viernes, 30 de diciembre de 2011

Aplicar Feng Shui en la vida cotidiana

Feng Shui

El principio básico del Feng Shui es vivir en armonía con tu hábitat, de modo que la energía que te rodea trabaje en tu favor y no en tu contra.
Según el feng shui la energía  proviene de todos los elementos de tu casa, donde interactúan los colores, la orientación, las disposición de las puertas, ventanas, espejos y baños tienen una acción positiva o negativa, también es fundamental contar con los cuatro elementos de la naturaleza, agua, tierra, fuego y aire.
En el Feng Shui no sólo hay Ying-Yang, tampoco sólo hay Ssu Hsiang, Pa Kua o Wu Xing.
El  Feng Shui es mucho más complejo de lo que conocemos normalmente los occidentales.
En principio el Feng Shui estudia los factores principales que influyen en las personas o cosas, como el "Chi", el campo magnético, la luz, el campo electromagnético, el agua, etc. Luego, hay que mirar a cada persona según el año, la fecha y la hora de su nacimiento para saber qué tipo de equilibrio  le conviene, o qué cambio hay que hacer en su vivienda, o lugar de trabajo, etc. Si hay que hacer alguna modificación con obras, también hay que saber cuándo y a qué hora hacerla basándose en el calendario chino, es decir, el calendario lunar.
Bueno pues nada a probar con el Feng Shui y hacer las modificaciones en nuestro entorno (que nos podamos permitir) y ver como nuestra vida fluye con energías mejor canalizadas.


Jaume Guinot
Ciudadano del Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario