viernes, 16 de septiembre de 2011

Pilas de corta duración

de Cien Palabras de Jordi Cebrián
No me quedaban pilas de recambio, así que he bajado a una tienda que
hay cerca de mi casa, que abre hasta muy tarde. Allí me han explicado,
muy amables, que por algún problema de suministro sólo tenían ahora
pilas planas y unas pequeñas que se usan para los relojes y las
calculadoras. A esas horas todas las demás tiendas de mi barrio
estaban cerradas y no podía ir hasta el centro, donde siempre hay
tiendas abiertas. Así pues he vuelto a casa, y me he sentado a
escribir este cuento, antes de que se me acaben del todo las

Jaume Guinot
Ciudadano del mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario