonto, pero la ira es ridícula, no hay nada que
puedas hacer respecto a eso. De manera que relájate y disfrútalo como
un fenómeno de energía. Esto es un fenómeno energético. Si no estás
hiriendo a nadie, no hay nada de malo en ello. Cuando pruebes esto,
vas a ver que la idea de herir a alguien desaparece poco a poco.
Haz de esto una práctica diaria: sólo veinte minutos al día.
Entonces observa durante el resto del día.
Vas a estar más calmado, porque la energía que se convierte en ira ha
sido expulsada, la energía que se transforma en veneno ha sido
arrojada fuera del sistema.
Haz esto por lo menos durante dos semanas, y después de una semana te
vas a sorprender al ver que, cualquiera sea la situación, la ira no
está surgiendo. Sólo pruébalo.
Osho.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

viernes, 28 de enero de 2011

El Secreto Mas Profundo

El secreto más profundo es que la vida no es un proceso de descubrimiento, sino un proceso de creación.
No os descubrís a vosotros mismos, sino que os creáis a vosotros mismos de nuevo. Tratáis, por lo tanto, no de averiguar Quienes Sois, sino de determinar Quienes Queréis Ser.
Neale Donald Walsch.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

LAS REDES SOCIALES Y LA FANTASIA DEL ESTIMULO IRREAL

de PSICOVIVIR
Hay personas que confunden vida real con vida virtual
Las redes sociales con su interacción hacen que mucha gente asuma como
realidad todo lo que se dice en ellas
Una característica inherente a las redes sociales tiene que ver con
que la gente asume que todo personaje es real
Poca gente se pregunta en las redes sociales ¿Esta persona que es
hombre o mujer de profesión tal o cual, es real?
En las redes sociales muchas personas viven emociones intensas y
pierden la perspectiva de que solo es interacción virtual
En twitter, muchas personas en base a los twits analizan a la persona
que los escribe. Esto es pura y llana proyección
En twitter se pierde la perspectiva de la realidad. Por ejm, te piden
que respondas cuando te escriben cientos a la vez
En mi opinión, las redes sociales tienden a crear trastornos
emocionales. Se crean afectos en fantasías
Si escribo del amor me amas, si peleo te molestas, si pertenezco a un
bando político el otro me odia. Fantasía emocional
Las redes sociales encierran un peligro grave: las personas tienden a
sentir emociones muy intensas hacia personajes ficticios
El mayor error que se comete en una red social es no entender lo
efímero que es. Un tuit queda al olvido en el acto
Uno lee un libro, no le gusto, lo deja de leer o lo bota. En twitter,
discutes con quien escribió el libro en vez de aceptar o rechazar y ya
Amo tal o cual tuitero por lo que escribe. Un día el tuitero escribe
algo que no te gusta. Odio a ese tuitero. Neurosis
Como sabes que yo soy yo? Como te consta que soy psicólogo? Como sabes
que soy hombre?
En twitter no le escribes a nadie, solo expresas, luego otro lee y se
enamora o se molesta. Es una interacción de base fallida
Las redes sociales se basan en la necesidad narcisa de ser humano de
ser reconocido. Nada más que eso
Aquí generalizo sin miedo: todo aquel que escribe en twitter es un
narciso. Lo impele el deseo de ser visto por los demás
Cuando se debate en twitter se debería primero pensar si en realidad
eso es necesario. Tu debates con el autor de un libro?
Cuando alguien no debate sus puntos de vista en twitter lo llaman
divo. En realidad es solo alguien que no debate sus puntos de vista
La interacción en las redes sociales en mi opinión debería ser solo
hermenéutica, es decir, se analiza introspectivamente
Las redes sociales no desaparecerán, más bien serán más sofisticadas.
Todos deseamos ver y que nos vean
Yo nunca he discutido con el autor de un libro, así como poco discuto
con un twitero y sus ideas. Solo leo, analizo, acepto o rechazo
Para mí lo más enfermizo de las redes sociales es cuando veo la gente
sintiendo emociones intensas hacia un twit
Si yo leo "matemos a los gordos" (yo lo soy) sencillamente me sonreiré
de esa estupidez, le daré UF y ya. Sin intensidad emocional
Hay demasiadas cosas que ameritan intensidad emocional en la vida
real, como para venir y molestarte por un twit
Cuando uno emite una opinión, es solo eso, una opinión. No es un
dictamen, no es ley, no afecta, no nada
En el momento en que te afecta y atacas una opinión contraria a la
tuya, estas declarándote intolerante
Para mí lo más peligroso en el sentido de lo virtual es cuando asumes
que una opinión lleva tal o cual emoción implícita
Si alguien me molesta, o veo que le molesto, lo bloqueo. Me hago un
favor y se lo hago al otro que no es capaz de darme UF
Quizás en términos de síntoma, lo más sintomático es cuando un tuitero
no te gusta y sigues leyéndolo. Es enfermizo eso
Otro síntoma importante de falseamiento relacional es cuando le das UF
a alguien y luego sigues hablando de el
Cuando alguien me ofende o ataca, generalmente (no siempre) me da risa
y me lo vacilo. Es un juego mental
Yo soy de los que cree que molestarse en una red social por la opinión
de alguien es algo totalmente distorsionado
Yo considero el block un favor en ambas vías. Te quitas el mosquito
que molesta, y te apartas de molestarle al otro
Cuando te molestas en demasía por algo que leíste, pregúntate: por que
te afecta? Que autoridad moral le das al otro?
De hecho hay gente (me consta) que hace experimentos conductuales solo
para ver reacciones y estudiarlas en twitter
Si yo siento que soy Superman porque voy volando en un avión, mi
emoción es real pero mi estimulo no
Hay gente cuya vida social es en twitter. Eso en mi visión es
enfermizo, adictivo y por demás peligroso
Cuando uds me han visto molesto en twitter , como saben que lo estoy?
Como les consta? Como lo ven? Están seguros?
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

jueves, 27 de enero de 2011

Tuareg

Tuareg
- No sé mi edad: nací en el desierto del Sahara, sin papeles...!
Nací en un campamento nómada tuareg entre Tombuctú y Gao,
al norte de Mali. He sido pastor de los camellos, cabras, corderos
y vacas de mi padre. Hoy estudio Gestión en la Universidad
Montpellier.
Estoy soltero. Defiendo a los pastores tuareg.
Soy musulmán, sin fanatismo
- ¡Qué turbante tan hermoso...!
- Es una fina tela de algodón: permite tapar la cara en el desierto
cuando se levanta arena, y a la vez seguir viendo y respirando
a su través.
- Es de un azul bellísimo...
- A los tuareg nos llamaban los hombres azules por esto:
la tela destiñe algo y nuestra piel toma tintes azulados...
- ¿Cómo elaboran ese intenso azul añil?
- Con una planta llamada índigo, mezclada con otros
pigmentos naturales. El azul, para los tuareg, es el color
del mundo.
- ¿Por qué?
- Es el color dominante: el del cielo, el techo de nuestra casa.
- ¿Quiénes son los tuareg?
- Tuareg significa "abandonados", porque somos un viejo pueblo nómada
del desierto, solitario, orgulloso: "Señores del Desierto", nos
llaman. Nuestra etnia es la amazigh (bereber), y nuestro alfabeto, el
tifinagh.
- ¿Cuántos son?
- Unos tres millones, y la mayoría todavía nómadas.
Pero la población decrece... "¡Hace falta que un pueblo desaparezca
para que sepamos que existía!", denunciaba una vez un sabio: yo lucho
por preservar este pueblo.
- ¿A qué se dedican?
- Pastoreamos rebaños de camellos, cabras, corderos, vacas y asnos en
un reino de infinito y de silencio...
- ¿De verdad tan silencioso es el desierto?
- Si estás a solas en aquel silencio, oyes el latido de tu propio
corazón. No hay mejor lugar para hallarse a uno mismo.
- ¿Qué recuerdos de su niñez en el desierto conserva con mayor
nitidez?
- Me despierto con el sol. Ahí están las cabras de mi padre. Ellas
nos dan leche y carne, nosotros las llevamos a donde hay agua y
hierba... Así hizo mi bisabuelo, y mi abuelo, y mi padre... Y yo.
¡No había otra cosa en el mundo más que eso, y yo era muy feliz
en él!
- ¿Sí? No parece muy estimulante. ..
- Mucho. A los siete años ya te dejan alejarte del campamento,
para lo que te enseñan las cosas importantes: a olisquear el aire,
escuchar, aguzar la vista, orientarte por el sol y las estrellas...
Y a dejarte llevar por el camello, si te pierdes: te llevará a donde
hay agua.
- Saber eso es valioso, sin duda...
- Allí todo es simple y profundo.
Hay muy pocas cosas, ¡y cada una tiene enorme valor!

- Entonces este mundo y aquél son muy diferentes, ¿no?
- Allí, cada pequeña cosa proporciona felicidad.
Cada roce es valioso. ¡Sentimos una enorme alegría por el simple
hecho de tocarnos, de estar juntos! Allí nadie sueña con llegar a
ser, ¡porque cada uno ya es!
- ¿Qué es lo que más le chocó en su primer viaje a Europa?
- Vi correr a la gente por el aeropuerto.. . ¡En el desierto sólo se
corre si viene una tormenta de arena! Me asusté, claro...
- Sólo iban a buscar las maletas, ja, ja...
- Sí, era eso. También vi carteles de chicas desnudas:
¿por qué esa falta de respeto hacia la mujer?, me pregunté...
Después, en el hotel Ibis, vi el primer grifo de mi vida: vi correr
el agua... y sentí ganas de llorar.
- Qué abundancia, qué derroche, ¿no?
- ¡Todos los días de mi vida habían consistido en buscar agua!
Cuando veo las fuentes de adorno aquí y allá, aún sigo sintiendo
dentro un dolor tan inmenso...
- ¿Tanto como eso?
- Sí. A principios de los 90 hubo una gran sequía, murieron los
animales, caímos enfermos... Yo tendría unos doce años, y mi
madre murió... ¡Ella lo era todo para mí! Me contaba historias
y me enseñó a contarlas bien. Me enseñó a ser yo mismo.
- ¿Qué pasó con su familia?
- Convencí a mi padre de que me dejase ir a la escuela.
Casi cada día yo caminaba quince kilómetros. Hasta que el
maestro me dejó una cama para dormir, y una señora me daba
de comer al pasar ante su casa... Entendí: mi madre estaba
ayudándome...
- ¿De dónde salió esa pasión por la escuela?
- De que un par de años antes había pasado por el campamento
el rally París-Dakar, y a una periodista se le cayó un libro de la
mochila. Lo recogí y se lo di. Me lo regaló y me habló de aquel
libro: El Principito. Y yo me prometí que un día sería capaz de
leerlo...
* Y lo logró.
- Sí. Y así fue como logré una beca para estudiar en Francia.
- ¡Un Tuareg en la universidad. ..!
- Ah, lo que más añoro aquí es la leche de camella... Y el fuego
de leña. Y caminar descalzo sobre la arena cálida. Y las estrellas:
allí las miramos cada noche, y cada estrella es distinta de otra,
como es distinta cada cabra.
Aquí, por la noche, miráis la tele.
* Sí... ¿Qué es lo que peor le parece de aquí?
- Tenéis de todo, pero no os basta. Os quejáis. ¡En Francia se
pasan la vida quejándose! Os encadenáis de por vida a un banco,
y hay ansia de poseer, frenesí, prisa... En el desierto no hay
atascos, ¿y sabe por qué? ¡Porque allí nadie quiere adelantar a
nadie!
- Reláteme un momento de felicidad intensa en su lejano desierto.
- Es cada día, dos horas antes de la puesta del sol: baja el calor,
y el frío no ha llegado, y hombres y animales regresan lentamente
al campamento y sus perfiles se recortan en un cielo rosa, azul,
rojo, amarillo, verde...
* Fascinante, desde luego...
- Es un momento mágico... Entramos todos en la tienda
y hervimos té. Sentados, en silencio, escuchamos el hervor...
La calma nos invade a todos: los latidos del corazón se
acompasan al pot-pot del hervor...
- Qué paz...
- Aquí tenéis reloj,…
… allí tenemos tiempo.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

miércoles, 26 de enero de 2011

EL ANILLO

Un alumno llegó a su profesor con un problema:
-Estoy aquí, profesor, porque me siento tan poca cosa que no tengo
fuerzas para hacer nada.
Dicen que no sirvo para nada, que no hago nada bien, que soy tonto
y muy idiota
¿Cómo puedo mejorar?
¿Qué puedo hacer para que me valoren más?
El profesor, sin mirarlo, le dijo :
-Lo siento mucho, joven, pero ahora no puedo ayudarte. Primero debo
resolver mi propio problema, tal vez después...
Y haciendo una pausa dijo:
Si tu me ayudas y puedo resolver mi problema rápidamente, quizá
pueda ayudarte a resolver el tuyo.
- Claro, profesor, murmuró el joven.
Pero se sintió otra vez desvalorizado.
El profesor se sacó un anillo que llevaba en el dedo pequeño, se
lo dio y le dijo:
Coge el caballo y vete al mercado. Debes vender este anillo porque
tengo que pagar una deuda.
Es preciso que obtengas por él el máximo posible, pero no aceptes
menos de una moneda de oro.
Vete y vuelve con la moneda lo más rápido posible
El joven cogió el anillo y partió.
Cuando llegó al mercado empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes.
Ellos miraban con algún interés, atendiendo al joven cuando decía
cuanto pretendía por el anillo.
Cuando decía que una moneda de oro, algunos reían, otros se
apartaban sin mirarlo.
Solamente un viejecito fue amable de explicarle que una moneda de
oro era mucho valor para comprar un anillo
Intentando ayudar al joven, llegaron a ofrecerle una moneda de
plata y una jícara de cobre, pero el joven seguía las instrucciones
de no aceptar menos de una moneda de oro y rechazaba las ofertas,
Después de ofrecer la joya a todos los que pasaban por el mercado,
y abatido por el fracaso, montó en el caballo y regresó.
El joven deseaba tener una moneda de oro para comprar el mismo el
anillo, librando de la preocupación a su profesor pudiendo así
recibir su ayuda y consejos
Entró en la casa y dijo:
Profesor, lo siento mucho, pero es imposible conseguir lo que me pidió.
Tal vez pudiese conseguir 2 ó 3 monedas de plata, pero no creo que
se pueda engañar a nadie sobre el valor del anillo.
Importante lo que me dices, joven, le contestó sonriente.
Primero debemos saber el valor del anillo.
Vuelve a coger el caballo y vas a ver al joyero.
Quien mejor para saber su valor exacto?
Pero no importa cuanto te ofrezca, no lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo.
El joven fue a ver al joyero y le dio el anillo para que lo examinara.
El joyero lo examinó con una lupa, lo pesó y le dijo:
-Dile a tu profesor que, que si lo quiere vender ahora no puedo
darle más de 58 monedas de oro.
-58 MONEDAS DE ORO!!, exclamó el joven.
-Si, contestó el joyero, y creo que con el tiempo podría ofrecer
cerca de 70 monedas, pero si la venta es urgente .......
El joven corrió emocionado a casa del profesor para contarle lo ocurrido.
-Siéntate, dijo el profesor, y después de escuchar todo lo que el
joven le contó, le dijo:
-Tu eres como ese anillo, una joya valiosa y única. Solamente puede
ser valorada por un especialista.
-Pensabas que cualquiera podía descubrir su verdadero valor?
Y diciendo esto, volvió a colocarse su anillo en el dedo.
Todos somos como esta joya.
Valioso y únicos y andamos por todos los mercados de la vida
pretendiendo que personas inexpertas nos valoren
Refuerza tu valor!
Pasa este e-mail a todos las personas valiosas para ti .........
Si lo recibes de vuelta, puedes creer que eres una piedra preciosa
para tus amigos.
Si no lo recibes, aprende a valorar cada días más tus piedras preciosas.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

martes, 25 de enero de 2011

SOBRE LA MENTIRA

BASES TEORICAS
Las mentiras se pueden detectar porque suelen implicar emociones que
se filtran en la comunicación. Cuanto mayor sea la mentira y más
emociones implique, más pistas dejará. En general se despierta el
sentido de la culpabilidad, el remordimiento o la incomodidad al
mentir.
El intento de ocultar posibles filtraciones de estas emociones genera
en casi todo el mundo una lucha interna emocional. Cuanto más íntima
sea la relación con una persona, más complicado será mentirle por las
emociones que ello implica. Así por ejemplo al cónyuge enamorado le
será muy difícil mentir a su pareja pero no tendrá tanta dificultad en
mentir a un extraño.
Tendremos presente que los síntomas que vamos a tratar aquí se
relacionan con la persona que experimenta algún tipo de estrés y que
aunque la mayoría de los mentirosos exhiben muchas señales externas,
este estrés no garantiza que se esté mintiendo.
Hay personas que se sienten cómodas con la mentira y por ello no
demuestran muchos síntomas de estrés, mientras que otros, como los
fanáticos, se creen sus propias mentiras y, como consecuencia de ello,
no muestran tampoco ninguna señal de que están mintiendo.
En el caso de los mentirosos patológicos pueden carecer de vínculos
emocionales que les aten a nadie y en consecuencia les resulta muy
fácil mentir.
RECOMENDACIONES
- No hay que interpretar un gesto solitario aislado de otros gestos o
circunstancias. Si alguien se frota los ojos puede ser que lo haga
realmente porque le escuecen, le lloran o está cansado. Se ha
averiguado que las mentiras se producen siempre en unos conjuntos,
denominados "racimos", y que antes de dar por sentado que el
interlocutor le miente, deberíamos ser capaces de detectar un mínimo
de tres señales. Que alguien se toque la nariz, la boca, o se tire de
la oreja no garantiza que está mintiendo, aunque algo debe estar
pasándole por la cabeza que no dice. No está mintiendo necesariamente,
pero sí es probable que esté ocultando alguna cosa.
- Conviene actuar como sí se creyera todo lo que dice, para conseguir
que acabe traicionándose a sí mismo. Si le hacemos confiar en exceso
en lo bien que está llevando a cabo su representación, luego podemos
pedirle que repita su mentira una segunda vez. Los buenos mentirosos
tienen la respuesta ensayada y repiten exactamente lo mismo, pero
podemos hacer pausas y distracciones para que crea haberlo conseguido
y después pedirle que lo repita una tercera vez. Si no esperaba verse
obligado a esto y está relajado, la respuesta que ofrezca no será
idéntica y la historia sonará algo distinta.
PUNTOS BASICOS PARA DETECTAR LA MENTIRA
- El que miente evita cualquier referencia a su persona en sus
mentiras, así como la utilización de palabras como "yo" o "mí".
Debido al hecho de que casi todo el mundo se siente incómodo al
mentir, la gente intenta por instinto distanciarse de su propia
mentira. El FBI americano descubrió esta pista a partir del estudio de
las palabras de los sospechosos que daban falsas coartadas.
Por ejemplo alguien que te planta en una cita, miente si te dice "se
me estropeó el coche y el móvil no tenía batería" y no lo hace si dice
" Se me estropeó el coche y no pude llamarte porque tenía la batería
de mi móvil descargada".
- Evitan mencionar el nombre de la persona sobre la que mienten.
Prefieren decir "no tuve relaciones íntimas con esa mujer" antes que
decir "no tuve relaciones con Mónica".
- Ofrecen una "representación" impecable. El mentiroso habitual no
olvida, porque ha practicado la mentira repetidas veces. La respuesta
más probable a la pregunta de qué ha hecho el fin de semana cuando no
mienten, será algo como "ah…fui a casa de mi hermano después de
desayunar y entonces….ah….no, le vi después de comer porque
primero….". Cuando recordamos los acontecimientos de un día, solemos
ir arriba y abajo cambiando de dirección hasta ser capaz de ordenar
correctamente los acontecimientos. Pero en el caso del mentiroso no es
así, ya que lleva el papel bien ensayado y no suele dudar.
- La voz del que miente sube de volumen debido a la tensión asociada
con la mentira. Si cuando se ven "pillados" chirrían como un canario
mientras te explican su versión, podemos empezar a sospechar.
Cuando se experimenta estrés al mentir, se provoca una tensión de las
cuerdas vocales. (Los niveles de estrés de la voz humana se miden
registrando los cambios de circulación sanguínea que riega las cuerdas
vocales, ya que esta desciende cuando alguien miente). Los tres
elementos en la voz que se alteran en ese momento son el volumen, el
tono y la velocidad. La voz será más aguda y también puede, asimismo
aumentar la velocidad (el hablar rápido expresa el deseo de acabar
pronto con el tema) y subir el volumen.
Y, en sentido contrario, cuando el mentiroso reflexiona sobre su
mentira para tener por seguro que la dice a la perfección, empieza a
hablar más lentamente, a bajar el volumen y a disminuir la velocidad.
- Cuando habla se come las palabras. Si no ha tenido tiempo suficiente
de ensayar, en ocasiones el tono suele verse salpicado por "ums".
"ahs", "ers", toses y pausas. Este factor es más evidente en los
hombre que en las mujeres, pues ellos poseen menos habilidad cerebral
para controlar el lenguaje, así que es probable que el hombre que se
come las palabras esté mintiendo, pues ello revela que le están
sucediendo un montón de problemas simultáneamente y que su cerebro
intenta lidiar con ellos de una sola vez. A veces creen que el hablar
así indica que no están mintiendo.
- Honestamente, sinceramente, francamente, son algunas de las palabras
y frases que mas comúnmente indican un intento de engaño intentando
convencer con ellas de una emoción que no se siente en realidad. Por
ejemplo, "Francamente, es la mejor oferta que puedo hacerle" se
traduciría como "No es mi mejor oferta, pero tal vez crea que es así".
"Te quiero" es más creíble que "Te quiero sinceramente".
"Indudablemente" da cabida a la duda, mientras que "sin duda alguna"
es una señal de alerta definitiva.
- "Créeme", significa a menudo lo contrario: "Si consigo que me creas,
harás lo que yo quiero". La intensidad con la que una persona que dice
"créame" intenta convencer a su interlocutor, es proporcional al
tamaño del engaño. La persona piensa que no le creen y por ello
subraya sus afirmaciones con un "créeme", "no te engaño", "¿crees que
te mentiría?". Son más versiones de lo mismo.
- Cuando escuche a alguien diciendo "sólo", plantéese por qué esa
persona intenta minimizar la importancia de lo que está diciendo, ya
que esto es, para lo que se utiliza esta palabra, para minimizar el
significado de las palabras que la siguen, para liberar a alguien de
un sentimiento de culpa o para echar las culpas a cualquier otro
motivo o persona. Nos plantearemos si le falta confianza para decir lo
que realmente siente, o si intenta engañar con toda intención o si
trata de evitar responsabilidades. Analicemos la palabra "sólo" en su
contexto y encontraremos la respuesta. "Sólo te robaré cinco minutos"
es lo que se dice cuando deseas en realidad una hora, "sólo 9,95
euros" y "sólo 40 euros de depósito" se usa para convencernos de que
se trata de un precio insignificante. "Sólo quería decirte que te
quiero" nos habla de la persona tímida que lo que querría decir es "te
quiero" y es difícil de creer cuando nos dicen "sólo es una amiga/o".
- El verbo "intentar" lo utilizan con frecuencia personas que esperan
fracasar en su intento. O su equivalente "haré lo que pueda". Son
respuestas que anuncian un fracaso inevitable pues su traducción es
"tengo dudas de mi capacidad para conseguirlo". Sí acaba fracasando
dice "lo intenté". Cuando escuche frases de este tipo, exíjale que se
comprometa diciendo "lo haré" o "no lo haré". Es mejor que no haga lo
que deseamos antes de "intentarlo" y fracasar. "Intentar" es una forma
tranquilizadora de decir "quizá".
- Expresiones tipo que se usan más frecuentemente para convencer de
que se está diciendo la verdad cuando, en realidad lo que se pretende
es obligar a que le crean:
* "Confía en mí"
* "No tengo ninguna razón para mentir"
* "Hablando francamente"
* "Te digo la verdad"
* "¿Por qué tendría que mentirte?"
* "Para ser totalmente sincero contigo"
* "¿Haría yo algo así?"
- Cuando se sitúan entre un tipo de gente que no debería ser víctima
de ningún tipo de reproche, porque responden ante una autoridad
superior. Por ejemplo "Lo juro por la tumba de mi madre", "Dios es
testigo", "Que me maten si no es así". Las personas con una convicción
religiosa no utilizarían sus creencias para intentar convencer de que
son sinceros.
- Cuando utilizan la organización a la que pertenecen, un premio
recibido o su familia para convencer de su sinceridad. Por ejemplo "No
soy de ese tipo de personas", "soy un empleado leal", "jamás me
rebajaría a una cosa así". La gente con moral no necesitar estar
continuamente demostrándoselo, vive según sus valores y eso se ve.
Este tipo de respuestas se usan para evitar la respuesta directa a una
pregunta.
- Hay un aumento significativo del movimiento de las manos hacia la
cara, cuando nos sentimos dudosos, inseguros, exageramos o mentimos.
La gesticulación del hombre resulta más fácil de detectar pues es más
exagerada que la de la mujer y ellos la usan en mayor grado.
Entre estos gestos tenemos el frotarse los ojos y la nariz, tirarse de
las orejas y rascarse el cuello.
Bill Clinton, por ejemplo, se tocó la nariz y la cara veintiséis veces
delante del Gran Jurado mientras respondía a preguntas relacionadas
con Mónica Lewinsky.
A veces el ocultar las manos también es revelador de que nos están
mintiendo, ya que precisamente lo hacen para ocultar esta
gesticulación que han observado que podría delatarles.
- La sonrisa se muestra torcida (se sonríe por igual al mentir que al
decir la verdad, sin embargo la sonrisa auténtica es más rápida,
espontánea y simétrica, es decir la parte izquierda de la cara es un
reflejo de la parte derecha, pero las expresiones faciales de quien
intenta exhibir una emoción que no siente no son simétricas), algo
forzada (se utiliza ampliamente para fingir sinceridad) o con los
labios apretados (como signo de tensión).
- El aumento del pestañeo es una señal importante que tener en cuenta,
ya que indica que la tensión aumenta y que se le secan los ojos.
- La falta de contacto visual, el que nos rehuya la mirada, o si están
en una habitación con puerta que mire con frecuencia hacia allí, de
siempre se ha asociado al mentir, pero el que el interlocutor nos mire
o no a los ojos mientras habla es menos discriminativo para ayudarnos
a detectar un engaño, ya que está más directamente relacionado con
características de personalidad, con aprendizajes (si de pequeños nos
pillaban o no las mentiras al mirarnos a los ojos), y con culturas,
(puesto que en algunas el mirar a los ojos es una demostración de
agresividad o falta de cortesía y en otras al contrario). Además los
mentirosos que engañan concienzudamente son capaces de mantener el
contacto visual mientras mienten, así que sería en este caso el
adecuado contacto visual el factor que apuntaría hacia el engaño.
- El mentiroso diestro mira hacia su izquierda mientras miente y el
mentiroso zurdo mira hacia su derecha. Este factor de la dirección
hacia dónde mueve los ojos el interlocutor no es tampoco una prueba
infalible, pero sí una señal importante del engaño.
La mayoría de diestros conecta con la parte izquierda del cerebro
cuando quiere recordar algo sucedido y miran hacia su derecha. Cuando
inventan una historia conectan con la parte creativa de su cerebro, el
hemisferio derecho, y miran hacia su izquierda. (Esto es porque los
canales sensoriales están cruzados en su conexión con los hemisferios
cerebrales).
- El efecto Pinocho. En estudios de la circulación de la sangre se
reveló que, cuando una persona miente, el aumento de la presión
sanguínea y la liberación de unas sustancias químicas llamadas
catecolaminas, provocan inflamación de los tejidos internos de la
nariz, pero esto es un solo una curiosidad ya que esta inflamación no
es visible a simple vista. Aunque sí que es la entrada en acción de
las terminaciones nerviosas de la nariz por esta causa, la que explica
la necesidad de frotarse la nariz para calmar el picor. Este fenómeno
también se produce cuando la persona se siente molesta o enfadada.
- Contracciones de los músculos faciales, que se producen porque el
cerebro está intentando evitar que la cara muestre cualquier reacción
de respuesta. El FBI analiza las "microexpresiones" minúsculas, de
medio segundo, con ayuda de la cámara lenta.
- Brazos y/o piernas cruzadas, pues esto refleja un instinto defensivo básico.
- Dilatación de las pupilas.
- Gestos que entran en contradicción con las palabras. Por ejemplo que
la cabeza se mueva diciendo que "no", cuando da un "sí" por respuesta
o viceversa.
- Muestras de excesiva amistad o carcajadas. Estas actitudes están
expresando el deseo de querer gustar para favorecer su credibilidad.
ACTITUDES PARA ENFRENTARSE AL INTERLOCUTOR QUE MIENTE
- Sentarse en una silla más alta o colocarse en una posición más
elevada, es una forma sutil de intimidación.
- No cruzar las piernas, abrir los brazos, y echarse hacia atrás. Es
una forma de comunicación no verbal o lenguaje corporal que indica que
estamos "abiertos" a escuchar, a comprender e incluso a recibir la
verdad.
- No es conveniente decirle lo que sabemos, no hay que dar la
sensación de que intuimos que nos están contando una mentira.
- Invadir el espacio personal del otro, acercándonos a él, hace que se
sienta más incómodo.
- Reflejar como un espejo sus posturas y movimientos es una forma de
establecer una buena relación y al interlocutor le costará más
mentirnos.
- Darle una "salida". Necesitamos ponérselo fácil para que diga la
verdad, por ejemplo haciendo que no entendemos o no hemos escuchado
correctamente, para que tenga una opción de rectificar sus palabras.
- Es básico mantener la calma. No mostrarse sorprendido ni trastornado
y otorgando la misma importancia a todo lo que diga. En cuanto
reaccionemos negativamente, se perderá cualquier oportunidad de que
nos digan la verdad.
- No acusar es también básico. Las preguntas agresivas del tipo "¿Por
qué no me has llamado?" o "¿Te ves con ella?", pueden reforzar la
postura del mentiroso. Utilice preguntas más suaves, como "¿Dónde
dijiste que estabas?", "¿A qué hora dijiste que llegaste al
restaurante?"
- Finalmente habrá que valorar si es conveniente o no darle una última
oportunidad ignorando la mentira y diciendo algo como "¿Qué podemos
hacer para evitar que esto vuelva a suceder?". Lo que estaríamos
haciendo así, es hacerle ver que no nos hemos creído nada, para así,
tratar de hacer más probable que no repita esta mentira y se vea
obligado a encontrar su propia solución para no tener que utilizarla
de nuevo.
LAS MENTIRAS QUE MAS HIEREN
Cuanto más íntima es una relación, más dolor provoca el engaño porque
menos deseamos alejar a esa persona de nuestra vida, porque más
confiamos y más nos abrimos a ella.
CUANDO TODO EL MUNDO NOS MIENTE
Si hay quien cree que no se puede confiar en nadie y que el mundo está
lleno de mentirosos, es, o bien porque ellos mismos son mentirosos
habituales y dan por sentado que todo el mundo es como ellos, o, lo
más probable es que, su comportamiento invite a que los demás les
mientan, o sea, que dificultan a los demás que les digan la verdad,
porque al provocar esta una reacción agresiva o excesivamente
emocional (enfadado, herido, vengativo), nunca se la dirán, pase lo
que pase. Los demás son sólo la otra mitad de la ecuación.
¿QUIÉN MIENTE?
La realidad es que todo el mundo miente, en el sentido de permitirnos
convivir sin violencia ni agresión, porque con frecuencia preferimos
oír sutiles distorsiones de la realidad antes que hechos duros y
fríos. ¿Donde estaríamos si hubiéramos dicho las palabras exactas que
se nos pasaban por la cabeza? Quizás solos.
Mentimos para obtener algo, o para evitar el dolor. Nos mentimos
constantemente, los padres mienten a los niños, exageramos cosas,
"olvidamos" comunicar un matiz importante, intentamos no herir los
sentimientos.
Hombres y mujeres mienten por igual aunque difiere el contenido de las
mentiras. En general las mujeres lo hacen para que los demás se
sientan mejor mientras que los hombres lo hacen para quedar bien. A
ellas les cuesta más mentir acerca de sus propios sentimientos y ellos
lo hacen para evitar discusiones. Ellas suelen recordar mejor que
ellos que mentiras y a quién las han contado.
Los estudios realizados con americanos y europeos han reflejado que
cuanto más joven es una persona, mayores son las probabilidades que
tiene de engañar y que esta tendencia disminuye a partir de los 30
años. Los patrones de comportamiento mentiroso se aprenden en la
infancia (los padres enseñan a los hijos a mentir como muestra de
buena educación "Cuando te dé un beso la abuela pon cara de que te
gusta y no de asco" y a la vez se les enseña que la mejor política es
la sinceridad aunque a veces se les castiga por haber dicho la verdad)
y se impulsan a partir de la adolescencia debido a figuras
autoritarias.
TIPOS DE MENTIRAS
La mentira inocente es la que forma parte de nuestro entramado social
y nos evita herir emocionalmente a los demás o insultarlos con la
fría, dura y penosa verdad.
La mentira beneficiosa se usa para tratar de ayudar a los demás, por
ejemplo el rescatador de un accidente que dice al niño que sus padres
están bien, o el médico que trata de elevar la moral del paciente.
La mentira maliciosa son las que se cuentan por venganza o para
obtener algún beneficio, como saben los famosos que suelen ser blanco
evidente de estas mentiras, pues por ultrajante o poco probable que
sea, alguien acabará cayendo en el fango. También se usan como armas
en situaciones competitivas.
La mentira engañosa es la peligrosa pues pretende hacer daño o
aprovecharse en su beneficio. Puede ser en forma de ocultación de
información que distorsiona así la verdad o en forma de falsificación
de los hechos.
El autoengaño que permite que uno abuse del tabaco o la comida y diga
que no es adicto o se convenza de que un postre de muchas calorías no
altera la dieta.
TIPOS DE MENTIROSOS
El mentiroso natural es alguien que tiene conciencia de que lo es,
pero confía en su habilidad pues lo viene haciendo desde la niñez
(quizás por evitar castigos) y de adultos esta capacidad les
convertirá en abogados, comerciales, actores, políticos, etc. Con
diferente grados personales de respeto a la ética.
También puede tratarse del mentiroso romántico, cuyo único límite es
su imaginación y que puede desarrollar un gran talento que aprovechará
para manipular a su pareja sin que el afecto que dicen sea real.
El mentiroso no natural es aquel que fue convencido por sus padres de
que mentir era algo imposible pues siempre sería detectado. Les cuesta
mucho mentir, que no se note, e incluso pueden insistir en decir
verdades que provoquen problemas entre los que le rodean, insistiendo
en no mentir jamás.
Aurora Jechimer
BIBLIOGRAFÍA
- Pease, A. y Pease, B. (2002) "Por qué los hombres mienten y las
mujeres lloran" Barcelona: Amat
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

lunes, 24 de enero de 2011

Historia de un traje

Cierta vez un hombre visitó a su Rabí, y le relató su problema:
- Rabí, soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por
mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los
alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace
unos meses, recibí el encargo más importante de mi vida: El príncipe
en persona escuchó de mí y me solicitó que le cosiera un ropaje con la
seda más fina que es posible conseguir en el país. Puse los mejores
materiales e hice mi mejor esfuerzo. Quería demostrar mi arte, y que
este trabajo me abriera las puertas a una vida de éxito y opulencia.
Pero cuando le presenté la prenda terminada, el príncipe comenzó a
gritarme e insultarme.
- ¿Ésto es lo mejor que puedes hacer? Es una atrocidad. ¿Quién te
enseñó a coser?
- Me ordenó que me retirara y arrojó el traje tras de mí. Rabí, estoy
arruinado. Todo mi capital estaba invertido en esa vestimenta, y peor
aún, mi reputación ha sido totalmente destruida. Nadie volverá a
encargarme una prenda luego de esto. No entiendo qué sucedió, ha sido
el mejor traje que he hecho en años.
El Rabí le contestó:
- Vuelve a tu negocio, descose cada una de las puntadas de la prenda y
cóselas exactamente como lo habías hecho antes. Luego, llévala al
príncipe de nuevo.
- Pero obtendré el mismo traje que tengo ahora -protestó el sastre-,
además, mi estado de ánimo no es el mismo.
- Haz lo que te indico, y Dios te ayudará, dijo el Rabí.
Dos semanas después, el sastre retornó a donde el Rabí:
- Rabí, usted ha salvado mi vida. Cuando le presenté nuevamente el
traje al príncipe, su rostro se iluminó y exclamó: "¡Este es el traje
más hermoso y delicado que haya visto en toda mi vida!" Me pagó
generosamente y prometió entregarme más trabajo y recomendarme a sus
amigos. Pero Rabí, deseo saber ¿cuál era la diferencia entre el primer
traje y el segundo?
El Rabí le explicó:
- El primer traje, fue cosido con arrogancia y orgullo. El resultado
fue una vestimenta espiritualmente repulsiva que, aunque técnicamente
perfecta, carecía de gracia y belleza. Sin embargo, la segunda costura
fue hecha con humildad y con el corazón quebrado, transmitiendo una
belleza esencial que provocaba admiración en quien la veía.
Autor : Desconocido
Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Plaça Arts 4 08401-Granollers
Movil: 637425287
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com

domingo, 23 de enero de 2011

USANDO LA ARROGANCIA PARA EXPLICAR LA HUMILDAD

de PSICOVIVIR de Psic. Alberto Barradas
La humildad es solo un intento del ego por parecer bueno y altruista.
La verdad es que esconde un narciso oculto
La mayoría de las personas que hacen actos bondadosos, muy dentro de
sí, aspiran reconocimiento
Todo aquel que hace alarde de su humildad solo es un mercader de su
ego hipócrita
Ser humilde implica para mi un acto de bajo autoestima. Eres lo que
eres y debes ser feliz siéndolo
Detrás de un acto altruista, siempre se esconde un ego perverso (Madre
Teresa) #aprietayganaconesafrase
La humildad es el orgullo de aquellos que envidian la grandeza
No se puede ser humilde y pensar que harás grandes cosas. Los que
hacen grandezas se saben grandes
Jesús no era humilde. Se creía el hijo de Dios. Gandhi no era humilde,
se creía un libertador
La gente que es verdaderamente humilde no sabe que lo es
Cuando te propones conquistar imposibles no puedes pensar en humildad,
tienes que pensar en grandeza y gloria
Para mí el más grande prepotente de la historia es Jesús. Se decía
hijo de Dios, levantaba muertos y curaba enfermos.
La humildad solo te hace ver más pequeño de lo que eres, la arrogancia
te hace ver más grande. Prefiero mil veces la arrogancia
En mi opinión el humilde tiene miedo del rechazo social. Tiene miedo
de que piensen que es un arrogante
Al humilde todo el mundo lo alaba, al arrogante todo el mundo lo
envidia y como no pueden ser grandes, buscan grandeza en lo humilde
La humildad es la esperanza de quienes miran el piso como apoyo. La
arrogancia ve al cielo como limite
Einstein decía: "basta que salga una buena idea para que salgan 10
mediocres a negarla". Humilde??
No temo decir que la inmensa mayoría de las personas humildes en el
fondo se creen grandes por serlo
La humildad es un valor social en países subdesarrollados. Has visto
un alemán, francés, gringo, humildito??
La humildad cuando es un acto consciente es un acto fundamentalmente
hipócrita, falso y desvergonzado
La arrogancia no tiene que ver con abuso de poder así como la humildad
no tiene que ver con incapacidad para obrar
Quien aspira lo grande, lo bueno y lo glorioso no puede ser humilde.
Son actos contrarios
Cada vez que haces un favor, no te mientas, no seas hipócrita, sabes
bien que esperas un gracias
Yo prefiero mil veces un arrogante sincero que un humilde hipócrita
La humildad es un ego al revés
Mucha gente prefiere ser humilde para no ser criticada. Las vacas
siguen siempre el mismo camino.
Uds se imaginan a Bolívar siendo humilde?? Estaríamos hablando con z en vez de s
La humildad sobre todo la consciente, es un acto de profunda baja
autoestima. Quien es humilde no sabe que lo es
Nadie es realmente humilde. Para mí eso es un hecho inapelable.
De hecho la humildad de los servidores compulsivos son solo obsesiones
por reconocimiento
Humildad implica conocer tus propias limitaciones. Si consideras que
el cielo es el límite tendrás que abandonar la humildad
Lo contrario a lo humilde no es considerarse superior a los demás, es
tener claro que en algunas cosas si lo eres
Toma 10 cosas negativas de la sociedad, coloca puntuación del 1 al 10
(10 es malo), haz lo mismo contigo. La suma de lo tuyo será menor
Para mí, ser humilde más que una virtud es un profundo defecto.
Defecto también es creerse superior a los demás
Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Plaça Arts 4 08401-Granollers
Movil: 637425287
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com

sábado, 22 de enero de 2011

El Libro de la Abundancia

Cuando nos concentramos en la abundancia, sentimos que nuestra vida es
abundante; cuando nos concentramos en la escasez, sentimos que nuestra
vida está llena de carencias. Todo depende simplemente de donde
centremos nuestra atención.
Es verdad que no podemos negar los sufrimientos de la vida. Eso es
perjudicial para la salud, tanto la física como la emocional. Pero
igualmente importante es lo siguiente: ¡No podemos negar la abundancia
que hay en nuestra vida!
Te recomiendo que escribas para ti un "Libro de la Abundancia". Cada
noche, antes de acostarte, anota por lo menos cincuenta cosas
maravillosas que te hayan ocurrido ese día.
¡Vamos! ¿Cincuenta cosas? "Si difícilmente logro encontrar tres", dirán algunos.
Es obvio que no te has fijado en las bendiciones y bienes de tu vida.
La finalidad de este ejercicio es ayudarte a hacerlo. He aquí algunas
de las cosas que podrías anotar:
Esta mañana arrancó el coche.
Soy capaz de caminar.
Tengo alimentos para comer.
Alguien me hizo un elogio.
Hoy mis hijos no se metieron en ningún lío.
Sentí el calor del sol en la cara.
Hablé con una de mis mejores amigas.
Las flores están comenzando a abrirse.
Tengo agua caliente para ducharme.
Estoy respirando.
Salió el sol.
Las cosas que anotes en tu Libro de la Abundancia no tienen por que
ser brillantes y sensacionales.
En realidad es mejor que no lo sean. Ten siempre presente que si sólo
nos fijamos en las cosas brillantes y sensacionales, gran parte de
nuestra vida parecerá triste, y eso desde luego no es cierto.
Respirar, por ejemplo, no es algo increíble, realmente extraordinario.
Al principio, encontrar esas 50 cosas que agradecer te va a llevar
mucho tiempo, muchísimo tiempo.
Pero muy pronto las cosas buenas van a llover sobre el papel, porque
te pasarás gran parte del día buscando las bendiciones de tu vida para
poder tener cosas nuevas que añadir a tu Libro de la Abundancia cada
noche. Y las encontrarás!
Los beneficios son evidentes…
Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Plaça Arts 4 08401-Granollers
Movil: 637425287
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com

viernes, 21 de enero de 2011

SOBRE QUIENES TIENEN MIEDO AL AMOR

de PSICOVIVIR de Psic. Alberto Barradas
Hay mujeres que mueren por tener pareja pero cuando están con alguien,
le hacen la vida imposible
Muchas mujeres quieren tener pareja pero cuando la tiene son víctimas
de sus inseguridades que terminan alejándolo
Los celos, la ansiedad, el resentimiento ante dolores del pasado, son
elementos que pueden hacer que una mujer no tenga pareja
Es altamente difícil que puedas ser feliz con un hombre cuando piensas
de antemano que los hombres son unos perros
Es complicado para un hombre lidiar con los resentimientos de una
mujer que fue traicionada en su relación anterior
Existen mujeres que usan a los hombres como objetos, pero cuando el
hace lo mismo, el resentimiento es histórico
Hay mujeres que en su lucha contra la soledad generan una clara
desesperación que produce más soledad aun
En la cultura usualmente le es permitido a una mujer decir "los
hombres tal o cual". Cuando un hombre dice "las mujeres…" se ve mal
Lo que escribo puede verse en ambos géneros, pero los hombres reprimen
más sus resentimientos. Son menos virales
Muchas mujeres lamentablemente desde el abandono paterno generan un
resentimiento al hombre que puede perdurar toda la vida
No es inusual ver mujeres que han sido engañadas por hombres, criando
hijos machistas y a su vez siendo muy agresivas con ellos
El hombre históricamente ha dañado la autoestima de las mujeres. El
resentimiento no es gratis, pero pagan justos por pecadores
La soledad en muchas mujeres es tomada como "defendiendo mi libertad".
En ellas la baja autoestima se maneja mejor negándola
Defender la soltería muchas veces es la mejor excusa para no asumir el
dolor por no conseguir pareja
Las mujeres en su mayoría son orientadas a asumir que el hombre es
malo y a su vez en ser desechadas si no tienen uno
No se puede asumir la necesidad de una pareja con el resentimiento de
una relación anterior
Para asumir una relación debes cerrar los ciclos de las anteriores.
Creo que muy poca gente prefiere estar solo. Cuando eso ocurre es
producto de la desilusión de relaciones fallidas
SI deseas romper el ciclo de soledad es importante no solo esperar el
amor, es también menester darlo
Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Plaça Arts 4 08401-Granollers
Movil: 637425287
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com

jueves, 20 de enero de 2011

La verdadera paz

Había una vez un rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera en una pintura dibujar la paz perfecta.
Muchos artistas lo intentaron y presentaron sus obras en el palacio del rey, el gran día había llegado.
El rey observo y admiró todas las pinturas, pero solo hubieron dos que a él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.
La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban  unas plácidas montañas que lo rodeaban.
Sobre estas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas.
Todos quienes miraron esta pintura pensaron que esta reflejaba la paz perfecta.
La segunda pintura también tenia montañas pero estas eran escabrosas y descubiertas.
Sobre ellas había un cielo furioso del cual caía un impetuoso aguacero con rayos y truenos.
Montaña abajo parecía retumbar un espumoso torrente de agua.
Todo esto no se revelaba para nada pacifico.

Pero cuando el rey observó cuidadosamente, miró tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca.
En este arbusto se encontraba un nido.
Allí, en medio del rugir de la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en el medio de su nido …
Paz perfecta … el pueblo entero se preguntaba que cuadro elegiría el rey?
El sabio rey escogió la segunda, y explicó a la gente el porque…
explicaba el rey, Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar en medio de estas cosas permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón. Este es el verdadero significado de la paz.


--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

miércoles, 19 de enero de 2011

Sirenita enamorada

Como la del cuento, esta sirenita también está enamorada, también pasa horas sobre una roca, el viento ondeando sus cabellos largos, soñando en un amor imposible. Hay anhelos, pasiones, contra las que la naturaleza y el grupo se rebelan; deseos imposibles. Se zambulle de nuevo, y nada junto a los suyos, sabiendo que nunca la entenderían, que si supieran la verdad la repudiarían y expulsarían del grupo. Sólo es feliz cuando puede escaparse e ir a su encuentro. Y entonces el tiempo parece detenerse, hablando, jugando, riendo, nadando juntas, disimulando un poco, deseando poder amarse sin secretos, las dos sirenitas.


--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

martes, 18 de enero de 2011

Iluminacion

Lo que te invita a hacer la iluminación es saber algo que no has experimentado y, así, experimentarlo. El saber abre la puerta a la experiencia, y tú crees que es al revés.
La iluminación consiste en entender que no hay ningún sitio adonde haya que ir, nada que se tenga que hacer, ni nadie que se tenga que ser, excepto precisamente quien uno está siendo en este momento.
Neale Donald Walsch


--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

lunes, 17 de enero de 2011

Las 99 monedas de oro

Había una vez un rey muy triste que tenía un sirviente, que como todo sirviente de rey triste, era muy feliz. Todas las mañanas llegaba a traer el desayuno y despertaba al rey cantando y tarareando alegres canciones de juglares. Una sonrisa se dibujaba en su distendida cara y su actitud para con la vida era siempre serena y alegre.
Un día el rey lo mandó a llamar.
-Paje- le dijo- ¿cuál es el secreto?
-¿Qué secreto, Majestad?
-¿Cuál es el secreto de tu alegría?
- No hay ningún secreto, Alteza.
- No me mientas, paje. He mandado a cortar cabezas por ofensas menores que una mentira.
- No le miento, Alteza, no guardo ningún secreto.
-¿Por qué estás siempre alegre y feliz? ¿Eh? ¿Por qué?
- Majestad, no tengo razones para estar triste. Su Alteza me honra permitiéndome atenderlo. Tengo mi esposa y mis hijos viviendo en la casa que la Corte nos ha asignado, somos vestidos y alimentados y además su Alteza me premia de vez en cuando con algunas monedas para darnos algunos gustos, ¿cómo no he de estar feliz?
- Si no me dices ya mismo el secreto, te haré decapitar -dijo el rey. Nadie puede ser feliz por esas razones que has dado.
- Pero, Majestad, no hay secreto. Nada me gustaría más que complacerlo, pero no hay nada que yo este ocultando… -¡Vete, vete antes de que llame al verdugo!
El sirviente sonrió, hizo una reverencia y salió de la habitación. El rey estaba como loco. No consiguió explicarse como el paje estaba feliz viviendo de prestado, usando ropa usada y alimentándose de las sobras de los cortesanos. Cuando se calmó, llamó al más sabio de sus asesores y le contó su conversación de la mañana.

-¿Por qué él es feliz?
- Ah, Majestad, lo que sucede es que el está fuera del círculo.
-¿Fuera del círculo?
- Así es.
-¿Y eso es lo que lo hace feliz?
- No Majestad, eso es lo que no lo hace infeliz.
-A ver si entiendo, estar en el círculo te hace infeliz.
- Así es.
-¿Y cómo salió?
-¡Nunca entró!
-¿Qué círculo es ese?
- El círculo del 99.
- Verdaderamente, no te entiendo nada.
- La única manera para que entendieras, sería mostrártelo en los hechos.
-¿Cómo?
- Haciendo entrar a tu paje en el círculo.
- Eso, obliguémoslo a entrar.
- No, Alteza, nadie puede obligar a nadie a entrar en el círculo.
- Entonces habrá que engañarlo.
- No hace falta, Su Majestad. Si le damos la oportunidad, el entrará solito, solito.
-¿Pero el no se dará cuenta de que eso es su infelicidad?
- Sí se dará cuenta.
- Entonces no entrará.
- No lo podrá evitar.
-¿Dices que él se dará cuenta de la infelicidad que le causará entrar en ese ridículo círculo, y de todos modos entrará en el y no podrá salir?
- Tal cual. Majestad, ¿estás dispuesto a perder un excelente sirviente para poder entender la estructura del círculo?
- Sí
- Bien, esta noche le pasaré a buscar. Debe tener preparada una bolsa de cuero con 99 monedas de oro, ni una más ni una menos. ¡99!
-¿Qué más? ¿Llevo los guardias por si acaso?
- Nada más que la bolsa de cuero. Majestad, hasta la noche.
- Hasta la noche.
Así fue. Esa noche, el sabio pasó a buscar al rey. Juntos se escurrieron hasta los patios del palacio y se ocultaron junto a la casa del paje. Allí esperaron el alba. Cuando dentro de la casa se encendió la primera vela, el hombre sabio agarró la bolsa y le pinchó un papel que decía:
"Este tesoro es tuyo. Es el premio por ser un buen hombre. Disfrútalo y no cuentes a nadie como lo encontraste."
Luego ató la bolsa con el papel en la puerta del sirviente, golpeo y volvió a esconderse. Cuando el paje salió, el sabio y el rey espiaban desde atrás de unas plantas lo que sucedía.
El sirviente vio la bolsa, leyó el papel, agitó la bolsa y al escuchar el sonido metálico se estremeció, apretó la bolsa contra el pecho, miró hacia todos lados de la puerta, y se arrimaron a la ventana para ver la escena. El sirviente había tirado todo lo que había sobre la mesa y dejado solo la vela. Se había sentado y había vaciado el contenido en la mesa. Sus ojos no podían creer lo que veían.
¡Era una montaña de monedas de oro! Él, que nunca había tocado una de estas monedas, tenía hoy una montaña de ellas para él. El paje las tocaba y amontonaba, las acariciaba y hacia brillar la luz de a vela sobre ellas. Las juntaba y desparramaba, hacía pilas de monedas. Así, jugando y jugando empezó a hacer pilas de 10 monedas.
Una pila de diez, dos pilas de diez, tres pilas, cuatro, cinco, seis…y mientras sumaba 10, 20, 30, 40, 50, 60…. hasta que formó la última pila: 9 monedas !!! Su mirada recorrió la mesa primero, buscando una moneda más. Luego el piso y finalmente la bolsa. "No puede ser", pensó. Puso la última pila al lado de las otras y confirmó que era más baja.
¡Me robaron -gritó- me robaron, malditos!! Una vez más buscó en la mesa, en el piso, en la bolsa, en sus ropas, vació sus bolsillos, corrió los muebles, pero no encontró lo que buscaba. Sobre la mesa, como burlándose de él, una montañita resplandeciente le recordaba que había 99 monedas de oro "sólo 99″. "99 monedas, es mucho dinero", pensó. Pero me falta una moneda. Noventa y nueve no es un número completo -pensaba- cien es un número completo pero noventa y nueve, no.
El rey y su asesor miraban por la ventana. La cara del paje ya no era la misma, estaba con el ceño fruncido y los rasgos tiesos, los ojos se habían vuelto pequeños y arrugados y la boca mostraba un horrible gesto, por el que se asomaban los dientes. El sirviente guardó las monedas en la bolsa y mirando para todos lados para ver si alguien de la casa lo veía, escondió la bolsa entre la leña. Luego tomó papel y pluma y se sentó a hacer cálculos. ¿Cuánto tiempo tendría que ahorrar el sirviente para comprar su moneda número cien? Todo el tiempo hablaba solo, en voz alta.
Estaba dispuesto a trabajar duro hasta conseguirla. Después quizás no necesitara trabajar más. Con cien monedas de oro, un hombre puede dejar de trabajar. Con cien monedas de oro un hombre es rico. Con cien monedas se puede vivir tranquilo.
Sacó el cálculo. Si trabajaba y ahorraba su salario y algún dinero extra que recibía, en once o doce años juntaría lo necesario. "Doce años es mucho tiempo", pensó. Quizás pudiera pedirle a su esposa que buscara trabajo en el pueblo por un tiempo. Y él mismo, después de todo, él terminaba su tarea en palacio a las cinco de la tarde, podría trabajar hasta la noche y recibir alguna paga extra por ello. Sacó las cuentas: sumando su trabajo en el pueblo y el de su esposa, en siete años reuniría el dinero. ¡Era demasiado tiempo!!!
Quizás pudiera llevar al pueblo lo que quedaba de comidas todas las noches y venderlo por unas monedas. De hecho, cuanto menos comieran, más comida habría para vender… Vender… Vender… Estaba haciendo calor.
¿Para qué tanta ropa de invierno? ¿Para qué más de un par de zapatos? Era un sacrificio, pero en cuatro años de sacrificios llegaría a su moneda cien.
El rey y el sabio, volvieron al palacio. El paje había entrado en el círculo del 99…
Durante los siguientes meses, el sirviente siguió sus planes tal como se le ocurrieron aquella noche. Una mañana, el paje entró a la alcoba real golpeando las puertas, refunfuñando de pocas pulgas.
-¿Qué te pasa?- preguntó el rey de buen modo.
- Nada me pasa, nada me pasa.
- Antes, no hace mucho, reías y cantabas todo el tiempo.
- Hago mi trabajo, ¿no? ¿Qué querría su Alteza, que fuera su bufón y su juglar también?
No pasó mucho tiempo antes de que el rey despidiera al sirviente por no mandarlo a decapitar . No era agradable tener un paje que estuviera siempre de tan mal humor.


--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

domingo, 16 de enero de 2011

Relajacion

La relajación es un estado determinado en el que la energía no se mueve a ninguna parte, ni hacia el futuro ni hacia el pasado; simplemente está contigo. En el lago tranquilo de tu propia energía, en su calor, te ves tú envuelto. Este momento lo es todo. No existe otro. El tiempo se detiene; entonces surge la relajación. Si interfiere el tiempo, no la habrá. El reloj se detiene sin más; el tiempo deja de existir. Este momento lo es todo. No tienes que pedir nada más, solamente debes disfrutarlo. Hay que disfrutar las cosas corrientes, porque son las más hermosas. De hecho, nada es ordinario si existe Dios, todo se vuelve extraordinario.
Piensa en las cosas pequeñas . . .Como caminar por el césped cuando no se han evaporado todavía las gotas de rocío, sentirse inmerso en tal placer: disfrutando de la textura, del contacto con el césped, de la frescura del rocío, la brisa matinal, el sol en ascenso. ¿Qué más necesitas para ser feliz? ¿Qué más es posible? Acostarte por la noche entre las frescas sábanas de tu cama, sentir su textura; poco a poco las sábanas se van calentando, la oscuridad te envuelve, el silencio de la noche . . . Con los ojos cerrados te sientes en tu ser. ¿Qué más necesitas? Es demasiado; de ahí nace una profunda gratitud: eso es relajación.
La relajación significa que este momento es más que suficiente, más de lo que puede pedirse y esperarse. Nada qué pedir, es más que suficiente, es todo lo que puedes desear; entonces la energía no se mueve a ninguna parte. Se convierte en un lago tranquilo. Te disuelves en tu propia energía. Este momento se llama relajación.
Osho


--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

sábado, 15 de enero de 2011

Compasion

Buda definió la compasión como "amor más meditación".
Cuando el amor no es sólo un deseo del otro, cuando el amor no es sólo una necesidad, cuando el amor es un compartir, cuando el amor no es el de un mendigo sino el de un emperador, cuando el amor no pide algo a cambio sino que da por el placer de dar. Si al amor le añades la meditación, su fragancia se libera en toda su pureza, el esplendor aprisionado se libera; eso es compasión.

Compasión es el fenómeno más elevado. El sexo es animal, el amor es humano y la compasión es divina.
Osho

viernes, 14 de enero de 2011

Valor

La semilla no puede saber lo que va a pasar: nunca ha conocido a la flor y ni siquiera puede creer que contiene el potencial de transformarse en algo semejante, en una hermosa flor. El viaje es largo, y siempre resulta más seguro no emprenderlo porque el camino es desconocido, nada está garantizado. Mil y uno son los riesgos del trayecto, muchas son las trampas; y la semilla está segura, escondida dentro de su dura coraza.
Pero la semilla lo intenta, hace un esfuerzo se deshace de la protectora cáscara, que es su seguridad, y empieza a moverse. Inmediatamente comienza la batalla: la lucha contra el suelo, las piedras, las rocas. La semilla era muy dura pero el brote será muy, muy blando, y los peligros serán muchos. No había peligro para la semilla; hubiera podido sobrevivir durante milenios. Sin embargo, para el brote existen innumerables peligros: brota hacia lo desconocido, hacia el sol, hacia la fuente de luz, sin saber dónde, sin saber por qué.
La cruz que ha de ser transportada es grande, pero la semilla está dominada por un sueño y, entonces, se mueve. Lo mismo es el camino para el hombre. Es arduo y requerirá mucho valor.
Osho.

--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo


jueves, 13 de enero de 2011

El leon y el lobo

Cierta vez un lobo, después de capturar a un carnero en un rebaño, lo arrastraba a su guarida. Pero un león que lo observaba, salió a su paso y se lo arrebató.
Molesto el lobo, y guardando prudente distancia le reclamó: "¡Injustamente me arrebatas lo que es mío!"
El león, riéndose, le dijo: "Ajá; me vas a decir seguro que tú lo recibiste buenamente de un amigo".
Moraleja: Lo que ha sido mal habido, de alguna forma llegará a ser perdido.
Fábula de Esopo

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

miércoles, 12 de enero de 2011

Ser, Hacer y Tener

Casi toda la gente cree que si "tiene" alguna cosa (más tiempo, dinero, amor o lo que sea), puede finalmente "hacer" algo (escribir un libro, tener un pasatiempo, ir de vacaciones, comprar una casa, iniciar una relación), lo que le permitirá "ser" algo (feliz, pacífico, contento o estar enamorado).
En realidad, están revirtiendo el paradigma Ser – Hacer – Tener. En el universo como es en realidad (opuesto a como tú piensas que es), "el tener" no produce "ser", sino todo lo contrario.
Primero eres ese algo llamado "feliz" (o "conocedor" o "sabio" o "compasivo" o cualquier otra cosa), luego empiezas a "hacer" las cosas desde este punto de ser y pronto descubres que lo que estás haciendo termina proporcionándote las cosas que siempre deseaste "tener".
La manera de poner en movimiento este proceso creativo (y eso es lo que es… el proceso de la creación) es saber lo que deseas "tener", preguntarte lo que piensas que "serías" si "tuvieras" eso y, enseguida, ir directamente a ser.
De esta manera, inviertes la forma en que has utilizado el paradigma Ser – Hacer – Tener en realidad, lo estableces correctamente y trabajas con la fuerza creativa del universo, en lugar de contra ella.
Neale Donald Walsch
--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

martes, 11 de enero de 2011

La Fábula del Lápiz

Paulo  Coelho de  su libro Como  El Rio Que Fluye:  Pensamientos y Reflexiones  1998-2005



El  niñito miraba a la abuela escribir una  carta.

En  un momento dado, le preguntó: 

Abuela,  estás escribiendo una  historia que nos sucedió  a nosotros? Es por casualidad, una historia sobre mí?

La  abuela dejó de escribir, sonrió y le  comentó al nieto: 

Ahora  bien, más importante  que las palabras es  el lápiz que estoy  usando.

Me  gustaría que tú fueras  como él, cuando crezcas. 

-  Estoy escribiendo sobre  ti, es verdad.

El niño  miró el lápiz, intrigado, y no vio  nada especial. 

-  Pero, si es igual  a todos los lápices  que he visto en  mi vida! 

-  Todo depende de cómo  mires las cosas.

-  Hay cinco cualidades  en él que, si  consigues conservarlas, te  harán siempre una persona  en paz con el mundo.

Primera  cualidad:

Puedes  hacer grandes cosas, pero no debes olvidar  nunca que existe una mano que guía tus pasos.

A  esa mano la llamamos de muchas maneras : dios, destino… y debe conducirte siempre en la dirección de su voluntad.

Segunda  cualidad:

De  vez en cuando necesito dejar de escribir  y usar el sacapuntas.

Con  eso el lápiz sufre un poco, pero  al final está más afilado.

Por  tanto, has de saber soportar algunos dolores,  porque te harán ser una persona mejor.

Tercera  cualidad:

El lápiz  siempre permite que usemos una goma para  borrar los errores.

Debes  entender que corregir una cosa que hemos  hecho no es necesariamente algo malo,  sino algo importante para mantenernos en  el camino de la justicia.

Cuarta  cualidad:

Lo  que realmente importa en el lápiz no  es la madera ni su forma exterior,

sino  el grafito que lleva dentro.

Por  tanto, cuida siempre lo que ocurre dentro  de ti.

Por  último,

la  quinta cualidad del  lápiz:

Siempre  deja una  marca. Del  mismo modo, has de saber que todo  lo que hagas en la vida dejará huellas  y procura ser consciente de todas tus  acciones.

--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

lunes, 10 de enero de 2011

Trabajo

Trabajáis para ir al ritmo de la tierra y del alma de la tierra.
Porque permanecer ociosos es ser un extraño para las estaciones y desertar del cortejo de la vida, quien camina con majestad y orgullosa sumisión hacia el infinito.

Cuando trabajáis sois una flauta a través de cuyo corazón el murmullo de las horas se convierte en melodía.
¿Quién de vosotros querría ser un caramillo mudo y silente mientras todo lo demás canta al unísono?

Siempre os han dicho que el trabajo es maldición, y el laboreo un infortunio.
Mas yo os digo que cuando trabajáis cumplís una parte del más remoto sueño de la tierra, una parte que os fue asignada a vosotros cuando el sueño nació.
Y trabajando estáis en verdad amando a la vida.
Y amar a la vida mediante el trabajo es estar en intimidad con el secreto más recóndito de la vida.
Mas si en vuestra aflicción llamáis dolor al nacimiento y maldición escrita sobre vuestra frente a lo que sostiene la carne, entonces os contesto que sólo el sudor de vuestra frente lavará lo que en ella está escrito.

Os han dicho también que la vida es oscuridad, y en medio de vuestro cansancio no hacéis sino repetir, como eco, lo que dijo el hastiado.
Mas yo os digo que en verdad la vida es oscuridad cuando no hay actividad ninguna.
Que toda actividad es ciega cuando no hay conocimiento.
Que todo conocimiento es vano cuando no hay trabajo.
Que todo trabajo es vacío cuando no hay amor.
Por que cuando trabajáis con amor estáis en armonía con vosotros mismos, y con los demás, y con Dios.
Y, ¿qué es trabajar con amor?
Es tejer la tela con hilos extraídos de vuestro corazón, como si el ser más amado por vosotros fuera a usar esa tela.
Es levantar una morada con cariño, como si el ser más amado por vosotros fuera a vivir en ella.
Es sembrar con ternura y cosechar con alegría, como si el ser más amado por vosotros fuera a alimentarse con los frutos.
Es infundir en todas las cosas que creáis el aliento de vuestro propio espíritu.
Y saber que todos los muertos queridos están a vuestro lado, y os observan.

Con frecuencia es he oído decir, como si hablaseis en sueños:
"Quien trabaja el mármol y talla en la piedra la forma de su propia alma, es más noble que quien ara los surcos.
Y quien rapta el arcoíris para plasmar sus colores sobre una tela a imagen de un hombre, es más que quien hace las sandalias".
Mas yo os digo no en sueños, sino cuando más despierto estoy, que el viento habla con igual dulzura a los gigantescos robles que a las hierbas más insignificantes; y que sólo es grande quien transforma la voz del viento en melodía, más dulce aún gracias por su propia capacidad de amar.
El trabajo es amor hecho presencia.

Y si no podéis trabajar con amor, sino con disgusto, mejor es que dejéis vuestra tarea y os sentéis a la puerta del templo para pedir limosna a quienes trabajan con gozo.
Porque si amasáis el pan con indiferencia, estáis haciendo un pan amargo que sólo a medias aplacará el apetito de un hombre.
Y si pisáis las uvas de mala gana, vuestra desgana destila veneno sobre el vino.
Y aunque cantéis como los ángeles, si no amáis el canto estáis impidiendo que los oídos del hombre escuchen las voces del día y las voces de la noche."

Jalil Gibran


--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

domingo, 9 de enero de 2011

Celebracion

Tenemos muchos motivos: las flores están en su esplendor, los pájaros están cantando, el sol luce allá en el cielo; ¡celébralo! Entonces de pronto te relajas, entonces desaparece la tensión, desaparece la angustia.
Toda la energía que se había convertido en angustia se transforma en gratitud; tu corazón no deja de latir con profundo agradecimiento: eso es orar. Eso es oración: un corazón que late con profundo agradecimiento.
Osho.
--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

sábado, 8 de enero de 2011

Ser feliz ? , cuestion de actitud

Cuenta la leyenda que un hombre oyó decir que la felicidad era un tesoro. A partir de aquel instante comenzó a buscarla.
Primero se aventuró por el placer y por todo lo sensual, luego por el poder y la riqueza, después por la fama y la gloria, y así fue
recorriendo el mundo del orgullo, del saber, de los viajes, del trabajo, del ocio y de todo cuanto estaba al alcance de su mano.
En un recodo del camino vio un letrero que decía: "Le quedan dos meses de vida"
Aquel hombre, cansado y desgastado por los sinsabores de la vida se dijo: "Estos dos meses los dedicaré a compartir todo lo que tengo de experiencia, de saber y de vida con las personas que me rodean."

Y aquel buscador infatigable de la felicidad, sólo al final de sus días, encontró que en su interior, en lo que podía compartir, en el tiempo que le dedicaba a los demás, en la renuncia que hacía de sí mismo por servir, estaba el tesoro que tanto había deseado.
Comprendió que para ser feliz se necesita amar; aceptar la vida como viene; disfrutar de lo pequeño y de lo grande; conocerse a sí mismo y aceptarse así como se es; sentirse querido y valorado, pero también querer y valorar; tener razones para vivir y esperar
y también razones para morir y descansar.
Entendió que la felicidad brota en el corazón, con el rocío del cariño, la ternura y la comprensión. Que son instantes y momentos de plenitud y bienestar; que está unida y ligada a la forma de ver a la gente y de relacionarse con ella; que siempre está de salida y que para tenerla hay que gozar de paz interior.
Finalmente descubrió que cada edad tiene su propia medida de felicidad y que sólo Dios es la fuente suprema de la alegría, por ser ÉL: amor, bondad, reconciliación, perdón y donación total.
Y en su mente recordó aquella sentencia que dice: "Cuánto gozamos con lo poco que tenemos y cuánto sufrimos por lo mucho que anhelamos."
Ser Feliz, es una actitud.
Autor : Desconocido


--
Jaume Guinot
Ciutadà del món

viernes, 7 de enero de 2011

Rabino

Un Judío, un hombre joven, fue a su rabino.
"Rabino, ¿Puedo pedirle consejo acerca de una cosa importante?"
"Por supuesto", contestó el rabino.
"Bien, me pasa lo siguiente; estoy enamorado de dos chicas . . . Es decir, creo que lo estoy. Pues bien, una es muy bonita pero no tiene dinero, mientras que la otra no está mal aunque tiene mucho dinero. ¿Qué haría usted en esas circunstancias? Si usted estuviera en mi lugar, rabino ¿qué haría?"
"Bien –dijo el rabino-, estoy seguro de que tu corazón ama a la bonita, así que deberías casarte con ella."
"¡Perfecto! –dijo el muchacho- Gracias rabino. Eso es lo que voy a hacer."
"¡Ah!, por casualidad –le dijo el rabino cuando se disponía a partir-, ¿podrías darme las señas de la otra muchacha?".
--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

jueves, 6 de enero de 2011

Contracorriente

La mujer de Mulla Nasrudin se cayó al río durante una crecida. Los vecinos fueron corriendo y le dijeron:"Tu esposa se ha caído al río, y el río se ha desbordado, va con mucha corriente. ¡Ven rápidamente!".
Nasrudin corrió al río, saltó al agua y empezó a nadar en contra de la corriente. La gente que estaba allí reunida y observando dijo: "¿Qué estás haciendo, Nasrudin?".
Nasrudin dijo: "Yo conozco muy bien a mi mujer; ella siempre intenta ir contracorriente. No puede ir con la corriente, eso es imposible. Puede que vosotros conozcáis al río pero yo conozco a mi mujer.
--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

miércoles, 5 de enero de 2011

La ciencia de la compasión


Adjunto, el link hacia un programa interesante de "Redes":

http://www.rtve.es/mediateca/videos/20100516/redes-ciencia-compasion/773091.shtml

Redes - La ciencia de la compasión

16-05-2010

Según el biólogo y monje budista que escucharemos hoy en Redes, Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una forma de ser. Y si es así, ¿no deberían nuestros hijos aprender en el colegio a ser felices, y también a ser buenos? ¿No es acaso lo que desea cualquier madre o padre de hoy en día?


--
Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Plaça Arts 4 08401-Granollers
Movil: 637425287
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com

martes, 4 de enero de 2011

El amor es siempre un escapista


Nada más complicado que reponerse de un amor no correspondido.

Cuando no nos corresponden el amor que damos, la sensación siempre es "que demonios me falta?"

El amor no correspondido siempre es una desilusión, ante el que no nos ama y ante nosotros mismos

Muchos buscamos una pareja que haga síntoma. EL obsesivo se busca una pareja que lo critique siempre

Siempre que encuentres un amor que no te acepte como eres puedes asumir que no es un amor correspondido

Se debe entender que estar unidos a un amor que no nos corresponde, tiene que ver con nuestro narciso herido

El amor no correspondido se asume como una afrenta a la justicia

A veces usamos el amor no correspondido como prueba de que nunca encontraremos el verdadero amor

En ocasiones usamos el amor no correspondido como acto de búsqueda de compasión.

Un amor no correspondido es siempre una afrenta a la autoestima. Nada más nocivo que vivir una situación así
En los dilemas del amor, el no correspondido siempre nos deja más preguntas que respuestas

Como salir de un amor no correspondido? Entendiendo que no mereces situaciones así. El amor nunca es sufrir

Superar la desilusión del amor no correspondido pasa por entender que en el amor no hay garantías

--
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

lunes, 3 de enero de 2011

DOLOR Y SAL

Un anciano maestro Hindú se cansó de las quejas de su aprendiz así que, una mañana, le envió por algo de sal. Cuando el aprendiz regresó, el maestro dijo al joven infeliz que pusiera el puñado de sal en un vaso de agua y luego se la bebiera.

-"¿A qué sabe?" preguntó el maestro.

-"Amargo," escupió el aprendiz.

El maestro rió entre dientes y entonces le pidió al joven tomar la misma cantidad de sal en la mano y ponerla en el lago. Los dos caminaron en silencio al lago cercano y una vez que el muchacho lanzó al agua su manotada de sal el viejo le dijo: "Ahora bebe del lago."

En cuanto el agua se escurría por la quijada del joven, el maestro le preguntó: "¿A qué sabe?"

-"Fresca," comentó el aprendiz.

-"¿Te supo a sal?"

-"No," dijo el joven.

En esto el maestro se sentó al lado de este chico que le recordaba a sí mismo y le tomó sus manos:

"El dolor de la vida es pura sal; ni más, ni menos. La cantidad de dolor en la vida permanece exactamente la misma. Sin embargo la cantidad de amargura que probamos depende del recipiente en que ponemos la pena. Así que cuando estás con dolor, la única cosa que puedes hacer es agrandar tu sentido de las cosas. Deja de ser un vaso. Conviértete en un lago."


--
Jaume Guinot
Ciutadà del món

domingo, 2 de enero de 2011

La tienda de la verdad.-Bucay



— Dime, Jorge, existe en casi toda la gente la idea de que todo el mundo necesita terapia, yo sé que tú no estás de acuerdo, y creo que ni siquiera consideras necesaria la terapia indiscriminada. Pero ahora me pregunto: ¿Cualquiera se puede beneficiar de transitar un proceso terapéutico?

—Sí.

—¿Cualquiera?

—Digámoslo así: a cualquiera que quiera beneficiarse, podría serle útil.

—Pero, ¿por qué alguien podría no querer beneficiarse?

—Anthony de Mello cuenta un cuentito maravilloso que me parece que podría ayudarnos en esta búsqueda:

El hombre caminaba paseando por aquellas pequeñas callecitas de la ciudad provinciana. Tenía tiempo y entonces se detenía algunos instantes en cada vidriera, en cada negocio, en cada plaza. Al dar vuelta una esquina se encontró de pronto frente a un modesto local cuya marquesina estaba en blanco, intrigado se acercó a la vidriera y arrimó la cara al cristal para poder mirar dentro del oscuro escaparate... en el interior, solamente se veía un atril que sostenía un cartelito escrito a mano que anunciaba:

Tienda de la verdad

El hombre estaba sorprendido. Pensó que era un nombre de fantasía, pero no pudo imaginar qué vendían.

Entró.

Se acercó a la señorita que estaba en el primer mostrador y preguntó:

—Perdón, ¿esta es la tienda de la verdad?.

—Sí, señor, ¿qué tipo de verdad anda buscando: verdad parcial, verdad relativa, verdad estadística, verdad completa?

Así que aquí vendían verdad. Nunca se había imaginado que esto era posible, llegar a un lugar y llevarse la verdad, era maravilloso.

—Verdad completa –contestó el hombre sin dudarlo.

"Estoy tan cansado de mentiras y de falsificaciones", pensó, "no quiero más generalizaciones ni justificaciones, engaños ni defraudaciones".

—¡Verdad plena! –ratificó.

—Bien, señor, sígame.

La señorita acompañó al cliente a otro sector y señalando a un vendedor de rostro adusto, le dijo:

—El señor lo va a atender.

El vendedor se acercó y esperó que el hombre hablara.

—Vengo a comprar la verdad completa.

—Ahá, perdón, ¿el señor sabe el precio?

—No, ¿cuál es? –contestó rutinariamente. En realidad, él sabía que estaba dispuesto a pagar lo que fuera por toda la verdad.

—Si usted se la lleva –dijo el vendedor— el precio es que nunca más podrá estar en paz.

Un frío corrió por la espalda del hombre, nunca se había imaginado que el precio fuera tan grande.

—Gra... gracias, disculpe... –balbuceó.

Se dio vuelta y salió del negocio mirando el piso.

Se sintió un poco triste al darse cuenta de que todavía no estaba preparado para la verdad absoluta, de que todavía necesitaba algunas mentiras donde encontrar descanso, algunos mitos e idealizaciones en los cuales refugiarse, algunas justificaciones para no tener que enfrentarse consigo mismo.

"Quizás más adelante", pensó...

—Demián, no necesariamente lo que para mí es beneficioso, lo es también para otro. Puede suceder y es justo que así sea que alguien crea que el precio de cierto beneficio sea demasiado costoso. Es válido que cada uno decida qué precio quiere pagar a cambio de lo que recibe, y es lógico que cada uno elija el momento para recibir lo que el mundo le ofrece, sea la verdad o cualquier otro "beneficio".

Yo no encontraba nada para decir.

Y Jorge agregó:

—Hay un viejo proverbio árabe que dice:

"PARA PODER DESCARGAR UN CARGAMENTO DE HALVÁ LO MÁS IMPORTANTE ES TENER RECIPIENTES DONDE GUARDAR EL HALVÁ". con la sabiduría y con la verdad pasa lo mismo que con el Halvá...

--
Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Plaça Arts 4 08401-Granollers
Movil: 637425287
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com

sábado, 1 de enero de 2011

Voz Interior

Si has encontrado tu verdad dentro de ti mismo, no hay nada más que encontrar en toda esta existencia. La verdad está funcionando a través de ti. Cuando abres los ojos, es la verdad quien abre sus ojos. Cuando cierras los ojos, es la verdad quien está cerrando los suyos. Ésta es una meditación formidable. Basta con que puedas entender el truco y ya no tienes que hacer nada; cualquier cosa que hagas la está haciendo la verdad.
Caminas, es la verdad; duermes, es la verdad descansando; hablas, es la verdad hablando; estás en silencio, es la verdad la que está en silencio. Ésta es una de las técnicas de meditación más simples. Poco a poco cada cosa se pone en su lugar con esta simple fórmula y entonces ya no hay necesidad de técnicas. Cuando estás curado descartas la meditación, tiras la medicina.
Entonces vives según la verdad: vivo, radiante, dichoso, contento, como una canción para ti mismo. Toda tu vida se convierte en una oración sin palabras; o mejor dicho, una devoción, una gracia, una belleza que no pertenece a nuestra vida mundana, un rayo de luz viniendo desde el más allá hacia la oscuridad de nuestro mundo.
Osho


--
Jaume Guinot
Gabinete de Psicologia - Colegiado 17674
Plaça Arts 4 08401-Granollers
Movil: 637425287
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com