domingo, 1 de enero de 2012

Sobre el Feng Shui. Una mirada general.

Sobre el Feng Shui.

Una mirada general.

Se le conoce como una práctica milenaria china, pero de su antigüedad no se sabe con exactitud, aunque se supone que si el I Ching fue escrito hace unos 3000 años en feng shui debe tener una antigüedad superior a los 3000 años.
Tuvo su desarrollo en las casas de las familias imperiales y de los nobles de China, con el nombre de "Aplicaciones de emperadores y reyes", y se afirma que es una ciencia basada en el estudio y observación, a través de miles de años, de las fuerzas y formas que rigen los flujos de energía de tiempo y espacio en la naturaleza.
Esta filosofía o este arte de vivir, está basado en la influencia de los cinco elementos, agua, madera, fuego, tierra y metal y cómo interactúan estos elementos entre sí, y su influencia en los seres humanos. Estos cinco elementos tienen un ciclo creativo y un ciclo destructivo.
El feng shui estudia el ciclo creativo y el ciclo destructivo, para llegar a una armonía total entre sus energías, y si determinamos que una casa o un hábitat es un mundo, el ser humano puede vivir en equilibrio dentro de un paisaje equilibrado.
La simbología del Yin Yang es esencial para el Feng Shui, significa la representación de opuestos pero que no están en oposición, son complementarios y se necesitan uno al otro para coexistir.
En la antigua China, hasta las tumbas eran orientadas según los principios del Feng Shui, en nuestros tiempos, edificios como el World Trade Center de Nueva York y el Banco de Inglaterra fueron construidos con los principios del Feng Shui.
Hoy ya son muchos los arquitectos que orientan sus proyectos y decoraciones basándose en el Feng Shui, creando ambientes armónicos a la vez que confortables. Perros guardianes, esferas de cristal, fuentes de agua, molinos de viento y piedras semipreciosas, se cuentan entre los objetos más utilizados, conjuntamente con la combinación de colores y tonos más apropiados.
Hasta aquí por hoy, deseando haberles sido útil de alguna manera, al menos instructivo, y por supuesto nuestra habitual despedida de pasar un buen día y una mejor noche.


Jaume Guinot
Ciudadano del Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario