viernes, 23 de septiembre de 2011

Conspiración oculta

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
Su conspiración para dominar el mundo pasaba desapercibida, pues la
desarrollaba y dirigía desde una carnicería del barrio antiguo. Desde
allí aprovechaba su trato con las clientas para ir introduciendo de
manera subrepticia consignas e insinuaciones, encaminadas todas a
tejer la trama del nuevo orden. Con el tiempo fue modelando el mundo a
su antojo, y cuando por fin decidió que las condiciones eran las
idóneas para darse a conocer, fue a un programa de televisión y contó
que, desde aquel momento, mandaba él. Cuando le cortaron la palabra
para dejar paso a los anuncios, hizo que despidieran al presentador.

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario