miércoles, 18 de enero de 2012

El Ahora


Cuenta una historia que el sabio Confucio animó a uno de sus discípulos a caminar por un bosque.

Mientras el maestro paseaba distraídamente, silbando y observando los árboles y los pájaros con los que se iba cruzándose por el camino, su acompañante parecía nervioso e inquieto.
No tenía ni idea a dónde se dirigían.
Harto de esperar, finalmente el discípulo rompió su silencio y le preguntó: ¿ A dónde vamos ?…. Y Confucio, con amable sonrisa en su rostro, le contestó: "ya estamos".


Jaume Guinot
Ciudadano del Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario