sábado, 30 de abril de 2011

Que no te pase lo que a juan…

Juan trabajaba en una empresa hace cuatro años siempre fue muy serio,
dedicado y cumplidor de sus obligaciones. Llegaba puntual y estaba
orgulloso de que en 4 años nunca recibió una amonestación.
Cierto día buscó al Gerente para hacerle un reclamo:
"Señor, trabajo en la empresa hace años con bastante esmero y estoy a
gusto con mi puesto, pero siento que he sido relegado. ¡Mire, Fernando
ingresó a un puesto igual al mío hace sólo 6 meses y ya está siendo
promovido a Supervisor!"
¡Uhmm!- mostrando preocupación- el gerente le dice.
"Mientras resolvemos esto, quisiera pedirte me ayudes a resolver un
problema. Quiero dar fruta al personal para la sobremesa del almuerzo
de hoy. En la bodega de laesquina venden fruta. Por favor, averigua si
tienen naranjas". Juan se esmeró en cumplir con el encargo y en 5
minutos estaba de vuelta.
Bueno Juan, ¿qué averiguaste? – Señor, si tienen naranjas para la venta.
¿Y cuánto cuestan? – ¡Ah…! No pregunté por eso
"Ok!, pero… ¿viste si tenían suficientes naranjas para todo el
personal? (preguntó, serio)
Tampoco pregunté por eso señor
¿Hay alguna fruta que pueda sustituir la naranja?
No sé señor, pero creo…
Bueno, siéntate un momento.
El Gerente cogió el teléfono y mandó llamar a Fernando. Cuando se
presentó, le dio las mismas instrucciones que le diera a Juan y en 10
minutos estaba de vuelta. Cuando retornó el Gerente pregunta:
Bien Fernando, ¿qué noticias me tienes?
Señor, tienen naranjas, lo suficiente para atender a todo el personal,
y si prefiere también tienen plátano, papaya, melón y mango. La
naranja está a $1.50 pesos el kilo, el plátano a
$2.20 el kilo, el mango a $9.00 el kilo, la papaya y el melón a $2.80
pesos el kilo.
Me dicen que si la compra es por cantidad, nos darán un descuento de
8%. Además, he dejado
separada la naranja pero si usted escoge otra fruta debo regresar para
confirmar el pedido.
Muchas gracias Fernando, pero espera un momento.
Se dirige a Juan, que aún seguía esperando estupefacto y le dice:
Juan, ¿qué me decías? – Nada señor… eso es todo… con su permiso.
Autor desconocido
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

viernes, 29 de abril de 2011

Cómo Meditar

Nuestras mentes están constantemente activas, siempre saltan de un
pensamiento a otro, de una emoción a otra.
Para establecer contacto con el alma universal que reside en nuestro
interior y que es parte de todos nosotros es necesario encontrar un
camino que vaya más allá de la neblina de pensamientos distractores
que normalmente la ocultan. Es imposible avanzar a través de esta
barrera tanto como lo es hacerlo en una neblina real. Si quieres ver
el otro lado de la calle en un día de neblina, nada físico que hagas
podrá ayudarte. Debes esperar, paciente y tranquilo, hasta que la
neblina se disipe y se vaya por sí sola. De vez en cuando se abren
claros que te permiten ver qué hay del otro lado. Lo mismo ocurre con
los pensamientos. Cuando estamos tranquilos podemos encontrar momentos
de silencio puro a los que llamo "claros", y a través de ellos podemos
dar un vistazo al nivel más profundo del alma. Cada vistazo incrementa
la comprensión; finalmente, nuestra conciencia se expande.
El propósito de la meditación es dejar de pensar por un momento,
esperar a que la neblina de pensamientos se disipe y dar un vistazo al
espíritu interior. Para la mayoría es muy difícil controlar el
torrente de pensamientos. Los principiantes pueden sentirse
frustrados, pero la frustración es apenas otro pensamiento, otra
emoción que se interpone en el camino. El objetivo es liberar todos
los pensamientos con tranquilidad y mesura.
Una manera común de iniciar la meditación, consiste en concentrarse en
una cosa sin forzarse; de manera que sea más difícil que otros
pensamientos entren en la mente. A mí me gusta empezar con una
meditación de respiración. Para iniciar la meditación, encuentra una
posición cómoda. Siéntate en una silla cómoda con los pies bien
apoyados en el piso. Coloca las manos en tu regazo, con las palmas
hacia arriba. Cierra los ojos y presta atención a tu respiración.
Observa cómo entra y sale el aire sin intentar controlarlo de ninguna
forma. Tal vez notes que tu respiración se vuelve espontáneamente más
rápida o más lenta, profunda o superficial, o que incluso se detiene
por un momento.
Observa los cambios sin resistencia y sin anticiparte. Cuando tu
atención se desvíe hacia un sonido del entorno, una sensación en tu
cuerpo o un pensamiento de tu mente, haz volver tu conciencia, sin
forzarla, a tu respiración.
Ésta es la meditación básica. Una vez que una persona se siente cómoda
con sólo sentarse en silencio y concentrarse en su respiración,
recomiendo agregar un mantra, el cual crea un ambiente mental y
permite expandir la conciencia.
Deepak Chopra.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

jueves, 28 de abril de 2011

Olimpiadas Especiales

Hace algunos años, en las olimpíadas para personas con discapacidad de Seattle, también llamadas "Olimpíadas especiales", nueve participantes, todos con deficiencia mental, se alinearon para la salida de la carrera de los cien metros planos.

A la señal, todos partieron, no exactamente disparados, pero con deseos de dar lo mejor de sí, terminar la carrera y ganar el premio.

Todos, excepto un muchacho, que tropezó en el piso, cayó y rodando comenzó a llorar…

Los otros ocho escucharon el llanto, disminuyeron el paso y miraron hacia atrás. Vieron al muchacho en el suelo, se detuvieron y regresaron… ¡Todos!

Una de las muchachas, con síndrome de Down, se arrodilló, le dio un beso y le dijo: "Listo, ahora vas a ganar". Y todos, los nueve competidores entrelazaron los brazos y caminaron juntos hasta la línea de llegada.

El estadio entero se puso de pie y en ese momento no había un solo par de ojos secos. Los aplausos duraron largos minutos, las personas que estaban allí aquél día, repiten y repiten esa historia hasta hoy.

¿Por qué? Porque en el fondo, todos sabemos que lo que importa en esta vida, más que ganar, es ayudar a los demás para vencer, aunque ello signifique disminuir el paso y cambiar el rumbo.

Porque el verdadero sentido de esta vida es que todos Juntos Ganemos, no cada uno de nosotros en forma individual.

Ojalá que también seamos capaces de disminuir el paso o cambiar el rumbo, para ayudar a alguien que en cierto momento de su vida tropezó y que necesita de ayuda para continuar. Creo que nos hace falta disminuir el paso y cambiar de rumbo y sobre todo que esto no sea un proyecto individual, sino colectivo, entre todos seguro que podemos…

Guárdenlo en su corazón, y asegúrense de encontrarlo en el momento oportuno, cuando deban ayudar a alguien que los necesite.

Desconozco su autor

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

miércoles, 27 de abril de 2011

¿Y qué Esperaba?

Una mujer se levanta por la mañana, despierta a su marido y le dice:
Cariño, he tenido un sueño maravilloso. He soñado que me regalabas un
collar de diamantes por mi cumpleaños. ¿Qué querrá decir?
El marido le contesta:
Lo sabrás en tu cumpleaños.
Llega el día del cumpleaños de la esposa, en eso, el marido entra a la
casa con un paquete en la mano.
La mujer, emocionada, se lo quita de las manos, rasga nerviosa el
papel, abre rápidamente la caja y encuentra un libro titulado:
El Significado de los Sueños
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

martes, 26 de abril de 2011

Amigos secillos vs Verdaderos Amigos

Un amigo SENCILLO nunca te ha visto llorar.
Un amigo VERDADERO tiene los hombros húmedos por causa de tus lágrimas.

Un amigo SENCILLO no conoce los nombres de tus padres.
Un amigo VERDADERO tiene sus números de teléfono en su libreta de direcciones.

Un amigo SENCILLO trae un presente a tu fiesta.
Un amigo VERDADERO llega temprano para ayudarte a cocinar y se queda hasta tarde para ayudarte a limpiar.

Un amigo SENCILLO odia cuando le llamas después de haberse acostado.
Un amigo VERDADERO te pregunta preocupado , estas bien ?

Un amigo SENCILLO procura hablar contigo acerca de tus problemas.
Un amigo VERDADERO procura ayudarte con tus problemas.

Un amigo SENCILLO piensa que ha terminado la amistad después de un argumento.
Un amigo VERDADERO sabe que no tienen una amistad sino hasta después de haber tenido una pelea.

Un amigo SENCILLO espera que siempre estés ahí para Él o ella.
Un amigo VERDADERO siempre estará ahí para ti.

Un amigo SENCILLO leerá esto y lo lanzará a la basura.
Un amigo VERDADERO te lo enviará hasta que esté seguro de que lo has recibido.

Autor : Anonimo

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

lunes, 25 de abril de 2011

Día de lluvia, día de muerte

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Mal día para los paraguas. El viento y una lluvia densa y espesa
llenan las calles de cientos de paraguas muertos, cadáveres de alambre
deshilachado y piel suelta. Avanzo por la calle y oigo los lamentos de
mi paraguas antes de desfallecer y retorcerse y abrirse en una
caricatura ridícula y grotesca. Luchando vanamente contra los
elementos y el destino cruel, contemplo impotente su final. Intento
reanimarlo, devolverle su anterior forma y función, pero acabo
envolviéndolo con respeto en su propia tela, y sigo andando con
dignidad bajo una lluvia cruel a la que no le importa una muerte más.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

domingo, 24 de abril de 2011

Hermoso Día, ¿Verdad?

El día empezó muy mal. Me quedé dormida y llegué tarde al trabajo.
Todo lo que sucedió en la oficina contribuyó a mi ataque de nervios.
Para cuando llegué a la parada del autobús en mi viaje de regreso a
casa, tenía un gran nudo en el estómago.
Como de costumbre, el autobús llegó tarde… y atestado. Tuve que ir de
pie en el pasillo. Mientras el bamboleante vehículo me lanzaba en
todas direcciones, mi depresión se hacía más profunda.
Entonces escuché una voz grave que salía del frente:
-Hermoso día, ¿verdad?
Debido a la aglomeración de público, no podía ver al hombre, pero
podía escucharlo mientras seguía comentando el panorama primaveral,
llamando la atención hacia cada punto importante que se avistaba: esta
iglesia, ese parque, aquel cementerio, la estación de bomberos. Pronto
todos los pasajeros estaban mirando por las ventanillas. El entusiasmo
del hombre era tan contagioso que me sorprendí sonriendo por primera
vez ese día. Llegamos a mi parada. Maniobrando hacia la puerta, eché
un vistazo a nuestro "guía": una figura regordeta con una barba
oscura, que usaba espejuelos oscuros y llevaba un delgado bastón
blanco.
Vía Renuevo de Plenitud
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

sábado, 23 de abril de 2011

El monstruo quiere vírgenes

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
El monstruo quiere vírgenes, le dicen. Los padres la llevan al bosque,
y por el camino la hacen cantar canciones de despedida. Han de
ofrecerla al monstruo para evitar que destruya sus campos y queme sus
cosechas. La dejan arrodillada en la entrada de la cueva, vestida de
blanco. La han enseñado a no llorar, a no mirar atrás aunque oiga a
sus padres sollozar a sus espaldas, alejándose. Se van, piensa, nadie
se atreve a ver al monstruo. Ella esperará allí, y cuando descubra que
no hay monstruo en la cueva para llevársela, será tarde, y no sabrá
volver.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

La Muerte está triste

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Encargaron una consultoría para mejorar el rendimiento de la Muerte,
pues sus metodologías eran antiguas, y llevaban tiempo sin renovarse.
Le pidieron que cambiara el vestuario y se encorbatara, que
sustituyera la antigua guadaña por un maletín discreto repleto de
armas, venenos e ideas dañinas. Instauraron protocolos y
procedimientos burocráticos, y la Muerte se iba deprimiendo, sentada
en un rincón sin poder matar a nadie porque faltaba un papel, o un
permiso, o por no haberlo planificado con tiempo. Pero, no se sabe
cómo, a los consultores que llevaban el tema les cayó encima un piano
y nadie quiso sustituirles.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

viernes, 22 de abril de 2011

Las mariposas sólo viven un día


de Cien Palabras 

Recorría la ciudad de madrugada buscando muros tristes en los que crecieran plantas trepadoras, y dibujaba en ellos un par de mariposas de colores, de perfección exquisita, que parecían revolotear entre las piedras y la vegetación. Muchos pasaban sin verlas, presurosos por llegar a sus casas o despachos, donde no están permitidos los lápices de colores. Otros se detenían a mirarlas, y sonreían, y esa pequeña alegría les acompañaba en su camino. Y enseguida llegaba la brigada municipal, luchando por mantener la ciudad bonita, y bajaban de sus furgonetas, y con dos brochazos de pintura gris mataban a las mariposas.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo





jueves, 21 de abril de 2011

Reflexiones que nos ayudan a crecer, tazas de café


Un profesor de filosofía cogió un frasco enorme de vidrio y lo empezó a llenar con pelotas de golf, le preguntó a sus alumnos si el recipiente se encontraba repleto, a lo que los alumnos dijeron que sí, luego el profesor cogió una caja de perdigones y la vació en el recipiente, estos llenaron los espacios vacíos entre las pelotas de golf.
Para los estudiantes el recipente estaba completamente lleno, luego el profesor tomó una caja de arena, la volteó en el recipiente y volvió hacer la misma pregunta, los alumnos en forma unánime dijeron que sí.
El profesor agregó dos tazas de café y ahora sí estaba repleto, entonces el maestro comentó, este recipiente representa la vida, las pelotas de golf son las personas importantes de nuestra vida, la familia, los hijos, lasalud, los amigos, el amor, es todo aquello que si perdiéramos todo lo demás seguiría llenando nuestra vida.
Los perdigones representan el trabajo, la casa, el auto, la arena son las cosas pequeñas que nos da la vida, si ponemos en primer lugar la arena no habría espacio para los perdigones ni para las pelotas, de la misma forma pasa con la vida, si usamos nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, no habría lugar para las "pelotas de golf".
Debes ocuparte de las pelotas de golf, establece prioridades, lo demás es pura arena, entonces un alumno preguntó que representaban las tazas de café y el profesor contento le dijo:
- El café es para demostrar que aunque la vida parezca llena siempre tendremos tiempo para dos tazas de café con un amigo.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

miércoles, 20 de abril de 2011

Tras el silencio, las palabras

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
El anciano llevaba tiempo sin contar cuentos. No por falta de ideas,
que llenaban como siempre su cabeza de un caos ingobernable. No era
falta de tiempo, pues los días seguían repletos de los mismos minutos.
Era miedo a que las palabras no acudieran a la llamada, temerosas de
quedar expuestas en toda su desnudez para ser observadas y juzgadas.
Miedo a repetirse, o a contar el cuento último, el que hará
innecesarios todos los demás. Y miedo a que cien palabras no
encontraran su historia, aunque fuera el relato tantas veces contado
de un anciano escritor que teme escribir.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

martes, 19 de abril de 2011

Informe

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Me han pedido que redacte el apéndice de un subapartado de unos
documentos anexos a un informe, trabajo de gran importancia. Me
dedicaré a ello esta tarde. Redactaré unas cuantas páginas que
enmarquen las frías cifras dentro del ámbito global y estratégico de
la Corporación. A mi lado, mi misma mesa se repite interminable, y
muchos como yo teclean datos parecidos. Al cabo de horas, días o
meses, la Impresora Central publicará y encuadernará el informe. El
Departamento de Validaciones comprobará errores tipográficos y de
cálculo. Y sólo cuando los datos sean correctos, se archivará en el
Gran Archivo Central.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

lunes, 18 de abril de 2011

La media cobija

Don Roque era ya un anciano cuando murió su esposa. Durante largos
años había trabajado con ahínco para sacar adelante a su familia.
Su mayor deseo era ver a su hijo convertido en un hombre de bien,
respetado por los demás, ya que para lograrlo dedicó su vida y su
escasa fortuna.
A los setenta años Don Roque se encontraba sin fuerzas, sin
esperanzas, solo y lleno de recuerdos. Esperaba que su hijo, brillante
profesional, le ofreciera su apoyo y comprensión, pero veía pasar los
días sin que este apareciera y decidió por primera vez en su vida
pedir un favor a su hijo.
Don Roque tocó la puerta de la casa donde vivía su hijo con su familia.
-¡Hola papá! ¡Qué milagro que vienes por aquí!
-Ya sabes que no me gusta molestarte, pero me siento muy solo, además
estoy cansado y viejo.
-Pues a nosotros, nos da mucho gusto que vengas a visitarnos, ya sabes
que esta es tu casa.
-Gracias hijo, sabía que podía contar contigo, pero temía ser un estorbo.
-Entonces ¿no te molestaría que me quedara a vivir con ustedes? ¡me
siento tan solo!
-¿Quedarte a vivir aquí?, sí… claro… pero no sé si estarías a gusto,
tu sabes, la casa es chica mi esposa es muy especial… y luego los
niños..
-Mira hijo, si te causo muchas molestias olvídalo, no te preocupes por
mí, alguien me tenderá la mano.
-No padre no es eso, solo que, no se me ocurre dónde podrías dormir.
No puedo sacar a nadie de su cuarto, mis hijos no me lo perdonarían, o
solo que no te moleste dormir en el patio.
-Dormir en el patio está bien.
-El hijo de Don Roque llamó a su hijo Luis de doce años.
-Dime papá.
Mira hijo, tu abuelo se quedará a vivir con nosotros. Tráele una
cobija para que se tape en la noche.
-Sí con gusto. ¿Y donde va a dormir?
-En el patio, no quiere que nos incomodemos por su culpa.
Luis subió por la cobija, tomó unas tijeras y la cortó en dos. En ese
momento llegó su padre.
-¿Qué haces Luis? ¿Por qué cortas la manta de tu abuelo?
-Sabes papá, estaba pensando…
-¿Pensando en que?
-En guardar la mitad de la cobija para cuando tú seas viejo y vayas a
vivir a mi casa.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

domingo, 17 de abril de 2011

Ingeniería financiera

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Dicen que hubo un hombre que hizo una gran fortuna. Le aconsejaron
recurrir a la ingeniería financiera, así que puso su dinero en
paraísos offshore, a través de sociedades interpuestas y mediante
seguros de prima única, débitos de interés diferido y ponderables de
alto valor a nombre de terceros. Lo transfirió todo a una cuenta
numerada que, a su vez, vinculaba los valores con los índices
promediados de los fondos opacos. Cuando necesitó dinero, intentó
recordar cómo era todo, pero se hizo un lío. Aún sigue la fortuna
perdida en el laberinto financiero, y cómo me lo contaron lo cuento.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

sábado, 16 de abril de 2011

El yogui y el loco


Nasrudin, el maestro loco de la tradición sufí, pasa frente a una gruta, ve a un yogui en plena meditación, y le pregunta lo que está buscando.
-Observo los animales, y he aprendido de ellos muchas lecciones que pueden transformar la vida de un hombre – dijo el yogui.
-Enséñame lo que sabes, y yo te enseñaré lo que aprendí, pues, en cierta ocasión, un pez me salvó la vida – responde Nasrudin.
El yogui se queda asombrado: si un pez salvó la vida de aquel hombre, debe tratarse sin duda de un santo. Decide, por tanto, enseñarle todo lo que sabe.
Cuando termina, le dice a Nasrudin:
-Ahora que te he enseñado todo lo que sé, sería para mí un honor escuchar la historia de cómo un pez te salvó la vida.
-Fue sencillo. Yo estaba casi muriéndome de hambre cuando lo pesqué, y gracias a él conseguí sobrevivir tres días.
Paolo Coelho

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

viernes, 15 de abril de 2011

Equilibrio


En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente.
Jalil Gibran
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

jueves, 14 de abril de 2011

Vestiduras

Cierto día Belleza y Fealdad se encontraron a orillas del mar. Y se dijeron:

-Bañémonos en el mar.

Entonces se desvistieron y nadaron en las aguas. Instantes más tarde Fealdad regresó a la costa y se vistió con las ropas de Belleza, y luego partió.

Belleza también salió del mar, pero no halló sus vestiduras, y era demasiado tímida para quedarse desnuda, así que se vistió con las ropas de Fealdad. Y Belleza también siguió su camino.

Y hasta hoy día hombres y mujeres confunden una con la otra.

Sin embargo, algunos hay que contemplan el rostro de Belleza y saben que no lleva sus vestiduras. Y algunos otros que conocen el rostro de Fealdad, y sus ropas no lo ocultan a sus ojos.

Jalil Gibran

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

miércoles, 13 de abril de 2011

La Perla

Dijo una ostra a otra ostra vecina:

-Siento un gran dolor dentro de mí. Es pesado y redondo y me lastima.

Y la otra ostra replicó con arrogante complacencia:

-Alabados sean los cielos y el mar. Yo no siento dolor dentro de mí. Me siento bien e intacta por dentro y por fuera.

En ese momento, un cangrejo que por allí pasaba escuchó a las dos ostras, y dijo a la que estaba bien por dentro y por fuera:

-Sí, te sientes bien e intacta; mas él dolor que soporta tu vecina es una perla de inigualable belleza.

Jalil Gibran

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

martes, 12 de abril de 2011

Energía y Sensaciones

Confiamos en nuestros cuerpos para que nos digan cuándo estamos
sufriendo dolor; y el cuerpo, como la mente, sigue pautas familiares.
Los hipocondríacos, por ejemplo, consideran la primera señal de
malestar como un mensaje claro de que están gravemente enfermos.
Muchas personas deprimidas, por ejemplo, interpretan el agotamiento
como depresión. Como no han dormido bien o han trabajado de más,
interpretan la fatiga como síntoma de depresión. La manera de manejar
estas sensaciones es despojarlas de la interpretación. En vez de estar
triste, considera esto como la energía de la tristeza. Como el
cansancio, la tristeza tiene un componente corporal que puede
descargarse.
En vez de ser una persona ansiosa, maneja la energía de la ansiedad.
Todas las energías se descargan del mismo modo:
Respira profundamente, permanece sentado en silencio, y percibe la
sensación en tu cuerpo.
Percibe la sensación sin juzgarla. Sólo retenla.
Permite a los sentimientos, pensamientos o energías que quieran
surgir, que lo hagan. Esto por lo general significa escuchar la voz de
la ansiedad, la ira, el temor o el dolor de haber sido lastimados.
Permite que las voces digan lo que quieran decir. Escucha y comprende
qué está ocurriendo.
Deja que la energía se disperse todo lo que pueda. No exijas una
descarga completa. Piensa que tu cuerpo soltará la energía acumulada
que pueda.
Luego de unas horas, o al día siguiente, repite todo el procedimiento.
Éste parece un régimen muy estricto, pero lo único que se te pide es
que dediques cinco minutos al día a cualquiera de estas áreas. Los
pasos pequeños producen grandes resultados. La conciencia simple es la
normal en la naturaleza; el sufrimiento y las complicaciones que lo
mantienen en marcha no son naturales, y mantener toda esa complejidad
es un gasto inútil de energía. Al esforzarte todos los días por
alcanzar un estado más simple, estás haciendo lo mejor que alguien
puede hacer para terminar con el sufrimiento: arrancar las raíces de
la irrealidad.
Deepak Chopra.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

lunes, 11 de abril de 2011

Desconfianza

Dos tortugas iban muy sedientas arrastrándose por el desierto. Al cabo
de un tiempo descubrieron una botella grande de Coca-Cola (debían de
ser norteamericanas). Saltaron de alegría, pero enseguida se dieron
cuenta de que no tenían un abridor.
Lo intentaron con todas sus fuerzas, pero no había manera de abrir la
botella, así que decidieron que una volvería al pueblo y la otra
vigilaría la botella. Pasó mucho tiempo –cinco horas, diez horas, un
día, dos días, cinco días, siete días.
Entonces la tortuga que vigilaba volvió a intentar abrir la botella.
Inmediatamente la otra tortuga salió corriendo de entre las dunas
cercanas gritando: "Si empiezas así, nunca me iré".
Osho.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

domingo, 10 de abril de 2011

El Lenguaje dirigido al Corazón

Existen tres tipos de Alquimistas. Aquellos que son imprecisos porque no saben de lo que están hablando; aquellos que lo son porque saben de lo que están hablando, pero también saben que el lenguaje de la Alquimia es un lenguaje dirigido al corazón y no a la razón.

Y el tercer tipo. Aquellos que jamás oyeron hablar de Alquimia pero que consiguieron, a través de sus vidas, descubrir la Piedra Filosofal. Aquí una Historia que ilustra a este tipo de Alquimista.

"Nuestra Señora, con el Niño Jesús en sus brazos, decidió bajar a la Tierra y visitar un monasterio. Orgullosos, todos los sacerdotes formaron una larga fila, y uno a uno se acercaban a la Virgen para rendirle homenaje. Uno declamó bellos poemas, otro mostró las iluminaciones que había realizado para la Biblia, un tercero recitó los nombres de todos los santos. Y así sucesivamente, monje tras monje, fueron venerando a Nuestra Señora y al Niño Jesús.

En el último lugar de la fila había un sacerdote, el más humilde del convento, que nunca había aprendido los sabios textos de la época. Sus padres eran personas simples, que trabajaban en un viejo circo de los alrededores, y todo lo que le habían enseñado era lanzar bolas al aire haciendo algunos malabares.

Cuando llegó su turno, los otros sacerdotes quisieron terminar los homenajes, porque el antiguo malabarista no tendría nada importante que decir o hacer, y podía desacreditar la imagen del convento. Pero en el fondo de su corazón, él también sentía una inmensa necesidad de dar algo de sí a Jesús y a la Virgen.

Avergonzado, sintiendo sobre sí la mirada reprobatoria de sus hermanos, sacó algunas naranjas de su bolsa y comenzó a tirarlas al aire haciendo malabarismos, que era lo único que sabía hacer.

Fue en ese instante cuando el Niño Jesús sonrió y comenzó a aplaudir en el regazo de Nuestra Señora. Y fue hacia él a quien la Virgen extendió los brazos para dejarle que sostuviera un poco al Niño."

Paulo Coelho.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

sábado, 9 de abril de 2011

Cómo concentrar la Intención

La mejor manera de concentrarnos en las intenciones consiste en escribirlas. Aunque éste puede parecer un primer paso obvio, muchas personas lo ignoran. Como resultado, sus intenciones frecuentemente carecen de concentración y por ello no se cumplen.

Ve a un lugar tranquilo donde no seas molestado. Escribe lo que quieres en todos los distintos niveles del deseo. Incluye deseos materiales, de relaciones, de autoestima, de gratificación del ego, espirituales. Sé lo más concreto que puedas.

Pregúntate que quieres en el nivel material en cuanto a abundancia y afluencia. ¿Quieres tener una casa propia de cuatro recámaras? Escribe eso. ¿Quieres tener la capacidad de mandar a tus hijos a la universidad? Escribe eso. Piensa también en tus deseos de gratificación sensual: oído, tacto, vista, gusto, olfato y sensualidad, cualquier cosa que complazca tus sentidos. Pregúntate que quieres en el ámbito de las relaciones. Escribe tus deseos para todas ellas: compañeros sentimentales, hijos, padres, amigos y relaciones profesionales.

Escribe qué quieres en cuanto a logros o reconocimiento personal. Identifica qué quieres en un nivel más universal. ¿Cómo puedes ayudar? ¿Qué quieres hacer con tu vida desde el punto de vista de tu sociedad, tu país, tu civilización? ¿Con qué quieres contribuir? Escribe lo que quieres en cuanto a descubrir tu sentido más elevado del yo. ¿Quién quieres ser? ¿Qué espiritualidad quieres incorporar a tu vida?. Escribe todo lo que desees en una hoja de papel. Agrega o elimina deseos de tu lista conforme vayan cambiando o se cumplan.

Medita sobre cómo sería la vida si todos estos deseos se cumplieran. Ve si puedes generar visiones interiores de satisfacción genuina, en los niveles material y espiritual. No te preocupes por tener estas visiones en algún orden en particular, ni porque sean realistas o no. Sólo aprécialas, siéntelas con los cinco sentidos. El objetivo es lograr una atención congruente en estos niveles de aspiración. Cuando hay esa clase de congruencia, el diálogo interno es muy poderoso y claro; te ayudará a alcanzar la conciencia de unidad.

Las intenciones no necesitan atención constante, pero sí necesitan mantenerse concentradas. Éste es un hábito que puedes desarrollar con el tiempo. Mira tu lista una o dos veces al día. Léela inmediatamente antes de meditar. Cuando entras en meditación silencias al yo. El ego desaparece. Como resultado, te desvinculas de los resultados, no te involucras en los detalles y permites que el poder infinito de organización de la inteligencia profunda organice y cumpla por ti todos los detalles de tus intenciones. La clave consiste en retirarse del nivel del ego, del nivel del yo y de la autoestima, permitir que la inteligencia no circunscrita organice el cumplimiento de tus deseos, a través de la sincronicidad.

Conforme empieces a ver el cumplimiento de tus intenciones, tus intereses egoístas disminuirán porque sabrás que puedes tenerlo todo. Cuando tienes suficiente comida no te obsesionas con comer todo el tiempo. Con las intenciones pasa lo mismo. Cuando sabes que su cumplimento es posible, piensas menos en tus necesidades personales y más en las del resto del mundo. Éste es un proceso que pasa por varias etapas. Sé paciente, pero observa cómo empiezan a ocurrir milagros.

Deepak Chopra.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

viernes, 8 de abril de 2011

El Bambú Chino

Después de plantada la semilla del bambú chino, no se ve nada durante aproximadamente cinco años, excepto un diminuto brote. Todo el crecimiento es subterráneo: una compleja estructura de raíz, que se extiende vertical y horizontalmente a través de la tierra, está siendo construida.

Entonces, al final del quinto año, el bambú chino crece hasta alcanzar una altura de 25 metros.

Muchas cosas en la vida personal y profesional se pueden comparar al bambú chino. Tu trabajas, inviertes tiempo, esfuerzos, haces todo lo que puedes para nutrir tu crecimiento y a veces no ves ninguna compensación durante semanas, meses o años.

Sin embargo, una cosa es verdad: si tienes paciencia para continuar trabajando, persistiendo y nutriendo tu vida profesional, tu quinto año llegará; y con él seguramente llegarán también cambios totalmente inesperados.

Recuerda en todo momento que se necesita mucha osadía para llegar a las alturas y, al mismo tiempo, mucha profundidad para arraigar en el suelo.

Covey

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

jueves, 7 de abril de 2011

Estado de Vigilia


La meditación cotidiana es una de las mejores herramientas con las cuales crear un estado de consciencia total.
En la meditación, te colocas en un estado de aptitud para experimentar la consciencia total, mientras tu cuerpo está en un estado despierto. Este estado de aptitud se llama vigilia verdadera.
Cuando te detienes en este estado, simplemente detienes tus pasos, dejas de ir adonde vas, dejas de hacer lo que estás haciendo, sólo te detienes por un momento, y sólo "estás" allí donde estás, estas bien exactamente donde estás. Detenerse, aunque sólo sea por un momento, puede ser maravilloso. Miras a tu alrededor, lentamente, y notas cosas que no notaste cuando pasaste junto a ellas. El olor fuerte de la tierra, después de que llueve. Ese rizo sobre la oreja izquierda de tu ser amado y lo bien que se siente ver jugar a un niño.
No tienes que dejar tu cuerpo para experimentar esto. Éste es el estado de vigilia verdadera.
Cuando entras en este estado, respiras en cada flor, vuelas con cada pájaro, sientes cada crujido bajo tus pies. Encuentras belleza y sabiduría, puesto que la sabiduría se encuentra en todos los sitios donde se forma la belleza. La belleza se forma en todas partes, fuera de todo el material de la vida. No tienes que buscarla, sino que vendrá a ti.
Cuando "actúas" en este estado, conviertes todo lo que haces en una meditación y así, en un don, en un ofrecimiento de ti a tu alma y tu alma a El Todo. Al lavar los platos, disfrutas del calor del agua que acaricia tus manos y te maravillas por el agua y el calor. Al trabajar en tu computadora, ves que las palabras aparecen en la pantalla, frente a ti, en respuesta a la orden de tus dedos y te regocijas por el poder de la mente y el cuerpo, cuando se aprovecha para llevar a cabo tu invitación. Al preparar la cena, sientes el amor del universo que te trajo este alimento y como regalo tuyo, al preparar esta comida viertes todo el amor de tu ser. No importa lo extravagante o lo sencilla que sea la comida. La sopa puede resultar deliciosa.
Cuando experimentas un intercambio de energía sexual en este estado, conoces la verdad suprema de Quién Eres. El corazón de tu ser amado se convierte en tu hogar. El cuerpo de tu ser amado se convierte en el tuyo. Tu alma ya no se imagina separada de nada.
Cuando estás listo, estás despierto. Una sonrisa puede llevarte allí. Una simple sonrisa. Sólo abandona todo por un momento y sonríe. Por nada, sólo porque se siente bien; sólo porque tu corazón conoce un secreto y porque tu alma conoce ese secreto. Sonríe por eso. Sonríe mucho. Esto curará todo lo que te aqueje.
Neale Donald Walsch



Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

miércoles, 6 de abril de 2011

Inconciencia

Erase una vez una mujer muy devota y llena de Amor de Dios. Solía ir a
la Iglesia todas las mañanas, y por el camino solían acosarla los
niños y los mendigos, pero ella iba tan absorta en sus devociones que
ni siquiera los veía.
Un buen día, tras haber recorrido el camino acostumbrado, llegó a la
Iglesia en el mismo momento en que iba a comenzar el culto. Empujó la
puerta, pero ésta no se abrió. Volvió a empujar, esta vez con más
fuerza, y comprobó que la puerta estaba con llave.
Afligida por no haber podido asistir al culto por primera vez en
muchos años, y no sabiendo qué hacer, miró hacia arriba… y justamente
allí, frente a sus ojos, vio una nota clavada en la puerta con un
chinche.
La nota decía: "Estoy ahí fuera".
Anthony de Mello.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

martes, 5 de abril de 2011

¡¡ Cambia de Actitud !!

¡¡Segun la wikipedia el significado de Actitud es :
La actitud es la forma de actuar de una persona, el comportamiento que
emplea un individuo para hacer las cosas.
En este sentido, puede considerarse como cierta forma de motivación
social -de carácter, por tanto, secundario, frente a la motivación
biológica, de tipo primario- que impulsa y orienta la acción hacia
determinados objetivos y metas.
a veces la forma de actuar de nosotros vale mas que los mismos hechos
, y cuando hacemos algo con mala actitud vamos a obtener resultados
que reflejaran nuestra mala actitud.
el dia de hoy me gustaria hacerte una pregunta , cual es la actitud
que tienes para el dia de hoy ?

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

lunes, 4 de abril de 2011

Unidad en la Conciencia

Las relaciones son una de las maneras más efectivas para alcanzar la
unidad en la conciencia, porque siempre estamos envueltos en
relaciones. Piensa en la red de relaciones que mantienes: padres,
hijos, amigos, compañeros de trabajo, relaciones amorosas. Todas son,
en esencia, experiencias espirituales. Por ejemplo, cuando estás
enamorado, romántica y profundamente enamorado, tienes una sensación
de atemporalidad. En ese momento, estás en paz con la incertidumbre.
Te sientes de maravilla, pero vulnerable; sientes cercanía pero
también desprotección. Estás transformándote, cambiando, pero sin
miedo. Te sientes maravillado. Ésa es una experiencia espiritual.
A través del espejo de las relaciones, de cada una de ella,
descubrimos estados prolongados de conciencia. Tanto aquellos a
quienes amamos como aquellos por quienes sentimos rechazo, son espejos
de nosotros. ¿Hacia quiénes nos sentimos atraídos? Hacia las personas
que tienen características similares a las nuestras, pero eso no es
todo. Queremos estar en su compañía porque subconscientemente sentimos
que al hacerlo, nosotros podemos manifestar más de esas
características. Del mismo modo, sentimos rechazo hacia las personas
que nos reflejan las características que negamos de nosotros. Si
sientes una fuerte reacción negativa hacia alguien, puedes estar
seguro de que tú y esa persona tienen características en común,
características que no estás dispuesto a aceptar. Si las aceptarás no
te molestarían.
Cuando reconocemos que podemos vernos en los demás, cada relación se
convierte en una herramienta para la evolución de nuestra conciencia.
Gracias a esta evolución experimentamos estados extendidos de
conciencia. Es en estos estados, cuando accedemos al ámbito no
circunscrito, que podemos experimentar la sincronía del destino.
Deepak Chopra

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

domingo, 3 de abril de 2011

Viviendo Plenamente

Nos acostumbramos a vivir en departamentos y a no tener otra vista que
no sea las ventanas de alrededor; y porque no se tiene vista, luego
nos acostumbramos a no mirar para afuera; Y porque no miramos para
afuera, luego nos acostumbramos a no abrir del todo las cortinas; Y
porque no abrimos del todo las cortinas, luego nos acostumbramos a
encender más temprano la luz.
Y a medida que nos acostumbramos, olvidamos el sol, olvidamos el aire,
olvidamos la amplitud…
Nos acostumbramos a despertar sobresaltados porque se nos hizo tarde;
a tomarnos el café corriendo porque estamos atrasados; acostumbramos a
no mirar para afuera.
A leer el diario en el autobús porque no podemos perder tiempo;
A comer un sándwich porque no da tiempo para almorzar;
A salir del trabajo ya de noche;
A dormir en el autobús porque estamos cansados;
A cenar rápido y dormir pesados sin haber vivido el día.
Nos acostumbramos a pensar que las personas cercanas a nosotros
estarán siempre ahí y a creer que están bien, sin preocuparnos por
averiguarlo; a esperar el día entero y finalmente oír en el teléfono:
"Es que hoy no puedo ir…"
A ver cuándo nos vemos…
- La semana que viene nos reunimos…"
A sonreír a las personas sin recibir una sonrisa de vuelta. A ser
ignorados cuando precisábamos tanto ser vistos.
Si el cine está lleno nos acostumbramos y nos conformamos con
sentarnos en la primera fila aunque tengamos que torcer un poco el
cuello.
Si el trabajo está complicado, nos consolamos pensando en el fin de
semana; Y si el fin de semana no hay mucho que hacer, o andamos cortos
de dinero, nos vamos a dormir temprano y listo, porque siempre tenemos
sueño atrasado.
Nos acostumbramos a ahorrar vida…
Que, de a poco, igual se gasta y que una vez gastada, por estar acostumbrados
¡ Nos Perdimos de Vivir !…
Existe un dicho:
"La muerte está tan segura de su victoria, que nos da toda una vida de ventaja".
El tiempo no se puede atrapar, mucho menos almacenar; nuestra
existencia transcurre a gran velocidad, pero mientras tengamos vida,
tenemos la oportunidad de cambiar nuestros hábitos,
de tener una mejor calidad de existencia, de aprovechar y disfrutar
cada respiro, cada latido de nuestro corazón.
No trasformemos nuestra vida en una rutina inútil que nos haga infelices.
Dios pone a nuestra disposición todos los elementos para ser seres
felices, satisfechos y agradecidos por ese gran don (que es la vida),
que con tanto amor nos ha sido otorgado.
La vida no hay que ahorrarla… Hay que vivirla ¡ P L E N A M E N T E… BIEN!
Porqué sin saberlo la naturaleza de nuestras circunstancias, pueden
cambiar el giro de nuestra … vida.
Adri.
pensamientos de vida
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

sábado, 2 de abril de 2011

La Espada Mágica

Cuenta la historia que un caballero medieval asistía a un curso para
matar dragones en la escuela local. Varios caballeros más jóvenes
acudían a esta clase especial impartida por el mago Merlín.
Nuestro antihéroe fue a ver a Merlín el primer día para hacerle saber
que probablemente no le irían bien las cosas en el curso porque era un
cobarde y estaba seguro de que siempre estaría demasiado asustado y
sería demasiado inepto como para ser capaz de matar a un dragón.
Merlín dijo que no hacía falta que se preocupara porque había una
espada mágica para matar dragones y que él se la daría a este joven y
cobarde caballero.
El caballero estaba deleitado por tener este apoyo mágico oficial con
el que cualquier caballero, no importaba lo poco que se lo mereciera,
podría matar un dragón. Desde la primera salida a los campos, con su
espada mágica en la mano, el cobarde caballero mató un dragón tras
otro, liberando a una doncella tras otra.
Un día, hacia el final del curso. Merlín propuso una adivinanza en la
clase a la que estaba asistiendo el caballero. Los estudiantes tenían
que salir al campo y matar un dragón ese mismo día. En la conmoción de
la excitación, mientras todos los demás caballeros corrían para probar
su temple, nuestro antihéroe agarró del armero la espada equivocada.
Pronto se encontró a sí mismo en la boca de la cueva de la que tenía
que liberar a una doncella cautiva. Su captor salió corriendo hacia
fuera respirando fuego. Sin saber que había agarrado la espada
equivocada, el joven caballero retrocedió preparándose para acabar con
la embestida del dragón. Cuando estaba a punto de golpear se dio
cuenta de que había cogido la espada equivocada. Ésta no era la espada
mágica, tan sólo era una espada corriente pero adecuada para buenos
caballeros.
Era demasiado tarde para parar. Bajó la espada corriente con un
certero barrido de su brazo, y para su sorpresa se desprendió la
cabeza del dragón.
Volvió a la clase, con la cabeza del dragón atada a su cinturón, con
la espada en la mano y la doncella a remolque, y corrió hacia Merlín
para contarle su error y su inexplicable recuperación.
Cuando escuchó la historia del joven caballero, Merlín se hecho a
reír. Su respuesta al joven caballero fue: «Pensé que ya te lo habrías
imaginado, ninguna de las espadas son mágicas y nunca antes lo han
sido. La única magia consiste en creer».
Osho.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

viernes, 1 de abril de 2011

El Poder está en ti, pero no es sólo tuyo

El Poder y la Magia de este mundo no se pueden reservar para el uso
exclusivo de nadie, incluido tú. Está disponible en todo momento, pero
no pertenece a nadie. Lo que haces es establecer contacto con una
energía que se encuentra más allá del dualismo del plano terrenal y
que, sin embargo, está conectada con él al mismo tiempo, es separada
pero inconfundible.
La forma de establecer contacto consiste en comprender esta energía.
Todo lo que existe sobre el plano físico experimenta la luz y la
oscuridad. Si siempre hubiera luz no tendríamos un concepto de la
oscuridad. Pero hay algo que no conoce la oscuridad, la fuente de toda
luz, el sol. Esta fuente se encuentra más allá de la dualidad del
plano físico, y es con ella con la que debes contactar si quieres
potenciar tu fuerza interior.
La energía del sol no te pertenece, pero siempre podrás recurrir a
ella. Esa energía no está sometida a las leyes de la dualidad, como
tampoco lo está tu espíritu, que es la fuente de tu divino poder. Aún
así, depende de ti que la utilices o no.
No puedes poseer este poder más de lo que puedes poseer y controlar el
entorno. Poseerlo significa que te separas de él. Aparece entonces un
poseedor y algo que es poseído, y eso viola el principio de tu
existencia como ambientorganismo. Eres un ser holístico, y eso
significa que en ti confluyen la energía no dual y la energía física,
y que puedes hacer uso de ambas.
Es usted un ser completo. En consecuencia, para poder comprenderte a
ti mismo, tienes que asimilar primero que eres un ambientorganismo.
Conceptualizarse a uno mismo como un ser físico y espiritual separado
de su entorno supone eliminar toda posibilidad de conocer tu estado
holístico. Por el contrario, reconocer ese estado te ayudará a
destruir la ilusión de que eres un ser aislado y a percibir tu
relación con el mundo que te rodea. Esto te dará una fuerza que jamás
podrías imaginar si te dejaras guiar por tu ego.
Wayne Dyer.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo