lunes, 23 de mayo de 2011

El agujero

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Él y su mujer fueron a vivir a la montaña hacía un par de años, y no
volverían a la ciudad por nada. Una casa de madera en medio del
bosque, cerca de un lago precioso, y mucho tiempo libre para dedicarlo
a sus aficiones. Mientras paseaba solo, oyó unos gritos de auxilio, y
corrió hacia allí. Un excursionista había caído en un agujero
profundo, medio oculto entre hierbas, y no podía salir. "Espere", le
dijo, "voy a buscar ayuda."
Al verle llegar, su mujer vió la alegría en su rostro, y sonrió. "Otro
más", dijo él, cogiendo la escopeta.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario