sábado, 5 de febrero de 2011

Dinero para el banco

Me llamaron del banco para ver si les podía dejar algo de dinero, que iban muy justos. Les dije la verdad, que en ese momento no me iba nada bien, y que incluso había tenido que malvender la consola del niño. "Va, venga, danos algo, que más vale pedir que robar...", me insistió el director, un tipo muy majo. Al final me llegó al corazón, y cedí. "Tranquilo, que en cuanto la cosa mejore te lo devolvemos... Ya verás como todos salimos ganando". El dinero lo doy por perdido, pero me queda la conciencia de haber hecho una buena obra.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario