viernes, 30 de septiembre de 2011

Presencias


de Cien Palabras 

Les ve fugazmente moverse a su lado, y cuando gira la cabeza hacia ellos, desaparecen. Sabe que andan por su casa, en instantes reconoce sus presencias afanándose de un lado a otro, paseándose por sus habitaciones, hurgando en papeles que sólo él debería tocar. Intenta comportarse como si no estuvieran allí, como si no les escuchara susurrar por la noche cuando creen que duerme, contándose recuerdos de crímenes antiguos, planeando venganzas contra él. En sus noches repletas de miedos teme quedarse dormido y sueña que no duerme, que les vigila despierto y les ve venir cuando se acercan con cuchillos.



Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

jueves, 29 de septiembre de 2011

Perdido

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Quise cortar camino y me vi metido en un laberinto enrevesado de
callejuelas estrechas, perdído de la manera más absurda, cuando ya
oscurecía, en una zona de la ciudad que creía conocer perfectamente.
No circulaban coches, ni gente, ni quedaban ya portales o ventanas que
dieran a los lugares angostos por donde pasaba. Sólo el interminable
deambular entre sombras. Intenté volver atrás deshaciendo mis pasos,
procurando recordar los lugares por donde ya había pasado y los giros
que tomé. No sirvió de mucho. Creo que habían pasado varias horas
cuando te encontré y ahora al menos buscamos juntos la salida.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

Ayuda a niños en riesgo grave


Ayuda a niños en riesgo grave

Buenos dias

Estamos dando apoyo a traves de la associación ADAIP al apoyo psicologico a menores en riesgo. En este sentido os pedimos que les deis un voto (no tiene coste para vosotros) y la maxima difusión de este mensaje para que puedan conseguir el dinero necesario para continuar adelante.

Solo teneis que votar aqui
https://www.nuez.es/retos-ficha-113-ayuda-ninos-con-maltrato.html
y estareis evitando que otro niño caiga en el maltrato.

Por favor no dejeis de hacerlo, es tan solo dos minutos y ningún coste para vosotros, pero una vida para ellos!

Jaume Guinot

miércoles, 28 de septiembre de 2011

La Casa de los espejos

Cerca del Castillo de Chapultepec, en México, está la casa de los
espejos. Cuando entras en ella, puedes verte en distintos espejos,
cada uno de los cuales refleja una imagen distinta de ti.
En algunos te verás más alto, en otros más bajo de estatura, más
gordo, con un rostro enorme… En todos los casos, sabes que el espejo
refleja una imagen deformada de ti. Con frecuencia acabas muerto de
risa después de entrar a uno de estos lugares.
En la vida real, tu convives a diario en la casa de los espejos. Día a
día, te encuentras con personas que te dan un reflejo distorsionado de
ti pero, lejos de reírte, eso te afecta, porque crees que las
opiniones que te dan son verdaderas. Pregúntate si a lo largo de tu
vida, has coleccionado las imágenes distorsionadas que los demás
tienen de ti y las has adoptado como ciertas, teniendo una autoimagen
que no cuadra en absoluto con la persona que realmente eres.
Piensa por un momento si tienes alguna inseguridad por un reflejo
distorsionado que alguien te dio. La única persona que sabe como eres…
¡Eres tú!
Las opiniones de los demás, están deformadas por su propia manera de
ser y ver la vida. Lo más sano es escucharlas y reírse, de la misma
forma que lo haces cuando estás en una casa de los espejos.
Por otra parte, tu mismo eres un espejo. Día a día, das opiniones a
los demás acerca de como los ves, en su físico, en su persona, etc.
¿Cuántos reflejos positivos das a los demás a lo largo del día? Por
alguna extraña razón, solo abrimos la boca para decir cuando algo no
nos gusta. Es raro que le demos un reflejo positivo a alguien.
Los reflejos que das a los demás pueden impactar profundamente su
vida. A Alejandro Magno, sus padres le mintieron. Le dijeron que ellos
no eran sus verdaderos padres, que era hijo de Zeus. Ese reflejo
distorsionado que le dieron, fue tan impactante, que actuó como si
fuera hijo de un dios y llegó a ser el conquistador que todos
conocemos.
Por otra parte, un amigo me contó que su madre siempre le decía que si
no estudiaba acabaría siendo un mensajero ¿Qué crees que era cuando lo
conocí? ¡Exacto, un mensajero!
Recuerda ser ciego para encontrar defectos y tener ojo de águila para
descubrir lo mejor de los demás.
Olvida los reflejos de espejos empañados que los demás ofrecen de ti.
Si tú sabes quien eres, puedes reírte de esas imágenes.
procura dar reflejos de oro a los demás, cuando se miren en tu espejo
y sobre todo reflejar el amor de Dios en los demas.
Anonimo
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

martes, 27 de septiembre de 2011

Los 7 pasos del estancamiento ..

Erwin M. Soukup ha compilado lo que él llama " Los siete pasos al
estancamiento" , los cuales son :
1. Nunca antes lo habíamos hecho de esa manera.
2. No estamos listos para esto.
3. Estamos bien sin intentar eso.
4. Ya lo hemos intentado una vez.
5. No tenemos dinero para eso.
6. Ese no es nuestro trabajo.
7. Algo como eso no puede funcionar.
Soukup admite que "probablemente hay un octavo paso, pero nunca antes
lo hemos buscado."
Referencia: Martín E. Marty, "Context," April 15, 1985, p. 5. RIBBI
A veces nos preguntamos, porque no podemos avanzar, la respuesta es
muy simple, si sigues haciendo lo que has estado haciendo, obtendrás
los resultados que ya has obtenido

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

lunes, 26 de septiembre de 2011

Historias de carretera (2)

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Una gasolinera abandonada, ¿por qué no paramos y tomamos fotos?. Esos
arbustos, como las películas, mira cómo ruedan. Fíjate, sólo quedan
las paredes, los restos de un coche, y esa especie de cobertizo, haz
fotos ahí, ven, déjame la cámara, ponte ahí, en ese rincón, junto a
esas maderas, estás guapísima, agárrate a esas cuerdas, así, cómo si
estuvieras atada, qué suerte ha sido encontrarte, no tener que
conducir sólo, otras chicas tendrían miedo, tu en cambio, tan amable,
tan confiada, no, no temas, sólo quiero hacerte unas fotos, ¿dónde
vas?... ¿quiénes son ellos?, ¿ya les conocías?, no, por favor.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

domingo, 25 de septiembre de 2011

Un ganador ….

Algunos pensamientos sobre la diferencia de ganadores y perdedores :
Cuando un ganador comete un error, dice: Me equivoqué, busca el error,
aprende la lección y hace todo lo posible para no volverlo a cometer
Un perdedor comete un error y dice: No fue mí culpa, es culpa de los
demás, y en eso se esconde …
Un Ganador sabe que la adversidad es el mejor de los maestros.
Una persona perdedora se siente víctima ante la adversidad
Un Ganador sabe que el resultado de las cosas depende de la bendición
de Dios , su trabajo y estar pendiente a las oportunidades cuando
aparezcan …
Una persona perdedora cree que la mala suerte existe
Un ganador trabaja muy fuerte , tiene más éxito en lo que emprende ,
pasa más tiempo con su familia y sobre todo con DIOS.
Una persona perdedora está siempre muy ocupada y no tiene tiempo ni
para los suyos , ni para Dios ..
Un Ganador enfrenta los retos uno a uno , sin importar cuantas veces
fracase , lo vuelve a intentar y intentar , sabiendo que para los que
perseveran … el éxito es obligatorio
Una persona perdedora se entristece y no se atreve a intentarlo de nuevo.
Un Ganador se compromete, da su palabra y la cumple.
Una persona perdedora hace promesas, no asegura nada y cuando falla
sólo se justifica.
Un Ganador dice : Soy bueno, pero con tu bendición Jesús , seré el mejor
Una persona perdedora dice: hay otros peores que yo …

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

sábado, 24 de septiembre de 2011

Solos

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Llevan varios días andando entre ruinas y cenizas, y ahora están solos
en el bosque quemado, solos desde que el mundo terminó. Aprovechan el
mínimo cobijo para comer algo y descansar. Hace ya dos semanas que
ocurrió, y mientras se miran en silencio, añoran aquel mundo donde aun
había luz y cielo, y no ese polvo denso que oscurece el sol. Deciden
dormir allí, por turnos. Mañana seguirán andando hasta la siguiente
ciudad devastada y buscarán latas de comida y cosas útiles entre los
escombros y los cadáveres, rezando porque los monstruos no les
encuentren, pues también ellos tienen hambre.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

viernes, 23 de septiembre de 2011

Conspiración oculta

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Su conspiración para dominar el mundo pasaba desapercibida, pues la
desarrollaba y dirigía desde una carnicería del barrio antiguo. Desde
allí aprovechaba su trato con las clientas para ir introduciendo de
manera subrepticia consignas e insinuaciones, encaminadas todas a
tejer la trama del nuevo orden. Con el tiempo fue modelando el mundo a
su antojo, y cuando por fin decidió que las condiciones eran las
idóneas para darse a conocer, fue a un programa de televisión y contó
que, desde aquel momento, mandaba él. Cuando le cortaron la palabra
para dejar paso a los anuncios, hizo que despidieran al presentador.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

jueves, 22 de septiembre de 2011

El mapa robado

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Robó el mapa a un mercader con el que compartieron algunas jarras de
vino en la peor taberna de la ciudad. Aprovechó la ebriedad del hombre
para hurgar en los bolsillos de su chaqueta, hallando sólo aquel papel
doblado. Luego supo que era un mapa mágico, que brillaba de noche y te
indicaba con puntos amarillos los lugares donde había riquezas
ocultas. Tras usarlo para cometer algunos robos afortunados se dirigió
a un punto de la ciudad que brillaba rojo. Allí no vio nada especial,
hasta que un perro rabioso le saltó encima y le mordió en el cuello,
matándole.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

miércoles, 21 de septiembre de 2011

El Rey y el Mago ….

Había una vez, en un reino muy lejano y perdido, un rey al que le
gustaba mucho sentirse poderoso. Su deseo de poder no se satisfacía
sólo con tenerlo, él necesitaba, además, que todos lo admiraran por
ser poderoso. Así como a la madrastra de Blanca Nieves no le alcanzaba
con verse bella, también él necesitaba mirarse en un espejo que le
dijera lo poderoso que era. Él no tenía espejos mágicos, pero contaba
con un montón de cortesanos y sirvientes a su alrededor a quienes
preguntarle si él era el más poderoso del reino. Invariablemente todos
le decían lo mismo:
- Alteza, eres muy poderoso, pero tú sabes que el mago tiene un poder
que nadie posee: Él conoce el futuro.
El rey estaba muy celoso del mago pues aquel no sólo tenía fama de ser
un hombre muy bueno y generoso, sino que además, el pueblo entero lo
amaba, lo admiraba y festejaba que él existiera y viviera allí.
No decían lo mismo del rey. Quizás porque necesitaba demostrar que era
él quien mandaba y el rey no era justo, ni ecuánime y mucho menos
bondadoso.
Un día, cansado de que la gente le contara lo poderoso y querido que
era el mago, o motivado por esa mezcla de celos y temores que genera
la envidia, el rey urdió un plan: Organizaría una gran fiesta a la
cual invitaría al mago. Después de la cena, pediría la atención de
todos. Llamaría al mago al centro del salón y delante de los
cortesanos, le preguntaría al mago si era cierto que sabía leer el
futuro. El invitado tendría dos posibilidades: decir que no,
defraudando así la admiración de los demás, o decir que sí,
confirmando el motivo de su fama. El rey estaba seguro de que
escogería la segunda posibilidad. Entonces, le pediría que le dijera
la fecha en la que el mago del reino iba a morir. Éste daría una
respuesta un día cualquiera, no importaba cuál. En ese mismo momento,
planeaba el rey, sacar su espada y matarlo. Conseguiría con esto dos
cosas de un solo golpe: la primera, deshacerse de su enemigo para
siempre; la segunda, demostrar que el mago no había podido adelantarse
al futuro, ya que se había equivocado en su predicción. Se acabarían,
en una sola noche, el mago y el mito de sus poderes…
Los preparativos se iniciaron enseguida, y muy pronto llegó el día del
festejo…. …Después de la gran cena, el rey hizo pasar al mago al
centro y le preguntó:
- ¿Es cierto que puedes leer el futuro?
- Un poco – dijo el mago.
- ¿Y puedes leer tu propio futuro? – preguntó el rey
- Un poco – dijo el mago.
- Entonces quiero que me des una prueba – dijo el rey ¿Qué día
morirás? ¿Cuál es la fecha de tu muerte?
El mago se sonrió, lo miró a los ojos y no contestó.
- ¿Qué pasa mago? – dijo el rey sonriente -¿No lo sabes?… no es cierto
que puedes ver el futuro?
- No es eso – dijo el mago – pero lo que sé, no me animo a decírtelo.
-¿Cómo que no te animas? – dijo el rey …Yo soy tu soberano y te ordeno
que me lo digas. Debes darte cuenta de que es muy importante para el
reino saber cuando perderemos a sus personajes más eminentes…
Contéstame pues, ¿cuándo morirá el mago del reino?
Luego de un tenso silencio, el mago lo miró y dijo:
-No puedo precisarte la fecha, pero sé que el mago morirá exactamente
un día antes que el rey.
Durante unos instantes, el tiempo se congeló. Un murmullo corrió por
entre los invitados.
El rey siempre había dicho que no creía en los magos ni en
adivinaciones, pero lo cierto es que no se animó a matar al mago. Lo
perdonó, sí por conveniencia, pero le perdonó la vida. Lentamente el
soberano bajó los brazos y se quedó en silencio… Los pensamientos se
agolpaban en su cabeza.
Se dio cuenta de que se había equivocado.
Su odio había sido el peor consejero
-Alteza, te has puesto pálido. ¿Qué te sucede? – preguntó el invitado.
-Me estoy sintiendo mal – contestó el monarca – voy a ir a mi cuarto,
te agradezco que hayas venido. Y con un gesto confuso giró en silencio
encaminándose a sus habitaciones…
El mago era astuto, había dado la única respuesta que evitaría su
muerte ¿Habría leído su mente? La predicción no podía ser cierta.
Pero… ¿Y si lo fuera?… Estaba aturdido… Se le ocurrió que sería
trágico que le pasara algo al mago camino a su casa
El rey volvió sobre sus pasos, y dijo en voz alta :
-Mago, eres famoso en el reino por tu sabiduría, te ruego que pases
esta noche en el palacio pues debo consultarte por la mañana sobre
algunas decisiones reales.
-¡Majestad! Será un gran honor, dijo el invitado con una reverencia.
El rey dio órdenes a sus guardias personales para que acompañaran al
mago hasta las habitaciones de huéspedes en el palacio y custodiasen
su puerta asegurándose de que nada le pasara…
Esa noche el soberano no pudo conciliar el sueño. Estuvo muy inquieto
pensando qué pasaría si al mago le hubiera caído mal la comida, o si
se hubiera hecho daño accidentalmente durante la noche, o si,
simplemente, le hubiera llegado su hora.
Bien temprano en la mañana el rey golpeó en las habitaciones de su invitado.
Él nunca en su vida había pensado en consultar ninguna de sus
decisiones, pero esta vez, en cuánto el mago lo recibió, hizo la
pregunta…necesitaba una excusa.
Y el mago, que era un sabio, le dio una respuesta correcta, creativa y justa.
El rey, casi sin escuchar la respuesta, alabó a su huésped por su
inteligencia y le pidió que se quedara un día más supuestamente, para
"consultarle" otro asunto… (obviamente, el rey sólo quería asegurarse
de que nada le pasara). El mago – que gozaba de la libertad que sólo
conquistan los iluminados – aceptó.
Desde entonces todos los días, por la mañana o por la tarde, el rey
iba hasta las habitaciones del mago para consultarlo y lo comprometía
para una nueva consulta al día siguiente.
No pasó mucho tiempo antes de que el rey se diera cuenta de que los
consejos de su nuevo asesor eran siempre acertados y terminara, casi
sin notarlo, teniéndolos en cuenta en cada una de sus decisiones.
Pasaron los meses y luego los años.
Y como siempre… estar cerca del que sabe vuelve al que no sabe, más sabio.
Así fue: el rey poco a poco se fue volviendo más y más justo. Ya no
era despótico ni autoritario. Dejó de necesitar sentirse poderoso, y
seguramente por ello dejó de necesitar demostrar su poder.
Empezó a aprender que la humildad también podía tener sus ventajas.
Empezó a reinar de una manera más sabia y bondadosa. Y sucedió que su
pueblo empezó a quererlo, como nunca lo había querido antes.
El rey ya no iba a ver al mago investigando por su salud, iba
realmente para aprender, para compartir una decisión o simplemente
para charlar.
El rey y el mago habían llegado a ser excelentes amigos.
Hasta que un día, a más de cuatro años de aquella cena, sin motivo, el
rey recordó. Recordó que este hombre, a quien consideraba ahora su
mejor amigo, había sido su más odiado enemigo. Recordó aquel plan que
alguna vez urdió para matarlo. Y se dio cuenta de que no podía seguir
manteniendo este secreto sin sentirse un hipócrita.
El rey tomó coraje y fue hasta la habitación del mago. Golpeó la
puerta y apenas entró, le dijo:
-Hermano mío, tengo algo para contarte que me oprime el pecho.
-Dime – dijo el mago – y alivia tu corazón
-Aquella noche, cuando te invité a cenar y te pregunté sobre tu
muerte, yo no quería en realidad saber sobre tu futuro, planeaba
matarte frente a cualquier cosa que me dijeras, quería que tu muerte
inesperada desmitificara tu fama de adivino. Te odiaba porque todos te
amaban…. Estoy tan avergonzado…
El rey suspiró profundamente y siguió:
-Aquella noche no me animé a matarte y ahora que somos amigos, y más
que amigo, hermanos, me aterra pensar todo lo que hubiera perdido si
lo hubiera hecho. Hoy he sentido que no puedo seguir ocultándote mi
infamia. Necesité decirte todo esto para que tú me perdones o me
desprecies, pero sin ocultamientos.
El mago lo miró y le dijo:
-Has tardado mucho tiempo en poder decírmelo, pero de todas maneras,
me alegra que lo hayas hecho, porque esto es lo único que me permitirá
decirte que ya lo sabía. Cuando me hiciste la pregunta y acariciaste
con la mano el puño de tu espada, fue tan clara tu intención, que no
hacía falta ser adivino para darse cuenta de lo que pensabas hacer.
El mago sonrió y puso su mano en el hombro del rey
- Como justa devolución a tu sinceridad, debo decirte que yo también
te mentí… Te confieso que inventé esa absurda historia de mi muerte
antes de la tuya para darte una lección. Una lección que recién hoy
estás en condiciones de aprender, quizás la más importante cosa que yo
te haya enseñado: Vamos por el mundo odiando y rechazando aspectos de
los otros y hasta de nosotros mismos que creemos despreciables,
amenazantes o inútiles… y sin embargo, si nos damos tiempo, terminamos
dándonos cuenta de lo mucho que nos costaría vivir sin aquellas cosas
que en un momento rechazamos. Tu muerte, querido amigo, llegará justo,
justo el día de tu muerte, y ni un minuto antes. Es importante que
sepas que yo estoy viejo, y mi día seguramente se acerca. No hay
ninguna razón para pensar que tu partida deba estar atada a la mía.
Son nuestras vidas las que se han ligado, no nuestras muertes.
El rey y el mago se abrazaron y festejaron brindando por la confianza
que cada uno sentía en esta relación que habían sabido construir
juntos.
Cuenta la leyenda… que misteriosamente, esa misma noche… el mago…
murió durante el sueño.
El rey se enteró de la mala noticia a la mañana siguiente y se sintió
desolado. No estaba angustiado por la idea de su propia muerte, había
aprendido del mago a desapegarse hasta de su permanencia en este
mundo. Estaba triste por la muerte de su amigo.
Qué coincidencia extraña había hecho que el rey le pudiera contar esto
al mago justo la noche anterior a su muerte? Tal vez de alguna manera
desconocida el mago había hecho que él pudiera decirle esto para poder
quitarle su fantasía de morirse un día después. Un último acto de amor
para librarlo de sus temores de otros tiempos… Cuentan que el rey se
levantó y que con sus propias manos cavó en el jardín, bajo su
ventana, una tumba para su amigo, el mago. Enterró allí su cuerpo y el
resto del día se quedó al lado del montículo de tierra, llorando como
sólo se llora ante la pérdida de los seres más queridos.
Y recién entrada la noche, el rey volvió a su habitación.
Cuenta la leyenda… que esa misma noche… veinticuatro horas después de
la muerte del mago, el rey murió en su lecho mientras dormía… quizás
de casualidad… quizás de dolor… quizás para confirmar la última
enseñanza de su maestro.
fin
Autor: Jorge Bucay
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

martes, 20 de septiembre de 2011

Ascensor de trabajo

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Entró a trabajar en la empresa y, como no quedaba sitio, lo instalaron
en el ascensor. Allí se quedó, en un rinconcito con un pequeño
pupitre. Quienes subían y bajaban se extrañaron al principio, pero con
el tiempo se acostumbraron. Le hacían bromas, intercambiaban
confidencias, y cuando volvían de almorzar le traían un croissant.
Pero sus superiores se quejaban. Decían que se distraía demasiado y
que le costaba concentrarse en su trabajo. Vino a verle el jefe de
personal, y en el tiempo que se tarda en ir desde el primer piso hasta
el último, le comunicó que estaba despedido.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

lunes, 19 de septiembre de 2011

Mentiras

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Me quieren convencer de que vivo en una tiranía, tan sólo porque
nuestro líder viste ropa de campaña. Quieren hacerme creer que me
falta libertad, sólo por tener que dar cuenta a la administración de
mis movimientos y por tener que pedir permiso para expresar opiniones
extrañas. Me quieren convencer de que vivo esclavo, sólo porque son
cadenas lo que llevo colgado de las manos y los pies. Quieren que me
crea que lo que cuentan por la tele no es verdad, que no avanzamos,
que los que mueren de hambre no lo hacen solamente para dañar a su
patria.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

domingo, 18 de septiembre de 2011

El barrio oscuro

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Allí tras cada portal hay un pecado; tras cada mirada, un secreto;
tras cada tentación, un peligro. Los derrotados por su miedo, los que
odian la vida, los que esconden su tedio en la rutina, no transitan de
noche las calles de este barrio. Pero los que al miedo imponen su
voluntad, los que ante la muerte inevitable quieren que la vida brille
y sea peligrosa y que resuene, entran al barrio oscuro cuando ya no
hay luz. Se invoca al olvido, se cruzan apuestas y besos. Amor y
riesgo, libertad y temor. Vida, en fin, en el barrio oscuro.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

sábado, 17 de septiembre de 2011

Controlar la Ira


Si la ira ya es común en su vida diaria debe empezar hacer algo para controlarla, las consecuencias de no hacerlo pueden ser muy negativas. 


Puede hacer algo para dar el primer paso, ocupar su mente en algo que pueda demandar su completa atención, de esta forma usted sale por completo de sus pensamientos y sabrá como controlar la ira.


Pero que sucede cuando estamos enojados, cuando no podemos controlarnos, cuando la ira esta en un punto insostenible, veamos un ejemplo sencillo y aplicable a la realidad. 


En este caso tomaremos como ejemplo a su cónyuge:


El Inicio, cuando usted no controla su ira, su cónyuge se pone a la defensiva. 


Empiezan las dificultades, ella (el) responde con agresiones realizando un intercambio de palabras ofensivas y la lucha se hace más intensa.


Una consecuencia fácil de arreglar, hay molestia por ambas partes pero solo logran un malestar sin complicaciones severas. 




Una consecuencia fatal(muchos no ven esto al estar enojados), tienes que ir tras ella (el), pedir perdón o ir a un tribunal para resolver el problema.


Lo que a usted le parece normal o correcto puede ser mal visto a ojos de otra persona.


En el inicio, cuando empiezan los gritos, si usted ha conocido o conoce las actividadespara el manejo de la ira, esto no habría sucedido. 


Entender los sentimientos de los demás es algo que nos llevaría a un nivel de conciencia más razonado, seguramente podríamos controlar la ira entendiendo así las situaciones y se habrían utilizado palabras suaves, se habría intentado ver la problemática desde un punto de vista más objetivo, en lugar de simplemente gritarle. 


Recuerde que las consecuencias de no saber manejar la ira pueden ser y son negativa, evite alejar a sus amigos y familiares. No destruya lo que mas quiere en esta vida. 


Usted que opina… 

Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia - Psiconaturopatia - Psicopedagogia - Logopedia - Coaching -Sexologia
Plaça Arts 10 08401-Granollers
Movil: 637425287
Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

viernes, 16 de septiembre de 2011

Pilas de corta duración

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
No me quedaban pilas de recambio, así que he bajado a una tienda que
hay cerca de mi casa, que abre hasta muy tarde. Allí me han explicado,
muy amables, que por algún problema de suministro sólo tenían ahora
pilas planas y unas pequeñas que se usan para los relojes y las
calculadoras. A esas horas todas las demás tiendas de mi barrio
estaban cerradas y no podía ir hasta el centro, donde siempre hay
tiendas abiertas. Así pues he vuelto a casa, y me he sentado a
escribir este cuento, antes de que se me acaben del todo las

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

jueves, 15 de septiembre de 2011

Reflexió de lobos.

DOS LOBOS    
Probablemente la mejor definición de la vida que he leido. 

DOS LOBOS
Una mañana un viejo Cherokee le contó a su nieto acerca de una batalla que ocurre en el interior de las personas.
El dijo, "Hijo mío, la batalla es entre dos lobos dentro de todos nosotros.
"Uno es Malvado 
Es ira, envidia, celos, tristeza, pesar, avaricia, arrogancia, autocompasión, culpa, resentimiento, inferioridad, mentiras, falso orgullo, superioridad y ego..
"El otro es Bueno 
Es alegría, paz amor, esperanza, serenidad, humildad, bondad, benevolencia, empatía, generosidad, verdad, compasión y fe."
El nieto lo meditó por un minuto y luego preguntó a su abuelo:
"¿Qué lobo gana?"
  El viejo Cherokee respondió,
"Aquél al que tú alimentes."
 

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Diseños tribales

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Mi hija me mostró un laberíntico diseño que una amiga le había
dibujado en la libreta. "¿Parece hipnótico, verdad?", me preguntó con
voz extraña. En efecto, el dibujo era un dédalo de tinta que seducía y
mareaba. En mi caso, además, acababan de sacarme una muela y estaba
aun medio anestesiado. Conseguí apartar la vista, balbuceé algo, y fui
a tumbarme en la cama, donde quedé dormido. Soñé con cárceles
circulares, con tatuajes de fuego, con pasillos recursivos. Me
desperté con un rotulador en la mano, al lado de mi hija, dibujando
ambos en la pared, compulsivamente, aquellas espirales inacabables.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

martes, 13 de septiembre de 2011

¿Como Es La Ira En Tu Vida?


La constante sensación de enojo puede tener muchas repercusiones negativas.

La ira por si sóla crea un aura negativa que te rodea y perjudica tu manera de ver las cosas. La gravedad de la ira varía de persona a persona y no sólo destruye el bienestar de los individuos, sino que también tiene efectos sobre las relaciones, la vida profesional y la posición social.

Se ha demostrado que las personas que pueden controlar la ira, son mucho más exitosas que otras. La ira es una dolencia, que viaja de nuestra mente a nuestro cuerpo, destruyendo todo.
La salud de la persona víctima de la ira, se deteriora porque el nivel de toxinas en el cuerpo va en alta. Esto dificulta que se pueda controlar el sistema de nervioso, lastimando severamente tu estado emocional.

Cuando la ira comienza a manifestarse va incrementando su fuerza hasta que se pierde el control afectando las relaciones personales, destruyendo la unión que hay en la familia y causa repetidos conflictos.

Muchas parejas optan por asistir a terapia con el fin de tener una solución sobre su comportamiento, mientras que otros no hacen nada frente a esta situación.

La ira es autodestructiva y, normalmente, hace más daño que cualquier otra condición. Se reproduce en otras personas como una forma viral sin control, convirtiéndose en una reacción en cadena que no es fácil de romper.

Recuerde siempre que el estado de ira sólo destruye y nunca crea. No sólo social sino también afecta a un estado personal físico y mental. Los cambios físicos que producen los ataques de ira, incluyen un aumento de la frecuencia cardiaca, presión arterial, que puede ser muy peligrosa ya que en su momento, puede conducir a un ataque al corazón.

Se sorprenderá al ver el cambio en usted cuando aprenda a controlar su mente, no sólo aprenderá a tener el control de la ira, sino también a tener un impacto positivo en todos los aspectos de la vida.
Cuanto antes se aprenda a controlar la ira, mejor será. La imagen que usted tiene se ve afectada y el poder de pensar se ausenta. En el enojo no es capaz de diferenciar lo bueno de lo malo y pierde por completo la calma.

Recuerde: La ira sólo destruye y causa dolor 
Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia - Psiconaturopatia - Psicopedagogia - Logopedia - Coaching -Sexologia
Plaça Arts 10 08401-Granollers
Movil: 637425287
Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

lunes, 12 de septiembre de 2011

LAS ETAPAS

Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida.

Si insistes en permanecer en ella, más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos. Como quiera llamarlo, lo importante es poder cerrarlos, dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.
¿Terminó con su trabajo?, ¿Se acabó la relación?, ¿Ya no vive más en esa casa?, ¿Debe irse de viaje?, ¿La amistad se acabó?
Puede pasarse mucho tiempo de su presente "revolcándose" en los porqués, en devolver el casette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho.
El desgaste va a ser infinito porque en la vida, usted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanas, todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos, a pasar la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la Vida y seguir adelante.
No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltar, hay que desprenderse.
No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.
¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir! Por eso a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, documentos por tirar, libros por vender o regalar. Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir con sólo lo que tenemos en el presente!. El pasado ya pasó.
No esperen que le devuelvan, no espere que le reconozcan, no espere que alguna vez se den cuenta de quién es usted. Suelte el resentimiento, el prender "su televisor personal" para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarlo mentalmente, envenenarlo, amargarlo.

La vida está para adelante, nunca para atrás. Porque si usted anda por la vida dejando "puertas abiertas", por si acaso, nunca podrá desprenderse ni vivir lo de hoy con satisfacción.
Noviazgos o amistades que no clausuran, posibilidades de "regresar" (a qué?), necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron. ¡Si puede enfrentarlos ya y ahora, hágalo!, si no, déjelo ir, cierre capítulos. Dígase a usted mismo que no, que no vuelve.
Pero no por orgullo ni soberbia, sino porque usted ya no encaja allí, en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese oficio. Usted ya no es el mismo que se fue, hace dos días, hace tres meses, hace un año, por lo tanto, no hay nada a que volver. Cierre la puerta, pase la hoja, cierre el círculo. Ni usted será el mismo, ni el entorno al que regresa será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático.
Es salud mental, amor por usted mismo desprender lo que ya no está en su vida. Recuerde que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo, nada es vital para vivir porque: cuando usted vino a este mundo 'llegó' sin ese adhesivo, por lo tanto es "costumbre" vivir pegado a él, y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy le duele dejar ir. Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr porque, le repito, ¡nada ni nadie nos es indispensable! Sólo es costumbre, apego, necesidad.
Pero .... cierre, clausure, limpie, tire, oxigene, despréndase, sacuda, suelte. Hay tantas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escoja, le ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad.
¡Esa es la vida!

Desconozco su autor



Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

domingo, 11 de septiembre de 2011

Psicología Budista Clásica


psicología budista clásicaPara la Psicología Budista Clásica, la salud mental depende de la presencia de ciertos factores que se consideran saludables en los estados mentales de un sujeto; y un modelo transpersonal de salud mental es la persona que cumple con esos requisitos.
Los factores malsanos que se oponen a los factores sanos pueden ser perceptuales/cognoscitivos o bien afectivos.
Los preceptuales/cognoscitivos son:
Factores malsanos versus Factores sanos
Delirio versus Visión interior
Visión falsa versus Atención
Desvergüenza versus Modestia
Crueldad versus Discreción
Egoísmo versus Confianza
Perplejidad versus Rectitud
Los Afectivos son:
Agitación versus Compostura
Codicia versus Desapego
Aversión versus No aversión
Envidia versus Imparcialidad
Avaricia versus Animación
Preocupación versus Flexibilidad
Retracción versus Eficiencia
Apatía versus Habilidad
El principal factor perceptual/cognoscitivo que indica salud mental es la clara percepción del objeto tal como es, o sea lo opuesto al delirio.
La atención y la visión interior son fundamentales y dan lugar a la presencia de los demás factores de salud, porque la atención produce claridad en la comprensión del objeto y es esencial para la sabiduría.
La modestia y la discreción son factores cognoscitivos que inhiben los malos actos y se oponen a la desvergüenza y a la falta de remordimiento.
Estos factores se apoyan en la rectitud que es la conducta que corrige el juicio y que constituye un factor cognoscitivo más general.
La confianza es un factor afectivo que se asocia a los anteriores factores que representa la seguridad en la percepción correcta.
La imparcialidad, la no aversión y el desapego se oponen a los factores malsanos de la codicia, la avaricia, la envidia y la aversión y los reemplaza por la ecuanimidad.
La compostura es la posibilidad de mantener el tono emocional calmo mediante el apaciguamiento de las emociones tanto negativas como positivas del apego.
La animación, la flexibilidad, la eficiencia y la habilidad juntas, reemplazan al encogimiento y a la apatía.
Los factores sanos impiden la aparición de los no sanos y permiten la compasión, la bondad y el goce altruista, o sea el que se experimenta por la felicidad ajena.
Por lo tanto, la salud mental desde esta perspectiva consiste en la ausencia de factores malsanos y en la presencia de factores saludables.
Este criterio reconoce que todos somos principalmente malsanos mentalmente.
Sin embargo, puede que cada uno viva estados sanos durante un período de tiempo más o menos prolongado, en función de los vaivenes de los estados de conciencia, pero casi ninguno está en un nivel de conciencia tal que sólo tenga estados mentales sanos, aunque éste sea el verdadero objetivo de la evolución psicológica.
El hombre ideal es el que encarna la esencia de la salud mental sin ningún factor malsano. Es alguien que ha logrado alterar un rasgo común de la conciencia humana.
Este estado se caracteriza por:
1) Ausencia total de deseos tanto sensoriales como psicológicos
2) imparcialidad y ecuanimidad en todas las circunstancias. Alerta y deleite calmo de lo que vive aunque parezca aburrido para los demás. Sentimientos de compasión, bondad, rápida percepción, compostura y destreza en la acción.
Para los orientales sería el prototipo del santo.
A pesar de que ese prototipo en la psicología actual no existe y contradice los supuestos occidentales sobre la naturaleza humana; para los asiáticos ese prototipo es el principio más importante de las psicologías asiáticas que existen desde hace más de tres mil años.
Fuente: "Más allá del ego", Abraham Maslow, y otros, Edit.Kairós, 2da. Edición, 1985

Jaume Guinot - Psicoleg col·legiat 17674
Psicologia Granollers
Psicologia - Psiconaturopatia - Psicopedagogia - Logopedia - Coaching -Sexologia
Plaça Arts 10 08401-Granollers
Movil: 637425287
Atencio 24h 807505218
Web:http://www.psicologiagranollers.com
Blog:http://psicologiagranollers.blogspot.com
Twitter: psicogranollers

sábado, 10 de septiembre de 2011

Psicología de la Sabiduría


psicología de la sabiduríaSe puede ser sabio y vivir en este mundo, porque el que quiere cambiar tiene que aspirar a lo mejor.
Los sabios piensan diferente y aunque pueden prescindir de casi todo se sienten felices y plenos.
Un sabio sabe que no sabe, aprendede su pasado y puede dejarlo atrás y se entrega a lo nuevo con asombro. Respeta a los demás como son y al mundo como es, se basta a si mismo y ayuda a los otros a hacer lo mismo.
No se deja seducir por las ilusiones porque se da cuenta cómo funciona la realidad y sienten que no se está perdiendo nada.
Tiene conciencia que todo lo que haga tendrá su consecuencia y prefiere no reaccionar porque sabe que mejor que la reacción es la reflexión y que todas las experiencias son para aprender.
El sabio confía en si mismo, sabe lo que quiere y dirige su energía en esa dirección alineado al mundo y disfrutando del proceso sin comprometerse con los resultados.
Un sabio ve al universo como una totalidad indivisible y no le ve sentido a lo que pretende estar separado.
Considera al otro como parte de si mismo y desea que sea feliz como él; y es pacífico porque sabe que la violencia engendra más violencia y no resuelve ningún problema.
Un sabio es creativo porque sabe que lo nuevo, si es genuino será superior a lo anterior, simplemente por una cuestión de evolución.
No adopta ninguna religión en particular pero cree en todas en general, porque sabe que Dios es lo único real.
Un sabio no se vende, no acepta sobornos ni especula, sin embargo obtiene lo que quiere.
Como se siente seguro de si mismo no conoce los celos, el odio ni la envidia y trata a todos por igual sin discriminar.
Un sabio es amado y respetado por su sabiduría y todos quieren aprender de él; es poderoso porque es dueño de si mismo y aunque su humildad no tiene límites no existe nada ni nadie que lo domine.
Un sabio se concentra en lo que hace con tanta atención, que puede penetrar en la eternidad, porque pierde la noción del tiempo y del espacio cuando está plenamente identificado con su tarea y consustanciado con lo que crea.
No comete errores ni teme al fracaso porque el mundo y él son uno y lo que piensan los demás no le preocupa. Tampoco tiene dudas porque sabe escuchar la voz de su conciencia y confía en ella.
Cada persona tiene un sabio en su interior que permanece sofocado por una cadena de pensamientos intrascendentes a la espera de que hagan silencio para permitirle manifestarse, rescatar el momento presente y descubrir lo verdadero.
Los ancianos han aprendido a vivir, están libres de anhelos y pueden ser felices sólo con el esencial; saborean cada minuto como si fuera el último y se alegran hasta de respirar.
El conocimiento no es sabiduría, porque la ciencia sin conciencia es limitada y divide al mundo en fragmentos.
A lo largo de la historia muchos científicos fueron hombres pero sin duda las verdaderas sabias siempre han sido las mujeres.



Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

viernes, 9 de septiembre de 2011

Historia de la Universidad de Stanford

Una mujer en un desteñido vestido de algodón barato y su esposo,
vestido con un raído traje, se bajaron del tren en Boston, y caminaron
tímidamente sin tener una cita a la oficina de la secretaria de
Presidente de la Universidad deHarvard. La secretaria adivinó en un
momento que esos venidos de los bosques, campesinos, no tenían nada
que hacer en Harvard y probablemente no merecían estar en Cambridge.
'Desearíamos ver al presidente' dijo suavemente el hombre. 'El estará
ocupado todo el día' barbotó la secretaria. 'Esperaremos' replicó la
mujer.
Por horas la secretaria los ignoró, esperando que la pareja finalmente
se desanimara y se fuera. Ellos no lo hicieron, y la secretaria vio
aumentar su frustración y finalmente decidió interrumpir al
presidente, aunque era una tarea que ella siempre esquivaba. 'Tal vez
si usted conversa con ellos por unos minutos, se irán' le dijo. El
hizo una mueca de desagrado y asintió. Alguien de su importancia
obviamente no tenía el tiempo para ocuparse de ellos, y el detestaba
los vestidos de algodón barato y los raídos trajes en la oficina de su
secretaria. El presidente, con el ceño adusto y con dignidad, se
dirigió con paso arrogante hacia la pareja.
La mujer le dijo 'Tuvimos un hijo que asistió a Harvard por solo un
año. El amaba a Harvard. Era feliz aquí. Pero hará un año, murió en un
accidente. Mi esposo y yo deseamos levantar un memorial para el, en
alguna parte del campus' . El presidente no se interesó. El estaba en
shock. 'Señora', dijo ásperamente, 'no podemos poner una estatua para
cada persona que asista a Harvard y fallezca. Si lo hiciéramos, este
lugar parecería un cementerio.'
'Oh no', explicó la mujer rápidamente. 'No deseamos erigir una
estatua. Pensamos que nos gustaría donar un edificio a Harvard' El
presidente entornó sus ojos. Echó una mirada al vestido de algodón
barato y al traje raído, y entonces exclamó 'Un edificio! ¿Tienen
alguna remota idea de cuanto cuesta un edificio? Hemos gastado más de
siete millones y medio de dólares en los edificios aquí en Harvard!'
Por un momento la mujer quedó en silencio. El presidente estaba feliz.
Tal vez se podría deshacer de ellos ahora. La mujer se volvió a su
esposo y dijo suavemente '¿eso es todo lo que cuesta iniciar una
universidad? ¿Por qué no iniciamos la nuestra?' Su esposo asintió. El
rostro del presidente se oscureció en confusión y desconcierto.
El Sr. Leland Stanford y su esposa se pararon y se fueron, viajando a
Palo Alto, California, donde establecieron la universidad que lleva su
nombre, la Universidad Stanford, en memoria de un hijo del que Harvard
no se interesó.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

jueves, 8 de septiembre de 2011

El zorro y el leñador

Hace mucho tiempo una zorra estaba siendo perseguida por unos
cazadores cuando llegó al sitio de un leñador y le suplicó que la
escondiera. El hombre le aconsejó que ingresara a su cabaña. Casi de
inmediato llegaron los cazadores, y le preguntaron al leñador si había
visto a la zorra.
El leñador, con la voz les dijo que no, pero con su mano
disimuladamente señalaba la cabaña donde se había escondido. Los
cazadores no comprendieron la señas de la mano y se confiaron
únicamente en lo dicho con la palabra. La zorra al verlos marcharse,
salió sin decir nada.
Le reprochó el leñador por qué a pesar de haberla salvado, no le daba
las gracias, a lo que la zorra respondió: Te hubiera dado las gracias
si tus manos y tu boca hubieran dicho lo mismo.
Nunca niegues con tus actos y obras, lo que tú pregonas con tus
palabras o dichos
Autor : Anonimo

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

miércoles, 7 de septiembre de 2011

La vendedora de flores

La vendedora de flores sonreía, su arrugado rostroresplandecía de gozo.
Por impulso tomé una de sus flores.
- "Se le ve muy bien esta mañana", le dije.
- "¡Claro!", exclamó, "sobran los motivos".
Aquella mujer vestía tan pobremente y se veía tan frágil que su
actitud me intrigó.
- "Sobrelleva sus problemas admirablemente", la elogié.
Ella me explicó entonces:
- "Cuando crucificaron a Cristo un viernes, fue el día mas triste de
la historia. Y tres días después, resucitó. Por eso he aprendido a
esperar tres días siempre que algo me aflige. Las cosas siempre se
arreglan de una u otra manera en ese tiempo."
Seguía sonriendo al despedirse de mí. Sus palabras me vienen a la
mente cada vez que estoy en dificultades: "Hay que esperar tres días".

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

martes, 6 de septiembre de 2011

palabras que Hieren

El 14 de Octubre de 1998, en un vuelo trasatlántico de la línea aérea
British Airways tuvo lugar el siguiente suceso:
A una dama la sentaron en el avión al lado de un hombre de raza negra.
La mujer pidió a la azafata que la cambiara de sitio, porque no podía
sentarse al lado de una persona tan desagradable. La azafata argumentó
que el vuelo estaba muy lleno, pero que iría a revisar a primera clase
a ver por si acaso podría encontrar algún lugar libre.
Todos los demás pasajeros observaron la escena con disgusto, no sólo
por el hecho en si, sino por la posibilidad de que hubiera un sitio
para la mujer en primera clase.
La señora se sentía feliz y hasta triunfadora porque la iban a quitar
de ese sitio y ya no estaría cerca de aquella persona.
Minutos más tarde regresó la azafata y le informó a la señora :
"Discúlpeme señora, efectivamente todo el vuelo esta lleno … pero
afortunadamente encontré un lugar vacío en primera clase".
Sin embargo, para poder hacer este tipo de cambios le tuve que pedir
autorización al capitán.
Él me indico que no se podía obligar a nadie a viajar al lado de una
persona tan desagradable.
"La señora con cara de triunfo, intentó salir de su asiento, pero la
azafata en ese momento se voltea y le dice al hombre de raza negra:"
¿Señor, sería usted tan amable de acompañarme a su nuevo asiento?
"Todos los pasajeros del avión se pararon y ovacionaron la acción de la azafata.
Ese año, la azafata y el capitán fueron premiados y gracias a esa
actitud, la empresa British Airways se dio cuenta que no le había dado
demasiada importancia a la capacitación de su personal en el área de
atención al cliente, la empresa hizo cambios de inmediato; desde ese
momento en todas las oficinas de British Airways se lee el siguiente
mensaje:
"Las personas pueden olvidar lo que les dijiste,
las personas pueden olvidar lo que les hiciste,
pero nunca olvidarán cómo los hiciste sentir".

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

lunes, 5 de septiembre de 2011

Desiderata

Anda plácidamente entre el ruido y la prisa,
y recuerda qué paz puede haber en el silencio.
En cuanto es posible, y sin rendirte, mantén buenas
relaciones con todas las personas.
Dí tu verdad tranquila y claramente;
y escucha a los demás, incluso al aburrido
o al ignorante; ellos también tienen su historia.
Evita las personas ruidosas y agresivas,
ellas son molestas al espíritu.
Si te comparas con otros,
puedes volverte vanidoso y amargado;
porque siempre habrá personas más grandes
y más pequeñas que tú.
Disfruta de tus logros, así como de tus planes.
Mantén el interés en tu propia carrera,
aunque sea humilde;
ella es un verdadero tesoro
en los cambiantes azares del tiempo.
Ten precaución en tus negocios;
porque el mundo está lleno de trampas.
Pero no por eso te ciegues a la virtud que pueda
existir; hay mucha gente que lucha por altos ideales;
y en todas partes la vida está llena de heroísmo.
Sé tú mismo.
Especialmente no finjas afectos.
Tampoco seas cínico respecto del amor;
Porque frente a toda aridez y desencanto
el amor es perenne como la hierba.
Recoge mansamente el consejo de los años,
renunciando graciosamente
a las cosas de la juventud.
Nutre tu fuerza espiritual
para que te proteja ante la desgracia repentina.
Pero no te angusties con fantasías, no te
preocupes…
Muchos temores nacen con la fatiga y la soledad.
Junto con una sana disciplina,
sé amable contigo mismo.
Tú eres una criatura del Universo,
no menos que los árboles y las estrellas;
tú tienes derecho a estar aquí.
Y te resulte evidente o no,
sin duda el Universo marcha como debe.
Por lo tanto, manténte en paz con Dios,
de cualquier modo que lo concibas
y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones.
Mantén en la ruidosa confusión, paz con tu alma.
Con todos sus engaños, trabajos y sueños rotos,
este sigue siendo un mundo hermoso.
Ten cuidado.
¡Esfuérzate en ser feliz!
Texto encontrado en la vieja iglesia de Saint Paul, Baltimore en el año de 1693.
Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

domingo, 4 de septiembre de 2011

El halcón y la vieja


Era una vez una señora muy respetable acostumbrada al trato con pájaros. Sólo que los únicos pájaros que conocía eran las palomas.

Un día un halcón se  posó en su ventana. Ella lo observó y dijo: "Pero, qué pájaro desaliñado. ¡Qué desastre, es una vergüenza!…".
Tomó al halcón por la fuerza y con sus tijeras de podar le cortó las alas, excesivamente grandes, según ella. Con una tenaza le rebanó el pico, demasiado torcido, según le habían enseñado. Y, por último, le limó las garras, amenazadoramente fuertes y pensó, comparándolas con las de los únicos pájaros que conocía.
Luego volvió a mirar al halcón mutilado y moviendo la cabeza  con una sonrisa dijo: "Ahora sí, pareces un pájaro decente".
Madrid, J. y Henche, I. (2008): "Cuentos e historias para la educación sexual", en Loizaga, F. (2008): Nuevas técnicas didácticas en Educación Sexual. Madrid: McGraw-Hill.


Jaume Guinot
Ciudadano del Mundo

sábado, 3 de septiembre de 2011

El regalo del padre

Un joven muchacho estaba a punto de graduarse , hacia muchos meses que
admiraba un hermoso coche deportivo que vio en un concesionario,
sabiendo que su padre podría comprárselo le dijo que ese coche era
todo lo que quería.
Conforme se acercaba el día de graduación, el joven esperaba por ver
alguna señal de que su padre hubiese comprado el coche.
Finalmente, en la mañana del día de graduación, su padre le llamó a
que fuera a su habitación. Le dijo lo orgulloso que se sentía de tener
un hijo tan bueno y lo mucho que lo amaba.
El padre tenia en sus manos una hermosa caja de regalo. Curioso y de
algún modo decepcionado, el joven abrió la caja y lo que encontró fue
una hermosa Biblia de cubiertas de piel y con su nombre escrito con
letras de oro.
Enojado le gritó a su padre diciendo: "con todo el dinero que tienes,
y lo único que me das es esta Biblia" y salió de la casa. Fue tanta la
decepción del joven que se fue de la casa a hacer su vida.
Pasaron muchos años y el joven se convirtió en un exitoso hombre de
negocios. Tenía una hermosa casa y una bonita familia, pero cuando
supo que su padre que ya era anciano estaba muy enfermo, pensó en
visitarlo.
No lo había vuelto a ver desde el día de su graduación. Antes que
pudiera partir para verlo, recibió un telegrama donde decía que su
padre había muerto, y le había heredado todas sus posesiones, por lo
cual necesitaba urgentemente ir a la casa de su padre para arreglar
todos los tramites de inmediato.
Cuando llegó a la casa de su padre, una tristeza y arrepentimiento
llenó su corazón. De pronto, empezó a ver todos los documentos
importantes que su padre tenia y encontró la Biblia que en aquella
ocasión su padre le había dado.
Con lágrimas, la abrió y empezó a hojear sus páginas. Su padre
cuidadosamente había subrayado un verso en
Mateo 7:11
"Y si vosotros siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros
hijos, cuanto más nuestro Padre Celestial dará a sus hijos aquello que
le pidan"
Mientras leía esas palabras, unas llaves de coche cayeron de la
Biblia. Tenían una tarjeta del concesionario de coches donde había
visto ese coche deportivo que había deseado tanto. En la tarjeta
estaba la fecha del día de su graduación y las palabras: TOTALMENTE
PAGADO.

Meneame
Jaume Guinot
Ciudadano del Mundo

viernes, 2 de septiembre de 2011

LLORAR PARA LIBERAR EMOCIONES NEGATIVAS


Cuando lloramos, en la mayoría de los casos, encontramos como primera reacción el intento, por parte de nuestro entorno, de aplacar nuestro llanto. Son típicas expresiones como: No llores, Se te ve muy feo cuando lloras, Él/ella no merece tus lágrimas, El llorar no va a solucionar tus problemas, etc. Si bien estas expresiones buscan el consuelo en nosotros, ejercen el efecto contrario, dado que nos sentimos frustrados al no ser comprendidos.


http://www.dedicaselo.com/
Culturalmente LLORAR se ha asociado a DEBILIDAD, por ello muchas personas intentan reprimir el llanto, sobretodo públicamente. Esto emocionalmente es una bomba de relojería. Tanto las emociones positivas como las negativas han de ser expresadas logrando así un compendio emocional equilibrado.



EMOCIONES EXPRESADAS, EMOCIONES SUPERADAS

Dejando atrás los tabúes, LLORAR ES BENEFICIOSO PARA LA SALUD. Se produce una liberación de adrenalina, hormona segregada en situaciones de estrés, y noradrenalina, hormona que actúa como neurotransmisor que contrarresta el efecto de la adrenalina.

El efecto de ambas hormonas produce en el organismo una sensación de DESAHOGO y TRANQUILIDAD, el cuerpo se relaja y en muchas ocasiones la persona se queda dormida después de un episodio de llanto. Por ello, el dejar liberar todas estas emociones negativas que nos sobrepasan en determinados momentos de nuestra vida, ayuda al bienestar posterior y se convierte en un aprendizaje propio sobre como gestionarnos emocionalmente.

Tan beneficioso es REIRSE como lo es LLORAR, puesto que ambos son estados emocionales innatos en el ser humano que lo ayudan a liberar emociones tanto positivas en el caso de la risa, como negativas en el del llanto. Las dos formas de expresión de sentimientos son necesarias para que la persona gestione correctamente su estado de ánimo. De la misma manera que el fijarse en tan sólo una de ellas, como el hecho de estar todo el día riendo reprimiendo el llanto, o todo el día llorando reprimiendo la risa, suponen un malestar emocional difícil de controlar.

Por tanto, que no nos de miedo el expresar como nos sentimos, primero nos ayudará a sentirnos mejor y segundo ayudará a que las personas que nos rodean y nos quieren entiendan cuál es nuestro estado de ánimo y puedan actuar en consecuencia siempre respetando que para nosotros es necesario estas formas de expresión.

Ciara Molina
Psicóloga


Jaume Guinot
Ciudadano del Mundo