miércoles, 22 de junio de 2011

Nuevas tecnologías

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Nadie estaba contento con esa tecnología, pero todos querían usarla.
Al principio, cuando pocos podían poseerla, fueron muchos los
detractores, pero al abaratarse los precios se popularizó. Era cómodo,
en efecto, usar aquellos teletransportadores de salón: marcabas el
número deseado y si el otro usuario lo autorizaba te teletransportabas
a su casa u oficina, dotada de un dispositivo similar. Accidentes
había pocos, pero bastantes fallos de seguridad y, pese a los muchos
controles de privacidad, a veces familiares indeseados se
materializaban en casa por sorpresa, o llegaban por la noche hombres
malos a los que no habías invitado a cenar.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario