miércoles, 15 de junio de 2011

Motivación

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Me dijeron que el nuevo trabajo sería muy motivador, me lo aseguraron
repetidas veces, así que el primer día me instalé en el despacho a la
espera de notar algo. A las pocas horas vi que allí tampoco tendría
futuro, pues no notaba mayor motivación que la que ya es en mí
habitual y notoria. Cuando me di cuenta de que me habían engañado, fui
a hablar con el gerente quien, con la excusa de una reunión, no quiso
recibirme. He vuelto a mi mesa, pero no pienso trabajar hasta que
venga alguien y me motive, porque me lo dijeron.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario