jueves, 23 de junio de 2011

Bibliomancia

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Había leído en alguna revista acerca de la bibliomancia, y la puso en
práctica cuando tuvo una crisis matrimonial. Abrió la Biblia tres
veces dejando que su vista cayera por azar sobre tres palabras.
Estudiando sus relaciones y significado, encontró la mejor manera de
solucionar los problemas conyugales. Viendo que la cosa funcionaba,
usó también el método en su empresa, y decidió así que debía echar a
la mitad de la plantilla a la calle. Aquello fue un éxito, y se forró.
Usó la bibliomancia para invertir, pero por mucho que pensó no supo
como relacionar "camello", "gehena" y "aguja".
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario