jueves, 18 de agosto de 2011

Leer a media tarde

de Jordi Cebrián
Estás sentado, leyendo esto, pero el sueño te vence, y al despertar
levantas la cabeza y te golpeas contra la tapa del ataúd, todo está
oscuro, apenas sitio para doblar un poco las rodillas, descubres que
es real y el miedo te golpea el pecho y cuando puedes volver a
respirar gritas y nadie responde, y temes quedarte allí hasta morir de
sed, de asfixia, de dolor, de horror, pero entonces despiertas, te
recuperas, dejas atrás la pesadilla, ya sin sueño prosigues la
lectura, no miras a tu espalda, no ves la mano con el pañuelo, el
cloroformo, el sueño.

Jaume Guinot
Ciudadano del Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario